jueves, 18 de marzo de 2010

TENORES

La música además de proporcionarnos el placer de escucharla, nos hace otro regalo: hablar de ella.
Recuerdo una velada musical en mi casa. Entre los contertulios mi doctor favorito, Eduardo Melendreras, pozo inagotable de anécdotas y conocedor de todas las voces que se hayan atrevido a cantar. Charlábamos sobre tenores.

Como indica Harold C. Schomberg los tenores siempre han sido considerados como gente excéntrica y consentida. El tenor es un héroe en el escenario y tiende a actuar en su vida privada de la misma manera. Acostumbrado al aplauso en escena, lo reclama también fuera de ella.

Bernard-Shaw afirmaba que son tan escasos los buenos tenores que debemos perdonar sus altas dosis de estupidez a cambio de un "do di petto". Nos cuenta Harold C. Schomberg que los tenores fueron separados de la raza humana: “Hombres, mujeres y tenores”. Gatti – Casazza , mítico intendente del Met, cuando trataba con algún artista caprichoso o estúpido, se encogía de hombros y decía: “cabeza de tenor”.

Luigi Ravelli, gran tenor de 1881, fue contratado para el estreno de una nueva ópera. Al enterarse de que en ella el tenor moría asesinado por el barítono se negó a actuar. Finalmente accedió a cantar, pero sólo con la condición de que recibiría un funeral con gran pompa en el escenario.

Todo esto son celos. Ningún instrumento alcanza la belleza de la voz, y entre todas las voces la de tenor es la más bella. Victoria de los Ángeles decía que la voz más apropiada para un hombre era la de barítono pero que cuando escuchaba al tenor Jussi Björling cantar La Boheme, lloraba de emoción. Todos envidiamos a los tenores.

Mis tenores favoritos, los que me hacen compañía, se los apunto a continuación: Enrico Caruso. Jhon McCormack, Tito Schipa, Beniamino Gigli, Lauritz Melchior, Wolfgang Windgassen, Jon Vickers, Georges Thill, Jussi Björling, Fritz Wunderling, Mario Del Mónaco, Franco Corelli, Giuseppe Di Stefano, Carlo Bergonzi, Miguel Fleta, Alfredo Kraus, Luciano Pavarotti y Plácido Domingo , al que deseo una feliz recuperación.

Y el ganador es... ¡JUSSI BJÖRLING!






73 comentarios:

  1. Hoy has decidido matarnos con tanta belleza, está escuchado, con el cuerpo en trance y los ojos cerrados, como corresponde.

    Me gustó la ironía, "cabeza de profesor", pedazo de aficionado, maravilloso contador de anécdotas.

    Tan en trance me pusiste que lanzo una botella con mensaje dentro, que un pájaro me dijo que le encantaría conocerte. Por supuesto, en buena compañía: Cabopá si se deja, Antonio Parra Sanz si puede y el lujo de un matrimonio de cine, nuestro José y nuestra Paloma. La mía es mala, claro.
    Cartagena no queda lejos en un domingo de resucitados.
    Para más señas, sendos correos electrónicos, el de José y el mío propio.
    Sobra decir que sin compromisos.

    Un abrazo comprometido con la ópera, estimado Presi.

    ResponderEliminar
  2. Sabía que le faltaba algo a este club único y maravilloso, pero entre tantas cosas buenas no había llegado a saber el qué era eso que le faltaba. Ahora me doy cuenta de que era la música. Y como no, has elegido la idónea, la que más le va. No me queda otro remedio que levantar mi copa y brindar, una vez más, por usted, maestro.
    Abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuánta belleza en este disco! Lo tuve en cinta de cassette (creo que la conservo aún) y después en cd... ¿Te imaginas, Manrico amigo, -por aquello de los sueños imposibles- que un día apareciera alguna grabación privada de una de aquellas dos funciones de «Il trovatore» que cantó con Callas en Chicago en 1955...?

    Ni uno sólo de los nombres de tu lista me sobra (y desde luego me alegra mucho ver en ella a Vickers) aunque alguno echo en falta: a pesar de sus limitaciones (pero... ¿qué tenor no las tiene?) la de Carreras fue una voz maravillosa y hay algunas grabaciones suyas absolutamente inolvidables, Y a pesar de su irregularidad, la de Aragall también.

    Te cuento una anécdota: en 1992, un sábado pillé ya empezada la retransmisión semanal de ópera de Radio 2 (hoy Radio Clásica), pero me puse a grabar pese al disgusto. Era una ópera de Dvorak que yo no conocía (y ahora mismo no sabría decirte si se trataba de «Dimitrij» o de «El jacobino»). El protagonista lo cantaba (la representación no era en checo sino en alemán) un joven tenor con una voz que me hechizó nada más empezar a escucharle: "Björling revivo", pensé. No lo era, pero casi. 18 años después sigue en la brecha, la voz acusa hoy el esfuerzo exigido por el repertorio pesado (wagneriano fundamentalmente, pero también el Verdi más dramático)...

    Como habrás adivinado ya hablo de Ben Heppner, que a lo largo de estos años me ha devuelto en varias ocasiones sensaciones que creía ya imposibles... Su «Tristan» de Paris con Salonen (y la Meier) es muy bueno, si no directamente sensacional.

    P.S.: Y por cierto, respecto del comentario en una entrada anterior, que se me pasó mientras me disculpaba con Isabel (un abrazo, preciosa): ¡Claro que me acuerdo de aquella velada en tu casa, cómo iba a olvidarla!

    ResponderEliminar
  4. Bien elegida este tenos y esta magnífica pieza. La verdad es que a alguien que canta de esta guisa se le pueden perdonar muchas estupideces.
    Fantástica entrada. Ha sido un placer venir a disfrutar y aprender.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Isabel, dime que vino es bueno para tomar con toda esta belleza.

    ResponderEliminar
  6. Una tarde, después de comer un bocadillo de atun, llegó un señor corriendo, puso dos prótesis de rodilla y se marchó a la misma velocidad. Ahora, cuando tu le has puesto nombre, yo le pongo motivo: iba a escuchar ópera mientras yo me quedaba a reponer las piezas de la operación. Yo escuchaba a Sabina. Él a Kraus. Yo eruptaba el atún del bocadillo. Él, alguna exquisitez musical.

    Salud.
    Perich

    ResponderEliminar
  7. Cada día que pasa mi admiración hacia ti aumenta.
    Con todas tus entradas aprendo, leyendote a ti y a todos los que participan, me encanta lo que ha escrito Angel Paniagua.
    Bueno y marcho un poco triste e impotente al comprobar lo ignorante que me siento en este tema.

    Hala, me voy a ver si escucho algo a ver si aprendo.
    Bona nit

    ResponderEliminar
  8. Nunca he entendido de tenores, quizás porque nunca he entendido de muchas cosas...Mi primer acercamiento, claro está, fue el más comercial...Pavarotti. Hace poco vi un video suyo cantando "Perfect Day" junto a Lou Red, rockero al que tengo devoción casi religiosa.

    Me gusta entrar a tu club porque siempre aprendo algo, porque eres maestro, porque sabes acercar la belleza a los tipos como yo, a los que no entendemos de muchas cosas. Eso es algo muy grande, algo por lo que te admiro y me siento en deuda contigo.

    Un fuerte abrazo maestro.
    Fumador.

    ResponderEliminar
  9. Thornton, gracias por esta entrada maravillosa. Bueno, tantas cosas que no sabía, como ese comentario de la gran Victoria de los Angeles, esas otras anécdotas. Es maravillosa la voz de tenor. De hecho cualquier vocalidad es maravillosa si hay una buena voz detrás. Sobre el divismo de los t enores, vale, pero no sé yo si el de las divas sopranos no es peor... Kathleen Battle iba en limousine por San Francisco, de esas en que el cristal separa al conductor, y sintió que el aire acondicionado estaba demasiado alto. Ni corta ni perezosa cogió el móvil o el teléfono del coche y llamó a su representante en New York para que llamara a la casa de las limousines para que llamaran al chófer de su limousin para que bajara el aire. Prefiriió conferenciar por medio mundo antes que dar ella con los nudillos en el cristal y decir: oiga, le molestaría bajar el aire?, demasiado prosaico para una diva.

    El domingo estuvimos en el Liceo: La fille du Regiment. Un tenor extraordinario, valenciano, Antonio Gandía. Apunta ese nombre.

    Me gusta observar que son ya más cosas las que nos unen. Como en la admiración hacia Björling.

    ResponderEliminar
  10. Por cierto, escríbeme en ramon.eastriver (arroba)gmail.com, es que no se como dar con tu mail.

    ResponderEliminar
  11. AU FOND DU TEMPLE SAINT.Jussi Björling. Mejor no hacer comentario y escucharlo. Gracias thornton.

    ResponderEliminar
  12. Hoy me levanto un poco más tarde. Anoche festejé la onomástica (aquí el santo) de mi compañera (me gusta más que esposa) con parte de su familia, los más pelmazos entre los pelmazos y con vicioso incluido.Gracias al vino y al orujo se pueden soportar. !Cómo gritan!.
    Resacoso me levanto y como un autómata abro el blog de Sean. Podría hacer algún comentario pero sería tan simplón que mejor no lo hago. Es posible que se me respondiera que esto no aguanta ningún análisis, que solamente hay que ver en él a un "abuelo pijón".

    Dicen que el que escribe un texto en él se desnuda. Sin duda por éste debes tener un cuerpo apolíneo por lo de sereno y elegante.

    Como mi natural no es lo de arriba (Te recuerdo que te pedí con insistencia el cargo de malasombra oficial) concluyo que no te equivoques: las sensaciones que percibo tienen su origen en el tenor. Tu único mérito es presentarlo en la entrada.

    Sean, además de Presidente-adjunto (interino) encargado de bienvenidas, desearía me encargaras de tu guardia pretoriana y así no premitir que nadie tuviera acceso a tu desnudez, excepto yo.

    Atentamente.

    ResponderEliminar
  13. Magnífica entrada Thornton.
    Menuda felicitación en mi santo.
    Gracias amigo.

    ResponderEliminar
  14. Isabel,"en trance y con los ojos cerrados" tú sí que sabes. Qué "Pescadores de Perlas" y qué Björling, el Caruso sueco.
    Marcho de viaje toda esa semana, Logroño, sus alrededores y sus vinos. Te escribiré a tu correo.
    Un beso de tenor a soprano.

    ResponderEliminar
  15. Pepe Pereza, eres muy amable conmigo y te lo agradezco, ya sabes, los mimos nunca están de más.
    Daniel y Ana me tienen enganchado, temo siempre leer -Fin-.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Ángel,Björling-Callas-Chicago-55...¡Ojalá! Mientras nos conformaremos con el Manrico del 52 con la Milanov.
    Bien apuntado, Carreras y Aragall tenían que figurar. Precisamente acabo de escuchar "West side story". Carreras está magnífico, hasta parece que se lleve bien con Lenny.
    El Tristan de Heppner es de los de antes. Hace poco le escuché unos lieder de Mahler, quedé paralizado.
    Bueno Ángel, maestro, un abrazo muy fuerte.
    P.D. No me quedó claro si aquella nota aguda la daba Pavarotti o Sutherland. Melendri dice que tú tenías razón.

    ResponderEliminar
  17. Mercedes, eso pienso yo también. Que son caprichosos y algo estúpidos, que lo sean pero que nos regalen esas voces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Mª Jesús, qué buen gusto tienes. Has asociado este dúo con el buen vino. La sumiller nos dirá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Perich, lo que me extraña es que Melendri no escuchara ópera operando, lo creo capaz.
    Sabina es grande, no tiene voz de tenor pero es grande, y poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Madison, la admiración la tengo yo por ti y por tus cartas. Tú sí eres una creadora, yo soy un simple observador.
    He colocado sin previo consentimiento tu fotografía en mis recomendaciones. Espero que no te moleste, la intención es buena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Fumador, mientras te contesto estoy escuchando Perfect Day, Lou Red sin Pavarotti, entiendo tu devoción por él. Aquí aprendemos todos de todos.
    Leí tu relato "ojos de barro" y quedé bloqueado. Pensé en mis nietecicos. Qué manera de escribir, qué suerte la tuya.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Ramon, a las soprano también les llegará su turno. Me apropio, con tu permiso, de la anécdota de la Battle, es genial.
    Qué suerte tener cerca El Liceo y tener el buen gusto de ir. Tomo nota de A.Gandía. Gracias.
    Un abrazo.
    P.D. Te mandaré un correo.

    ResponderEliminar
  23. Farallón, veo que eres un experto también en asuntos operísticos. Gozas de un paladar exquisito. El cine y la ópera hacen buenas migas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Serrano, felicita a tu compañera de nuestra parte. A mí me gusta llamarle "mi chica", pasan los años y la sigo viendo como la chica de la película.
    Como bien dices, el que escribe, de alguna manera se desnuda ante los demás. Veo dificil que puedas impedir que otros vean mis limitaciones. Pero aquí, si te das cuenta, todos estáis por agradar. Y tú, que lo sepas, eres un sentimental que no servirías para malasombra aunque te lo propusieras.
    Un abrazo.
    P.D. Vaya familia la de tu mujer. Por nadie pase.

    ResponderEliminar
  25. José Martón, feliz, feliz en tu día...
    Me alegro que te haya gustado el dúo de "Los pescadores de perlas".
    Un abrazo, y nos debes una ronda. ¡VIVA EL QUE GASTA!

    ResponderEliminar
  26. Pepe Pereza, qué fallo, no te he felicitado por tu santo. Te deseo un buen día, que seas malo, que te portes mal, que bebas mucho...¡TODO EN EXCESO!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hoy es a mí a quien se le cae la baba.

    Soy de los que a duras penas conoce el repertorio y admiro con gran envidia a los que no sólo lo dominan, sino que además distinguen los repartos e incluso las diferentes épocas de los intérpretes.

    Pero mi admiración no ha terminado con la entrada, ya que he seguido babeando con los comentarios, especialmente con los de Ángel y Ramon.

    Así que por hoy no me queda más que fregar el suelo a mi alrededor para no patinar con mi propia saliva de camino a la barra donde alzaré mi copa cual Alfredo y os propondré que "bebamos en los alegres cálices que hacen florecer la belleza", pero con mi voz de barítono beodo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. María Jesús, aquí vengo con lo más adecuado a tanta belleza: Vega Sicilia del 82. No merece menos.
    Por supuesto, para todos.

    Thornton, eso de La Rioja le suena a música celestial a esta sumiller. En Haro, pásate por unas cuantas bodegas (López de Heredia o Muga, que están muy próximas) y tráete unos caldicos para el club. ¡Qué envidia más mala y cochina me das!

    Digo que alucino. Me gusta la ópera, la oigo y la canto cuando no hay nadie cerca, pero no llego a sus alturas, estimados contertulios, aunque aprenderé con ustedes.
    ¡Cómo me gusta este club!

    ResponderEliminar
  29. Madre mía, aquí hay nivel.Callo, escucho y bebo los acertados vinos de nuestra exquisita sumiller. Me alegra ver que nadie lleva etiqueta en el club.
    Yo tan solo aportaré la vertiente "material de lectura". Ya que os habéis descolgado con anécdotas, os recomiendo el libro del gran experto Roger Alier titulado "Sotto voce" donde se recogen multitud de anécdotas relacionadas con la ópera, una diversión para aficionados y mitómanos. Un saludo para el maestro y su coro.

    ResponderEliminar
  30. Muchas gracias por felicitarme. Si vienes por Logroño podremos echarnos un vaso de vino. Supongo que ya sabes que vivo aquí, es decir, en Logroño y como te he leído que vienes pues que menos que quedemos. Mi nº de móvil es 626 74 31 64 hazme una llamada y nos vemos. Para mí sería todo un placer.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  31. Tan estimado como excelentísimo Sr. Zorton:
    El motivo de mi misiva es expresarle mi más sincera felicitación por esas primorosas entradas que usted elabora y entrega ininterrumpidamente en el colorista y selecto blog de su digna dirección: Enjundiosas, amenas, y bien documentadas.
    Como dirían mis hijos adolescentes, “se lo curra usted mogollón”.
    Y no contento con ello, todavía tiene suficientes arrestos para replicar pacientemente a la legión cuasi centenaria de comentaristas que invariablemente dejan sus impresiones en ese distinguido club.
    Y ante tamaña dedicación, me asaltan varias dudas:
    ¿De qué vive usted?
    ¿Es rico por apellido?
    ¿Lo es por rama consorte?
    ¿Se acaba de divorciar de una señora tan insoportable como desahogada?
    ¿Le ha tocado la Bono-Loto?
    O mejor aún: ¿Es usted concejal de urbanismo de alguna parroquia murciana?

    Esperando sus respuestas (para aplicármelas sin demora), se despide suyo afectísimo

    Tordon el currante.

    ResponderEliminar
  32. Me siento un poco des-úbicada (si se puede decir o escribir)ante, tanto amante y practicante del "bellecanto"....Escucho alguna vez ópera en Radio Clásica (RNE-2)Sólo he ido una vez en mi vida a ver y escuchar ópera:"Carmen"...No osbstante me gusta la Música Clásica la escucho cuando escribo, leo e incluso en festivos haciendo taréas domésticas...
    Quizás sea la "nota discordante" en este club de musicologos y bebedores de quintos de cerveza, Sí se me apliqua desde ahora el "derecho de admisión"...Espero qué no. Sé del buen royo y de la tolerancia que proporcionan los "quintos". Además tengo por seguro que aquí hay que venir para aprender y beber de la maestría, que ejerce con estas entradas de nuestro querido Presidente...que nos pone siempre en el brete de responder a llamadas tan suculentas. No, no, ya no podría pasar sin vosotros. Así que par todos los "solesmíos" del club, os mando muchos BESICOS.
    Y como siempre uno especial para mi querido profesor jubilado...BESICO y féliz viaje por esas tierras de buen vino.

    ResponderEliminar
  33. Ah,los quintos de cerveza,las alendricas fritas,las olivicas partías,la hueva,la mojama,el salao,las habicas tiernas....Las conozco muy bien,las practico a la perfección..
    Más besicos.

    ResponderEliminar
  34. Cabopá, como sabes estoy de nuevo en la mesa de la ventana. Los quintos de estrella están helados y hoy, día de San José, Padre Putativo, mejoro (si esto es posible) las almendras con huevas de diferente tipo y josefas. Desde aquí oiremos a los tenores que nuestro ínclito presidente y compañeros de club nos seleccionen.

    ResponderEliminar
  35. Excelso y esclarecido presidente, ¿Me da usted permiso para ser malasombra?. No obstante, en este club lo tendría difícil.

    ResponderEliminar
  36. Jose, felicidades, un poco tarde pero aún a tiempo. Ahí os he puesto a todos mis tenores. Cada uno debería tener su entrada particular, pero ya sabes cual es mi estilo: mostrar y cada cual que profundice lo que le pida el cuerpo. Marcho a tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Isabel, vaya caldo, y del 82. Como nos vea Björling, deja de cantar y se echa un trago.
    Visitaré esas bodegas que me recomiendas. Voy con unos amigos que dan sed, así que el bebercio está asegurado. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
  38. Carlos, profesor, ya sabes que tus recomendaciones no caen en saco roto. Ya he tomado nota.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Pepe Pereza, gracias por tu confianza. Haré lo imposible por llamarte, también tengo ganas de estrecharte la mano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Tordon, no creas, las entradas me salen solas. Recuerdo y escribo.
    Pedí auxilio hace algún tiempo porque me devoraba el blog. He aprendido de todos vosotros, me he organizado y ahora puedo con todo: cine, ópera, lectura, amigos, nietos,tenis, golf...
    He de confesar que siempre he vivido entre "la pérgola y el tenis". Sí, soy rico. Mi chica tiene un sueldo magnífico y todo me lo entrega a mí, como Dios manda.
    Lo de contestar a todos es porque me lo pide el cuerpo. Parece que así, de verdad, estemos tomándonos una copa en el club.
    Un abrazo, socio nº1.

    ResponderEliminar
  41. Cabopá, ¿desubicada? Donde estés tú, está la presidencia.
    Entre escuchar a un gran tenor o tomarme unos quintos con mis amigos, no lo dudo: que vayan enfriándolos.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  42. Serrano, malasombra no, ya te lo he dicho, no podrías.
    Ya ves que tus quintos tienen más demanda que el champagne. ¿Será por tu encanto?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. No sé de ópera, sí suelo ir a la Sinfónica, me chifla el blues desde mi juventud...y no te digo del rock de todo tipo!
    Pero me ha encantado leerte, es un gusto aprender contigo, montón de gracias. Diviértete, besos y besos

    ResponderEliminar
  44. Virgi, rockera, por si algún día te decides a escuchar ópera ya tienes el nombre de unos cuantos tenores. En una entrada anterior "Ópera", contaba mi proceso de acercamiento: Rigoletto, Traviata...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Anda que no me siento ufana ni nada desde que vi mi foto ahí entre otras que sí son fantásticas.

    Pd. No se poner fotos así en mi blog, ¿es dificil?

    ResponderEliminar
  46. Sean, estás en lo cierto: es por mi encanto.

    ¿Conocéis el aforismo del jubilado feliz?.
    Mejor que un sueldo, dos y nada como no pagar las deudas.

    ResponderEliminar
  47. Me atrevo a mencionar al incombustible alemán Peter Schreier, de variado repertorio y referencia para bachianos. Claro que el tenor lírico para muchos es "menor". Saludos al Personal y felicitaciones a Pepas y Pepes, que aún estamos dentro de la octava.

    ResponderEliminar
  48. Madison, lo que yo sea capaz de hacer en esto de los blogs, lo hace cualquiera. Soy un patoso de primera.

    AÑADIR FOTOS:
    - Acceder
    - Diseño
    - Añadir un gadget(derecha)
    - Imagen( se ve un pino)
    - Examinar
    - Abrir
    - Guardar
    - La arrastras adonde quieras

    MANDAR A UNA DIRECCIÓN:
    - Seleccionas y copias
    - Enlace (junto a examinar)
    Abrazos.
    Thornton (Maestro Ciruela.

    ResponderEliminar
  49. Serrano, "lo último es pagar por si hay que reclamar" pero "no pagar está muy mal"
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Fuencisla, Saludamos con sumo gusto a Peter Schreier. Los oratorios, misas, pasiones... los borda. Conozco también su interpretación de Tito, la del 79 con Böhm, magnífica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Por tu culpa, Sean, este fin de semana he tenido una discusión de campeonato con mi compañera. En el coche no paro de poner a todos estos tenores, especialmente a Beniamino Gigli. No porque me parezca mejor que otros sino porque es de la poca discografía que tengo y mi ignorancia es "homérica" como puede deducirse. No obstante parece que el mencionado tenor es de los grandísimos. Tu me dirás. (En el disco hay una clase del tenor que me pareció, digamos,curiosísima.)

    Una confidencia. Hace años visité en el Valle del Roncal la tumba del tenor Gayarre. En realidad iba a compar queso. Creo que es la conexión más intensa, hasta hoy,que he tenido con este mundo.

    No sé si borrarme del club. Cine, Cine mudo, Ópera, Tenores, Traducción, .....
    No tengo tiempo para ver "Sálvame".

    ResponderEliminar
  52. Me ha encantado tu elección, sabio Thornton, no podía ser de otra manera, pero por eso de que uno se aficiona a lo que oye desde pequeño, gracias a una de las pasiones de mi padre, no puedo dejar de lado al gran Alfredo Kraus. Aquí te dejo un regalito
    http://www.youtube.com/watch?v=QcLyjcj0ZsE&feature=related

    ResponderEliminar
  53. Serrano, te recomiendo la película "Gayarre". Como cine no es gran cosa pero Alfredo Kraus está en todo lo suyo y está rodada en el Valle del Roncal.
    "Salva- me" Qué bien suena cuando lo cantan primero voces masculinas, despues las femeninas y por tercera vez todo el coro en el Rex tremendae del "Requiem de Mozart".
    Ya tienes tarea. A estudiar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  54. PMM, tu señor padre sí era sabio. Alfredo Kraus es uno de los más grandes. Este regalito que me dejas es una joya. Le dije a Javi Guerrero que se hiciera con La Traviata del 58 en Lisboa, con La Callas. Que si para conseguirla tenía que matar, que matara Es el mejor Alfredo del disco, con mucho.
    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Es verdad "tarde de marzo" es una preciosidad de poema que leeo y releo...Siempre.
    He dedicido hacer un cartel de convocatorias en mi blog y acabo de dejar una por sí pudiera interesar......
    Besicos amigo profesor jubilado.

    ResponderEliminar
  56. Con fruición me dispongo a estudiar. !Qué gozo que te dirijan !

    Sean, este Mozart debe ser el nuevo novio de Belén Esteban, que como sabrás está divorciada nuevamente. Veo que tú también ves el programa de la quinta. Un alivio.

    ResponderEliminar
  57. Cabopá, nos tomarán el pelo otra vez. Son expertos, todo lo hacen por nosotros pero sin nosotros.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  58. Mis lagunas culturales son océanos. Por eso se agradece escuchar y leer lo dicho y escrito con pasión. Y a ti se te nota que la tienes.

    ResponderEliminar
  59. Serrano, Mozart es el músico más genial de la historia. Su Requiem te transportará a tu infancia, cuando eras monaguillo. Su Misa de la Coronación te hará recordar tu boda. Y su música de piano a alguna que otra película.
    Déjate de tanta televisión y abre los ojos. Imagino que al menos el mando a distancia lo manejarás tú.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Blanco, tus lagunas son charcos. Te parecen mares porque eres un poeta.
    He colocado tus peces y tu dirección sin permiso previo. Espero que no te moleste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. Es un honor, Thornton. Y sé que mis peces piensan lo mismo. Aunque se les olvida a los tres segundos. Abrazo grande.
    PD: ¡Ahí va: los peces de mis lagunas!

    ResponderEliminar
  62. Estoy de acuerdo con que la voz de la persona es un instrumento que puede llegar a ser angélico y emocionante. Yo tenía un tío que cantaba ópera, dos de sus hijos, primos hermanos míos, también, sobre todo uno de ellos destacaba como joven promesa del Belle canto, pero por desgracia murió prematuramente.
    En cuanto al apellido Melendreras me resulta muy conocido, tenía un compañero de Filosofía y Letras apellidado así, que cursó la especialidad de Historia, con mi marido. Yo hice Románicas.
    Volviendo a la música, siempre he mantenido que es de todas las Artes la que más eleva el espíritu. Por eso me ha encantado esta entrada tuya, y encontrarme por los comentarios a mi buena amiga Cabopá, por la que siento una enorme estima, eso me ha encantado, junto con la cantidad de comentarios enjundiosos y a la vez cordiales que he podido leer aquí.

    ResponderEliminar
  63. Rosa, decía Shakespeare que la música es el alimento del amor. Y tú, que eres una escritora espléndida, sabes que a todo texto le buscamos su música.
    También compartimos nuestro cariño y admiración por Cabopá, cada día más grande.
    Un abrazo.
    P.D. Eduardo Melendreras estudió Medicina.

    ResponderEliminar
  64. Estoy en condiciones, Sean, de asegurar que necesitas con urgencia que me nombres tu pretoriano. Llegado a este punto no puedes fiarte de nadie. Te aclaro: desde mi mesa de la ventana, he oido a unos miembros del club que el plan para "quitarte" el blog está muy adelantado. Lleva cuidado,pues te quieren presentar a un tenor italiano que en realidad es un delincuente mafioso y que en un descuido te cortará los dedos de la mano derecha para que no puedas escribir tan preciadas entradas. Trornton, me necesitas.

    Permíteme que hable en serio. En una entrada anterior hablé de un maestro que tuve hace muchíiiisimo tiempo. Se llamaba don Francisco. Sí, el que me enseñó a utilizar el diccionario. Nos decía: no hay mayor pobreza que la incultura.

    Desde mi espesura. Atentamente.

    ResponderEliminar
  65. Thornton, interesa ser previsor. Tienes que ordenar me llenen el botellero de quintos. No tienes ni idea de lo que bebe Farallón. En mi vida he visto nada parecido. Las almendras las guardo bajo llave. Puedes traerme "jamón de mono", ni se entera.

    ResponderEliminar
  66. Serrano, no te preocupes, soy zurdo. Te llevaré "Postre de músico" más apropiado con el tema que nos ocupa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  67. Serrano, no quisiera tener que incoar ningun expediente, pero tendré que llamarle la atención a Farallón. Tiene que compartir los quintos, no se los puede beber él sólo.
    Por cierto, ¿los bebe a morro o en vaso?
    Un abrazo, y vigila.

    ResponderEliminar
  68. Thornton, no has debido decirlo. Lo de zurdo. Necesitas un pretor con urgencia.

    Farallón, por lo que preguntas, tiene una extraña habilidad: bebe al tiempo a morro y en vaso. Increible.

    He visto Gayarre.

    Observarás que no entro al tema. Me siento pobre.

    Atentamente.

    ResponderEliminar
  69. Serrano, eres un alumno estupendo, por lo de Gayarre. Pronto cambiaré la entrada y te sentirás amillonado. Te resultará muy familiar, por tu edad. Atento a la pantalla.
    Un abrazo.
    P.D. Lo de farallón me deja sin palabras. A morro y en vaso...Homérico.

    ResponderEliminar
  70. LLAMAMIENTO A DOS MIEMBROS DEL CLUB
    Se ruega a los siguientes socios que se asomen por el club. Si no quieren comentar, que no lo hagan. Pero que sepamos que están bien.

    - MARTA
    - ENCARNA(Publiqué el monólogo de "El Río")

    ResponderEliminar
  71. Los quintos entran solos, pero si además es con postre de músico, como decía don Camilo José, mucho mejor.

    ResponderEliminar
  72. Farallón, no dejas de sorprenderme. Conoces la cita de Cela, "postre de músico". Aclaremos que se refiere a los cacahuetes, a la cascaruja.
    No hagas caso a Serrano, bebe cuanto quieras. Yo le sigo la corriente pero este es un club de bebedores, de gente alegre y excesiva. Recuerda: "En la taberna con borrachos".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  73. Ay Thorton, que no me había fijado.
    ¡¡mil gracias!!
    Voy a ver si ma sale

    ResponderEliminar