miércoles, 30 de noviembre de 2011

ARRIVEDERCI





-Vuelvo enseguida, espero.


 

17 comentarios:

  1. Aquí quedamos esperando, no tardes...

    (Y muy bueno el montaje de la nueva producción)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Eso espero, que sea enseguida.

    No sé porque has puesto las lágrimas esas, todos vamos a llorar tu ausencia...

    De tu montaje me quedo con el sabor de la Música, con el olor de Amanecer y con el color de la Lantana...

    Ya hablaremos, ya...Nos quedan los lunes de la Plaza,hablaremos.

    Echaré de menos tus comentarios en mi ventana, lo sabes....

    MILES DE BESICOS.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ah, se me olvidaba! NO me gustan los candados.

    ResponderEliminar
  4. Estoy confusa, Presi.
    Por un lado, me preocupa ese candado, esa lágrima que escapa de un ojo y ese montaje lleno de nostalgia; por otro, me alienta ese "vuelvo enseguida".
    No sé, no sé.
    En cualquier caso, respeto tu decisión y aquí estaré, a la espera.
    Hoy, te abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Me ha dado un vuelco el corazón al leer el título y ver el candado...

    ResponderEliminar
  6. bonito video, acordándose de todos.Saluditos

    ResponderEliminar
  7. Seguiremos por aquí.
    Gracias por la peliculita. Y por acordarte de mi Asoma.
    Un abrazo de los grandes.

    ResponderEliminar
  8. Arrivederci professore...No tardes

    ResponderEliminar
  9. Esos besos finales, Thornton, son los que siempre soñamos y nunca pudimos compartir ni disfrutar.
    Ahora, en este período de descanso merecido, con tu familia, música, libros y deportes, podrás relajarte y vivir, siempre vivir con la intensidad que te caracteriza.
    Mi única solicitud: no olvides a los amigos.

    Un inmenso abrazo, Thornton.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Sean, una muestra más del hacer del viejo estafador.
    Quería participar en tu entrada anterior. Pero valga aquí.
    Con el permiso del Sr. Kavafis (yo no me atrevo a llamarle Konstandinos).




    Frente a nosotros
    como una fila de velas encendidas,
    -radiantes, cálidas y vivas-
    están los días del futuro.

    Los días del pasado son
    esas velas apagadas.
    Las más cercanas todavía humeantes,
    las más lejanas encorvadas, frías,
    derretidas.
    No quiero verlas. Me entristece
    recordar su brillo.
    Frente a mí miro las velas encendidas.

    No quiero mirar atrás y asustarme:
    cuán rápido la negra fila avanza,
    cuán rápido las velas apagadas crecen.




    Hasta pronto.
    Tu fiel Cármides.

    ResponderEliminar
  11. Hasta siempre. Cuando vuelvas aquí estaré esperándote con dos copas en la mano. Un beso muy largo.

    ResponderEliminar
  12. -Vuelve enseguida, te espero.
    Abrazos grandes maestro.

    ResponderEliminar
  13. Sé que llego tarde, pero ayer, cuando los miembros asistentes del Club, abandonávamos las mesas de la Cafetería en la Plaza de Belluga sobre las trece horas, encontré en el suelo unos apuntes manuscritos apresuradamente a lápiz por el biógrafo del Presidente Thornton, y que bajo el seudónimo de “cuñado paco”, los que gozamos de la suerte de estar más cotidianamente cercanos al Presidente, sabemos que hace tiempo lo sigue y acompaña atentamente para en su día escribir y publicar su Biografía. Pude leer apresuradamente y con gran pesar que en este memento, digo, corroboro, antes de devolverle los apuntes al citado biógrafo, entre otras muchas anécdotas maravillosas y profundos pensamientos que en los dos días anteriores al 31 de octubre había realizado o expresado el Presidente, que pensaba clausurar el Club durante un tiempo para dedicarse a meditar. Hoy, al venir al Club, compruebo que la decision ha sido llevada cabo.. No especificaba el biógrafo en sus apresurados y casi ilegibles apuntes los temas de meditación. Cuando se publique la Biografia quizá lo sabremos.

    Que la noticia del cierre era cierta ya es evidente, pero ayer no me comento nada al respecto el adusto biógrafo al devolverle los papeles. Espero que sea para bien tuyo y del Club Presidente, y que cuando vuelvas a abrirlo, aquí nos encontraras esperando, yo al menos, nos deleites con tus produciones, las nuevas experiencias adquiridas y tu acrecentada sabiduría.….

    Hasta entonces, un abrazo.

    Nicolás.

    ResponderEliminar
  14. Amigo, lo único que espero es que estés bien. No sé, como es tan misterioso me dejas sorprendido. Para cualquier cosa, ya sabes... sabes dónde estoy y sabes de gente que tiene mis datos.

    ResponderEliminar
  15. Mi querido Profe, una despedida triste/romántica/esperanzada...también me queda algo agridulce...tanto beso me encanta, pero esa música...no sé...y el arriverdeci puede ser un hasta luego y un adiós más largo...en fin...que estoy aquí especulando como una alumna a la que le dicen que su maestro prefe no vendrá en un tiempo.
    Sea como sea, sabes que te espero. Un abrazo bien grande.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo2/12/11 0:25

    Bueno, y yo que aparecía tímidamente por aquí con la sana intención de acostumbrarme a estas orillas.. y ahora debo esperar el regreso. No importa, como algo tarde llegué, tendré timepo de ir desgranando cada uno de los post que no he leído. Será un buen conocimiento hasta tu regerso. Que todo vaya bien. Tanci

    ResponderEliminar