viernes, 5 de marzo de 2010

SUECOS

Dos años después de concederle el Premio Nobel de literatura a Kipling, la Academia Sueca premió con el Nobel de Literatura por primera vez a una mujer, la novelista sueca Selma Lagerlöf. El próximo 16 de marzo habrán transcurrido 70 años de su muerte. Muchos la descubrimos por su novela "Las aventuras de Nils Holgerson", un clásico infantil y juvenil.


La infancia de Selma Lagerlöf fue la infancia de una niña con una lesión de cadera que no le permitía jugar con otras niñas. Pasaba los días con sus mayores que le compensaban relatándole cuentos y leyendas.
Una de esas leyendas le inspiró para escribir una breve novela: “La Carreta Fantasma”. Esta leyenda cuenta que aquél que muera la víspera de Año Nuevo, justo antes de las campanadas, será durante el año siguiente el conductor del carruaje que recoge a las almas tras su muerte.


Otro sueco, el director Víctor Sjöström, llevó a la pantalla esta novela de Selma Lagerlöf y realizó una película que está considerada como uno de los mejores films de todos los tiempos: "Körkarlen".

Körkalen está realizada en 1921 y es una cima del cine mudo. Bergman decía que era la película más importante de la historia y Kubrick, en "El Resplandor", toma prestada alguna que otra idea de Sjöström, como la escena de la puerta destrozada.





Hay en Körkarlen una secuencia inmortal: el carro de la muerte atravesando la noche y bajando a las profundidades del mar en una sobreimpresión de imágenes inquietante. Estas escenas están recogidas en el vídeo que les traigo, son 5 minutos sólamente. Que aproveche.






video

68 comentarios:

  1. Una sola palabra: SUBLIME.
    Basta y sobra, como los títulos de tus entradas.
    Sublime el engarce literatura-cine. Sublime el vídeo. Sublime el lirismo de la película.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena pinta tiene esto!
    Conozco "El viento" como director (obra cumbre), y su interpretación magistral con 78 años en "Fresas Salvajes".
    Haré lo posible por ver cuanto antes esta que propones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu entrada. Me imagino que estas imágenes tuvieron algo que ver con Bergman y El séptimo sello. A mí esas imágenes de la muerte se me quedaron clavadas cuando era una niña. Ojalá pueda ver esta película y leer algo de la autora.
    Un placer como siempre.

    ResponderEliminar
  4. Isabel, mira que me cuidas. Eres el hada madrina de este club y de su presidente.
    Qué imágenes, y en 1921. Esto es ser un clásico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué gran actor también. A veces se le recuerda, injustamente, más como actor que como director.
    Yo no he visto "El viento" pero pronto caerá. Te echo una carrera, Jose.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ms.Frutos, Bergman también tuvo sus mayores, como todos. Sjöström y Stiller fueron los pioneros del cine sueco y Bergman los admiraba.
    ¿Y la obra de teatro?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me quito el sombrero (y de copa) ante esta secuencia magistral. Inquietante es el adjetivo adecuado. Lo cierto es que el cine mudo contiene algo de esa pureza que le pertenecía como arte. Cuanto con tan poco, no me extraña que fuera el director admirado de Bergman. Gracias por traerla maestro.

    ResponderEliminar
  8. Soy impresionable y sé que esta noche tendré uno de mis frecuentes terrores nocturnos. Con los cuadros de El Bosco los tuve...
    Estos nórdicos...¡Ay, madre mía!
    Hoy leía yo en clase "El miedo", de Valle-Inclán, uno de los relatos de su "Jardín umbrío". Me gustan los temas de ultratumba, pero luego...las pago todas juntas.

    ResponderEliminar
  9. Son tan potentes estas imágenes que no me extraña que hayan influido en todo el cine sueco. Aparte de las de Bergman que se han citado, me vienen a la cabeza algunas escenas de Ordet o de Dies irae. Gracias por los títulos sugeridos; en cuanto pueda les echo el guante. Relacionada sólo por el tema, recomiendo La muerte de vacaciones

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  10. Carlos, esta entrada está hecha "a la manera de Carlos" Siempre he aprendido de los que tenía cerca y en este caso me he fijado en tu estilo. Sin pretender llegar al nivel de tus entradas, pero ahí queda eso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Thornton, totalmente de acuerdo con la película. Pero había que morir en pecado antes de que dieran las campanadas. Las sobreimpresiones que no superposiciones como bien dices, tremendas, pero sobre todo los flahback, hasta uno dentro de otro. Obra maestra desconocida por la larga sombra de Bergman.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Rosa, espero que tú sí tengas absolución, a fín de cuentas no eres Granadero del Rey.
    Las imágenes son impresionantes, qué fuerza tienen, prepárate.
    ¿Has probado a taparte la cabeza con la sábana y la colcha?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Mobesse, no he visto "La muerte de vacaciones" pero sí la de Martin Brest "¿Conoces a Joe Black?" Esta película me marcó por una frase que pronuncia Brad Pitt.
    Tomo nota de tu recomendación, sueles acertar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Farallón, me alegra coincidir con el gusto del Director de nuestra filmoteca.
    Sólo he pretendido hacer un esbozo tanto de la leyenda, como del libro y la película sin entrar en más detalles.
    Sigo opinando que las entradas no deben de exceder de una treintena de pequeños renglones. Tanto la leyenda, como la novela y la película darían por sí solas para una docena de entradas.
    Gracias por esos detalles técnicos, enriquecen mi texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Genial...Excelente...Casualmente hablas del primer premio Nobel a una mujer,hoy...
    No conocía ni el hecho, ni la secuencia que nos has dejado que la he visto con toda mi atención y me parece algo increible para los medios técnicos de la epoca...Una marvilla...
    Gracias querido profesor jubilado por compartir tus conocimientos con nosotros los que venimos a tu club..Siempre un placer abrir la ventana y salir con aire distinto.BESICOS.

    ResponderEliminar
  16. Desde luego al cine moderno lo salva el continuo avance de los avances tecnológicos, si no fuera por ellos se habría desintegrado. Me ha encantado el descalabro de Avatar en los Oscar. ¿No os produce a los expertos cierta tristeza la evolución del septimo arte?. Presidente, aquí sigo leyendo y aprendiendo con sumo gozo. Gracias.

    ResponderEliminar
  17. Perdón por tanto "avance·.

    ResponderEliminar
  18. Me has enseñado un montón de cosas que no sabía.

    ResponderEliminar
  19. Cabopá, Selma Lagerlöf fue, además, una defensora de los derechos de las mujeres y pacifista. Subastó su medalla del Nobel para ayudar a los perseguidos por el macanas nazi. Vamos, que hay que hacerle por estas fechas nuestro pequeño homenaje.
    Ahora, a investigar a estos dos suecos.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  20. Serrano, además, puedes opinar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Fuencisla, tienes razón. Se preocupan más de los efectos especiales que de los guiones. De todas formas se siguen haciendo buenas películas y ante ellas se rinde hasta Hollywood, ejemplo: "El secreto de tus ojos".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Blanco, ¿Qué le voy a enseñar yo a un guionista como tú?
    En mis entradas no entro en profundidad en ningún tema. Sólo coloco en el escaparate algún juguete. El que quiera, que juegue.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. PD.: 9 de marzo. ¡Que buén día para nacer!

    ResponderEliminar
  24. ....y para cazar el mapache

    ResponderEliminar
  25. Farallón, imagino que es tu cumpleaños...¡FELICIDADES!
    Un abrazo, Director.
    P.D. Lo del mapache es de "7 novias para 7 hermanos". Cómo me ponéis a prueba.

    ResponderEliminar
  26. Me has dejado asombrada con esta entrada,impresionante, pero no sabes los deberes que tendré que hacer para ponerne a cierto nivelillo. Desconozco todas estas películas.Me pondré al día.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Martica, te echaba de menos. Yo también tengo muchas películas que ver, pero sin agobiarnos. Eres la lectora perfecta, sabes valorar mi esfuerzo y a continuación te pones a investigar. Gracias por todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Amigo mío, no tenía noticias de esta obra maestra. Las imágenes son impresionantes y la banda sonora (no sé si es la original) es muy buena. Te agradezco tus enseñanzas, maestro.
    No he podido pasarme antes por aquí porque desde hace unos días me pasa algo extraño con algunos blogs, entre ellos está el tuyo. Resulta que en las casillas de la derecha de mi blog veo las actualizaciones de los blogs que sigo pero cuando voy a ver dichas actualizaciones entró en la entrada antigua, es decir, vi que había publicado lo de “Suecos” pero al entrar en tu blog veo tu anterior entrada. Luego al pasar un par de días puedo acceder a dicha entrada.
    Misterios de la red ???????
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Querido profesor jubilado,tus observaciones siempre son muy oportunas. No sé, ni cómo,ni por qué "esposas" habían desaparecido..Habrá sido un error "contextual"ja,ja....Después de tu comentario allí están, junto a las "madres"como iban en mi borrador....ja,ja..
    Una anécdota de suecos...¿ Te acuerdas que en los primeros años del turismo todos los extranjeros eran "suecos"...? Al menos por aquellos años en Los Alcázares había una familia cuyas hijas con sus bikinis dejaron huella en un pueblo que dependía de dos municipios...¡¡¡Qué años aquellos!!! y qué tonticos éramos....Besicos.

    ResponderEliminar
  30. PepePereza, ahora ya sabes de su existencia, el resto lo pondrá tu curiosidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Cabopá, para nosotros todas las extranjeras eran suecas. La mujer liberada, rubias y siempre en biquini. Mira que éramos simples.
    Pena de país, pena de censura, pena de represión. Ahora todo es más azul, especialmente tu precioso blog.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  32. Estimado Thornton:
    He leído con atención tu última entrada. Una vez leída y visto el corte de la película he reconocido inmediatamente su calidad extraordinaria. Quedé mudo. Siempre me pasa igual cuando algo me impacta. He visto esta secuencia una docena de veces: sigo mudo.
    Veo en ti, además de buen gusto, una gran generosidad ("he visto esta película me ha gustado, con literatura, tanto que la enseño a mis amigos para que la disfruten").
    Uno, cuando ve escenas de este tipo, llega a saber lo que es ser clásico.
    Me hizo reflexionar. Recuerdo que en una ocasión, durante una conversación en la que yo estaba cerca (nunca diría que participaba) se dijo, casi literlmente: "el cine es como el teatro pero más versátil. La técnica hace que los efectos especiales sean un lenguaje en sí mismo y diferenciador".
    Entendía la sentencia pero, ahora, gracias a tu entrada, la comprendo.
    Como ya se ha dicho, otra cosa es la utilización de los efectos especiales como finalidad.El contenido no importa. Ejemplo de lo que digo: Avatar. No perdono a los críticos que digan: "Avatar fija las bases del nuevo cine". No llega a la indígena Pocahondas.
    Loco por encontrar la película. Un amigo tiene un amigo que la tiene. En cuanto esté en mi poder lo suspendo todo.

    Hablando de suecos: si podéis no ir a ver Millenium tres o cuatro.
    Sean, me has provocado.
    Me siento y aprendo. ¿De quién se aprende?

    ResponderEliminar
  33. La rara me ha pillado(en el sentido de agarrar y me ha retorcido el brazo). Tengo que escribir doscientas veces: no entraré en el blog de Thornton en horas de oficina".
    Y peor, todavía, me ha amenazado con que tengo que terminar un informe y deberé quedarme en la oficina hasta altas horas de la noche. Creo que sabe que televisan el partido del Madrid. Estoy desesperado.

    ResponderEliminar
  34. Serrano, eres muy generoso. Esta entrada pretendía eso precisamente, compartir con vosotros algo que a mí me parece interesante. Si, además, tenéis la curiosidad de profundizar, entonces, me veo como un escritor de éxito y me siento feliz.
    El asunto con tu jefa empieza a preocuparme, recuerda mi consejo, sólo hay una forma de
    librarte de ella: Transfórmate en Bartleby.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Leí el libro de pequeña y aún recuerdo escenas del pequeño sobrevolando el país. Había oído sobre esta película pero nada más.
    Es impresionante, un trozo espectacular que agradezco mucho hayas colgado...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Virgi, ahora a investigar. El cine mudo es un gran desconocido, para mí también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Paloma, que seas bienvenida y como Thornton no deja nada al azar te ha puesto a la altura de SUBLIME. No seré yo quien le cuestione.
    Abrazos y besos para todos.

    ResponderEliminar
  38. Thornton, ya no quiero ser "el malasombra". Me presento voluntario para dar la bienvenida a los nuevos socios.
    Farallón, tú ya tienes cargo y de importancia.
    No nos vengas con milongas.
    Como doy por concedido el cargo, de manera interina:
    PALOMA, que seas bienvenida.
    Paloma yo soy el que está en la mesa de la ventana. Siempre hay quintos de estrella muy fríos y almendras marconas.
    A todos los contertulios, por el capricho de las asociaciones me ha venido a la cabeza "Las tres y media y veneno". Mi gesto tenso ha devenido en una sonrisa adolescente.
    Mi amigo ya tiene en su poder la película. Estoy ansioso.
    Desde luego el cine mudo está denostado. Si a un hijo mío (que tienen edad y se les supone cierta cultura) le propongo ver una película de este tipo no sé que me diría. Voy a hacer la prueba. Ya os digo.

    ResponderEliminar
  39. Sean, si le digo a la rara "preferiría no hacerlo" no me pilla en la acepcion de agarrar sino me pilla con la acepción de "atropellar embistiendo".

    ResponderEliminar
  40. ¿No eran las dos y media? Claro, el tiempo pasa. Abrazos no rotos.

    ResponderEliminar
  41. Farallón, en mi cuadrilla de "musicófagos", a cual más impresentable, brindábamos siempre "por las formas". Veo que eres un elegante con muy buenas formas. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Serrano, si te parece te nombro recepcionísta. Como queda poco lustroso podemos nombrarte "Director Recepcionísta". Tuyo es el cargo. Firmado: Presidente Thornton.
    Ahórrate el experimento. Tu hijo te mirará con ternura y pensará: "Que mayorcico está".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Fuencisla, el tiempo siempre hace su trabajo, no descansa el muy jodío.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. bien, estoy haciendo mis deberes y ya estoy enterada de algunas cosillas. He recogido información sobre el libro "Las aventuras de Nils Holgeson" y caerá en mis manos muy pronto.
    No sería de buena gente no invitaros a unos buñuelos y chocolate de esta tierra , ahora en fiestas. A las fallas no porque no es mi mundo el de los falleros pero...
    Thornton, anoche estuve en el teatro,era sobre la vida y obra de Vicent Andrés Estellés y a pesar de no conocerte me acordaba de esa delicadeza tuya,para contar aquello que nos puede mover, una cierta ironía, pero de una gran sensibilidad.Desconozco lo que tiene en castellano,pero si encuentro algo te lo haré llegar. Como en tu vídeo, él tenía muy presente la muerte( desde que se le murió su primera hija a los tres meses). Ahora gracia y gusto por el trinqui no le faltaba.
    Besos.Hasta pronto

    ResponderEliminar
  45. Fuencisla, me he aproximado bastante. El tiempo es una magnitud de muy difícil comprensión para mí. Todavía no entiendo cómo mis compañeras de trabajo cumplen menos años que yo. Y desde luego, nunca entenderé cómo Supermán una vez ocurrido el accidente del tren, vuela en sentido contrario y llega antes de la catástrofe y la evita.

    Si sabías la marca del chocolate manifiesto que eres de Murcia, todo lo más de Alcantarilla.

    Me pongo a mí mismo repetir cien veces:
    "No escribir el título de una película sin concultar en internet".

    Si quieres un quinto frío te espero en mi mesa de la ventana.

    Marta, en Murcia no tenemos teatro. Hablando de tiempo y como diría nuestro Espinosa, están trescientos mil millones de años restaurando. Y los murcianos, entre los que me incluyo, silentes.

    Si quieres un quinto frío te espero en mi mesa de la ventana.

    ¿Director Recepcionista? No. Prefiero Presidente-Adjunto encargado de la bienvenida a socias.

    ResponderEliminar
  46. Marta, el único poeta valenciano que he leído es a Francisco Brines.
    Gracias por los buñuelos y chocolate. Por aquí también tomamos buñuelos pero la estrella son los "paparajotes".
    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. Serrano, la bienvenida se la daremos a socias y a socios. Estudiaré tu propuesta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Aunque de forma pirata (pero en un club de bucaneros no importa) estoy bajando esta película por lo que promete. ¿Sabes si está traducido el cuento? Porque yo de sueco, como de alemán "absolut ingenting".
    Por ahí dice uno que está bebiendo quintos junto a la ventana que tiene miedo de pasarle una muda a sus hijos. Sé valiente, pero empieza por los cómicos que nunca fallan.
    Los murcianos estáis rascando demasiado en mis recuerdos, con todas esas comidas. El colmo cuando escuche a uno de ellos hablar de "El secretario", coño ese era el bar donde mi padre se refugiaba siempre que volvía a su tierra. En fin, un abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  49. Amigo profesor jubilado:
    Vuelvo por su club para mirar las palabras escritas a golpe de tragos...Y me encuentro con que hay reparto de cargos....Esto está derivando por tascas,bares y baretos...Yo creía que el club que usted preside tenía otros própositos....Ay, El Serrano..Ay,Farallón
    pillines y hasta son diplomaticos y dan bienvenidas a nuevas socias/os...No sé estarán haciendo los suecos...???
    Besicos.

    ResponderEliminar
  50. Acabamos de ver la película, Paloma y yo, ella que pensaba que ya se había librado por fin de las películas en blanco y negro que le he estado poniendo durante el último mes y medio, y ahora se pasa por aquí y encima ni hablan. Menos mal que sois hospitalarios y enormemente generosos con vuestras bienvenidas. Dejaré que haga ella el comentario a tan buen recibimiento, y yo, mientras tanto, digo alguna cosa de la película.

    Realmente soberbia. Un auténtico prodigio. De una hondura difícilmente igualabe. Me ha sobrecogido especialmente la escena del arrepentimiento final: "¿Quién puede decirme a quién debo dirigir mi plegaria? ¡Oh, yo, un pobre pecador, yo rezo a Él que es el Dueño de la vida y de la muerte! No tengo derecho a rezar. Sé que he quebrantado todos los mandamientos. ¡Déjame entrar en la eterna oscuridad". Pero hay un montón de escenas memorables.

    ¡¡Hay que verla!! Y el Sjöström actor está impresionante. Al acabar piensas que es la película de la que han mamado todos los grandes cineastas, pues son tantas las secuencias que resultan sospechosamente familiares.

    Buenísima recomendación, amigo Thornton. Un placer pasarse por aquí, como siempre, pero ahora aún más que vengo acompañado.

    ResponderEliminar
  51. Sí, Sean, a socios y a socias. A veces dormita Homero. No era mi intención hacer una broma con tinte machista. Lo siento.

    ¿Alguna connotación negativa al hablar de tascas, bares y ...?
    Donde mejor estoy.
    Si por decir esto, soy merecedor de una sanción la asumiré con entereza.

    No tengo en mi poder la película todavía. Me faltaba el comentario de José Lorente.

    ResponderEliminar
  52. Carlos, lo tienes en Edt. Porrúa, 1998.
    El Secretario es uno de los clásicos de aquí. Ahora ha cambiado ya de dueños y de estilo, pero sigue siendo un estupendo bar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Bueno, ante la amenaza de una entrada explícita, aquí estoy. Por favor, no lo hagas. Ya sabes que estoy ahora mismo en punto muerto con los blogs, pero me reservo un tiempo de los viernes para visitar a los amigos. Y eso, pues nada, que me reintegro, como la lotería.
    El fragmento de la película no tiene precio, es una belleza. Soy una gran aficionada al cine primitivo, cuanto más primitivo mejor. Como ya tengo quien está buscando la película para su disfrute completo, en breve la veré. Si tú y Bergamn lo decís, no hay más que comentar.
    Otra cosa. La foto de once me ha dejado sumida en la mayor melancolía, pero también en la mayor perplejidad. Yo contaba en mi memoria diez, y acabo de descubrir que he perdido el nombre, que no el rostro, de una de las chicas mayores. Tengo a Juani, a Ana y... bastará con que indiques el nombre y todo volverá a su sitio. Qué recuerdos tan hermosos.

    ResponderEliminar
  54. Cabopá, ya os dije que éste era un club rabeliano. Cada cual hace lo que le parece, como debe ser.
    Al Serrano, que se le adivina hombre culto y muy leído, no se le ha escapado que en "La Divina Comedia" se nos dice que hay que estar en la iglesia con santos y en la taberna con borrachos. Bien por Serrano.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  55. JoseLorente, eres una máquina. Conste que pregunté a mi proveedor por "El viento", me la llevé a casa y resultó ser una de Federico Luppi. La seguiré buscando. ¿Cómo se me ocurriría echarme una carrera contigo, corredor de maratones?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Serrano, nada que sancionar. Eres un lujo para este club y tenemos que mimarte.
    Aún no he decidido el título de tu cargo pero estoy en ello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Clares, ya estamos todos. Me he llevado la alegría del día. Te dije que te reclamaría desde una entrada y no amenazaba en balde.
    Este club necesita a su madrina, madrina con encanto.
    Juani, Merche, Ana, Pepe, Eduardo, Antonio, Manrique, Juan, Miguel, Mª José y Mª Teresa.
    Un abrazo y muchos besos.

    ResponderEliminar
  58. Eso es, me faltaba Merche, que era una chica preciosa, de la rama morena, y que se casó y se fue a otra ciudad, creo que no me equivoco.De todos los demás era capaz de hacer una lista, y de hecho, la tengo a mi lado ahora mismo, por orden de edad. Sólo me faltaba Merche. Me acuerdo mucho de vosotros. Erais una gente muy guapa en sus dos ramas, la morena y la rubia. Tengo preciosos recuerdos de tu padre, cuando volvía de pescar, es lo que más recuerdo de él. Y de tus abuelos, que eran personas encantadoras, tan amables. Me encantaban los ojos de tu abuela. En fin, recuerdos llenos de melancolía, pero también de vitalidad.

    ResponderEliminar
  59. ¡Qué ganas tenía de veros a todos! Hasta nuestra querida madrina se ha pasado. Un lujo auténtico.

    Bueno, a la materia, querido Presi. Observo las idas y venidas con el sueco. No es para menos. A mí me gustan los suecos, directores de cine me refiero, no pensemos más allá. Con Bergman es auténtica pasión. Mi abuela jamás entendió que me gustaran esas "películas tan redichas donde sólo hablan una cuadrilla de tristes" (así las calificó en una memorable ocasión). Y los suecos mudos, ya véis. Con certificados y patentes nos llegan: las del Presi, José Lorente y demás.

    Veo que hay "rendez-vous" en atención a Paloma. Me uno en mi calidad de Sumiller de este club. Así que le comunico a nuestra queridísima amiga que, a la hora del aperitivo, se servirá un "Viña Bosconia", reserva del 98, procedente de las bodegas López de Heredia, de Haro, La Rioja. Es un tinto ligero, de excepcional pasar en garganta y regusto delicado. Además, su color apasionado incita a la conversación pausada y agradable. De acompañamiento, poca cosa, para no empañar el caldo. Tal vez, unas chullicas de un extremeño de bellota, jamón por ejemplo.
    Todo eso, por supuesto, después de los quinticos con almendras, mojama y hueva; que no quito funciones ni desprecio cargos, todos esenciales para el buen funcionamiento de este club.

    Carlos, ¿conoces por tu padre la bodega del Teodoro?

    Bueno, Presi, que el Thornton está de un exquisito apabullante. Bien satisfecho podrás sentirte, que hasta hay cola para los cargos. Me encanta.

    Besicos a todos.

    ResponderEliminar
  60. Clares, Isabel, adoro vuestros comentarios y vuestros blogs. Envidia cochina. Vine a vivir a Murcia hace dos mil años procedente de La Mancha, como dije. Tuve un compañero llamado Jesús García Cuadrado y jamás comeré tanto chocolate como entonces, dulces recuerdos.

    ResponderEliminar
  61. Fuencisla, qué cosas dices... Pico en tu perfil y no encuentro blog. Todo llegará y entonces la envidia cochina y blanca será mía.

    A pesar de tu nombre segoviano (la Virgen de la Fuencisla es la patrona de Segovia), vienes de La Mancha. En esa tierra manchega tendí mis huesos durante quince años. Ah... Toda una hermosa etapa de la vida.

    Un placer conocerte y díle al Presi que pasé por aquí a tomar un café. Fue una delicia conversar contigo. Él debe ir ajetreado. Ya se sabe que su cargo de Presidente entraña muchas responsabilidades.

    ResponderEliminar
  62. El Cosmos se empequeñece, queridos contertulios.
    Os recomiendo "1969".En esta novela está la clave.
    Sí, Fuencísla. En la Filosofía está todo el Saber.
    Los grandes establecimientos permanecen: Bar Anjo.

    El mundo es un pañuelo.

    Hoy espero tener la película en mi poder.

    Sean, en esto soy una autoridad.
    El Secretario está dirigido por una nieta e hija de los bodegueros.Perdona mi erudición. Sí, ha cambiado de decoración como ya lo hizo de lugar. ¿Dónde estaba antes?

    ResponderEliminar
  63. Acabo de ver los comentarios y de verdad que os agradezco muchísimo el recibimiento; lo de la posición Thornton ya es demasiado. De verad Serrano que nada me apetece más en este momento, en que está empezando ya el fin de semana, que tomarme una cervecita (de tercio si puede ser, que la semana ha sido larga) y unas almendras marconas, sin duda las mejores. Las almendras las puedo traer yo, que en mi tierra tenemos muchas, incluso si os gustan las preparo fritas y saladas.
    Por supuesto imposible rechazar tu oferta Isabel ¿alguien puede hacerlo con el buen jamón y el buen vino?.
    La película muy buena, y tal como la vimos no se puede decir que sea totalmente en blanco y negro: diría que es en crema y azul.
    Buen fin de semana a todos. Ya nos iremos viendo.

    ResponderEliminar
  64. Clares, qué recuerdos más auténticos tienes de nosotros, el azul de los ojos de mi abuela y la pesca de mi padre. Yo también tengo muy buenos recuerdos de nuestros vecinicos los M.C. Gente de categoría. Recuerdo siempre a tus padres muy muy muy guapos, tu madre lo sigue siendo. Y el barrio para que contarte: ¡San Antolín!
    Bueno, basta de recuerdos, no se nos cuele la nostalgia, la traicionera nostalgia y nos muerda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. Isabel, esa abuela es para enmarcar, "Cuadrilla de tristes". Genial.
    Qué bien vamos a quedar con Paloma y Jose. Le daremos lo mejor, como ellos se merecen. Eres una sumiller de lujo, qué caldos y qué jamón de bellota.
    En el Teodoro me he tomado unos cuantos, con caballitas y michirones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  66. Serrano, me pones a prueba en asuntos de bares y pierdes el tiempo.
    El antiguo Secretario estaba frente al Jardín de la Seda y el Anjo en San Antolín, mi barrio.
    La novela que recomiendas no la he leído ¿En esa novela aparecen calles de Murcia?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  67. Paloma, considérate en tu casa. Si vinieras sola serías siempre bien recibida, pero es que, además, apareces del brazo de nuestro Jose Lorente. Mejor imposible.
    Espero que te agrade el ambiente y vengas con frecuencia. Lo mejor, el personal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar