jueves, 18 de marzo de 2010

TENORES

La música además de proporcionarnos el placer de escucharla, nos hace otro regalo: hablar de ella.
Recuerdo una velada musical en mi casa. Entre los contertulios mi doctor favorito, Eduardo Melendreras, pozo inagotable de anécdotas y conocedor de todas las voces que se hayan atrevido a cantar. Charlábamos sobre tenores.

Como indica Harold C. Schomberg los tenores siempre han sido considerados como gente excéntrica y consentida. El tenor es un héroe en el escenario y tiende a actuar en su vida privada de la misma manera. Acostumbrado al aplauso en escena, lo reclama también fuera de ella.

Bernard-Shaw afirmaba que son tan escasos los buenos tenores que debemos perdonar sus altas dosis de estupidez a cambio de un "do di petto". Nos cuenta Harold C. Schomberg que los tenores fueron separados de la raza humana: “Hombres, mujeres y tenores”. Gatti – Casazza , mítico intendente del Met, cuando trataba con algún artista caprichoso o estúpido, se encogía de hombros y decía: “cabeza de tenor”.

Luigi Ravelli, gran tenor de 1881, fue contratado para el estreno de una nueva ópera. Al enterarse de que en ella el tenor moría asesinado por el barítono se negó a actuar. Finalmente accedió a cantar, pero sólo con la condición de que recibiría un funeral con gran pompa en el escenario.

Todo esto son celos. Ningún instrumento alcanza la belleza de la voz, y entre todas las voces la de tenor es la más bella. Victoria de los Ángeles decía que la voz más apropiada para un hombre era la de barítono pero que cuando escuchaba al tenor Jussi Björling cantar La Boheme, lloraba de emoción. Todos envidiamos a los tenores.

Mis tenores favoritos, los que me hacen compañía, se los apunto a continuación: Enrico Caruso. Jhon McCormack, Tito Schipa, Beniamino Gigli, Lauritz Melchior, Wolfgang Windgassen, Jon Vickers, Georges Thill, Jussi Björling, Fritz Wunderling, Mario Del Mónaco, Franco Corelli, Giuseppe Di Stefano, Carlo Bergonzi, Miguel Fleta, Alfredo Kraus, Luciano Pavarotti y Plácido Domingo , al que deseo una feliz recuperación.

Y el ganador es... ¡JUSSI BJÖRLING!






video