martes, 2 de marzo de 2010

TRADUCTOR

Tan dificultosa cosa traducir
bien un libro como hacerle
de nuevo.
Garcilaso

Dicen que dijo Borges, que siempre hablamos mal de los traductores y sin embargo todos estamos de acuerdo en que la literatura rusa es admirable.

Sabemos que el oficio de traducir es el más inexacto de cuantos conocemos, especialmente el traductor de poesía. Cómo es posible reescribir lo que el poeta expresó con esa precisión, única, de poeta. Esa precisión que le lleva a tocar y retocar su poema hasta exclamar “¡No le toques ya más, / que así es la rosa!”. Cómo es posible, luego, manosear esa rosa y transformarla en azucena: ¿"Traduttore, traditore" ?

Aceptando que los traductores puedan tener las manos manchadas, hemos de observar que no todos las tendrían igualmente sucias. Dentro del gremio también hay sus categorías. Dios nos libre de aquel traductor mexicano que infirió temerariamente al castellano la novela de Ayn Rand, "Los que vivimos", brindándonos esta perla: “Y entonces Hitler, enfurecido, exclamó: “¡Che, no me vengas con macanas!”... ¡Homérico!

Tengo un amigo muy aficionado a la música clásica , especialmente a la música de Schubert. Tuvo la feliz y titánica idea de traducir los casi 750 lieder de Schubert. Surgió un problema, que no sabía absolutamente nada de alemán. Hombre emprendedor, se armó con un diccionario y una sintaxis de ese idioma tan raro y tradujo los versos de Gohete, Schiller, Mayrhofer, Rochlitz, Hölty, Stolberg ... Buscó una editorial de prestigio para su publicación. La editorial Hiperión cayó rendida ante semejante hazaña y los publicó en tres tomos. La crítica fue unánime: "Espléndida".

87 comentarios:

  1. Ay... unas buenas risas para empezar el día,che, no me vengas con macanas a estas horas que me da algo. Yo tuve la desgracia de leer por primera vez una traducción infame de "La vuelta de tuerca". Era tan mala que no era necesario saber inglés para darse cuenta, por contexto, del error en que había incurrido el traductor, unas veces sí, y otras también.El problema es que el polemico final todavía debatido se lo achaqué también al traductor y tarde años en leer una versión decente y descubrir que el final sí, el final era raro de cojones. Un abrazo.estimulante este post, seguro que se te llena de comentarios y anécdotas como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Es tan difícil trasladar de un dioma a otro, todas las connocationes que un escritor pone en uan frase que pro eso hay veces que no nos gustan los libros de autores extranjeros porque la traducción es pésima. Las editoriales deberían hacer un esfuerzo mayor en buscar traductores que estén a la altura de la obra original, peor claro si la obra ya no merece la pena, la traducción seguro que menos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando ya me había hecho una idea aproximada del sentido poético de todos los grandes autores en lengua castellana, comencé a interesarme por la poesía en otras lenguas (Kavafis, Keats, Rilke...). De inmediato me di cuenta de que para captar el auténtico sentido de esas obras, necesitaba aprender a leerlas en su idioma original. Así que dejé de leer poesía.
    Serrano, ¿me traduces el término “Josefa”? Me temo que no paso de una masa similar a la de las fritillas pero con huevo.
    Thornton, siempre provocando la reflexión. Buen anfitrión.

    ResponderEliminar
  4. No conocía esas anécdotas que cuentas. Son interesantísimas. Este post es increible es de lo mejor de Internet.
    Besos, besos y besos.

    ResponderEliminar
  5. Traductor,quizas no sea esacto pero al menos nos pone en contacto,buenisima entrada.Cada tanto vengo y paso por tu sitio para verte,leerte y encontrarte entre tus notas.Mas que decirte que tu lugar es placentero de visitar y produce en mi el encanto que se necesita para volver siempre.Te invito a Cuentos y Orquideas y leer algo nuevo,un abrazo para ti,mucha luz y hasta pronto...

    ResponderEliminar
  6. Felicita a tu amigo de mi parte. Yo he empezado este año con el alemán y me encanta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Traductor maravilloso el de google ¿has leído algo de él?

    ResponderEliminar
  8. De traductores no entiendo pero desde luego si alguna vez me he metido en Traduce fácil para hacer alguna trampilla en mis deberes de inglés ( porque es mi asignatura pendiente y voy a clase) tengo más errores que si lo pienso un poco.
    Y lo que son las casualidades, un compañero me proponía que le ayudase en una poesías en chino porque había comprado un libro y le parecía que las traducciones no coincidían con lo que él había aprendido.Bueno yo no sé, se trata de ordenar cada palabra traducida para que se adaptara mejor al significado, rima...
    Te contaré nuestro trabajo casero, por supuesto no es para ninguna editorial.
    Ve traduciendo.

    ResponderEliminar
  9. Che, qué vida más gris y abnegada la del traductor, siempre dando vueltas a las palabras que ya han sido lo suficientemente mareadas por el autor.

    Lo de tu amigo con los lieder de Schubert es homérico, y sin saber alemán, con lo extrañísimo que es este idioma para nosotros. Una fonética impronunciable, una lectura imposible. Eso son narices y lo demás tonterías.

    Atención al comentario de Mª Jesús, porque el traductor de google tiene tela que cortar. Jajajaja.

    Como siempre, querido Thornton, una entrada interesantísima que incita al debate y se ajusta a tu objetivo de titular con una sola palabra.

    P.D.- Una confidencia: de joven (pecadillos de juventud) se me antojó que podía traducir "Las flores del mal", de Baudelaire. Llena de energía, comencé semejante hazaña. Sólo concluí el primer poema y no tuve un hipócrita lector, ni semejante ni hermano que me leyera el resultado. Y como la juventud inicia mucho, pero apenas concluye nada, ahí quedó el empeño. Para bien de la humanidad, apunto.

    ResponderEliminar
  10. Javi, ¿qué te parece el traductor mexicano?
    !Con dos cojones! Si Hitler hubiese hablado así, gana la guerra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. PMM, ya digo que entre los traidores hay categorías. Hay editoriales que cuidan mucho las traducciones, Gredos, Acantilado, Redonda, Siruela... pero otras, ¡uf!

    ResponderEliminar
  12. Miguel, yo resisto y sigo leyendo poesía traducida. Pero no dejo de pensar en la rosa y la azucena.
    Un abrazo.
    P.D. Vaya compañero de mesa que tienes, ¡examinándote! Dile a Serrano si la "Josefa" tiene relación con la mojama, la delgadez y El Secretario.

    ResponderEliminar
  13. Ana, voy a terminar creyendomelo. Ya me considero un escritor de éxito, voy a pensar que además tengo talento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Lely, estoy de acuerdo. No nos pasemos con los traductores, gracias a ellos conocemos a Virgilio, Horacio, Catulo, Dante (Ángel Crespo, grande entre los grandes), al Cisne de Avon, a Chèjov...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Recuerdos perdidos, felicitaré de tu parte a mi amigo. Él aún no ha empezado a estudiar alemán, de momento ha traducido sólamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Mª Jesús, no lo utilizo pero voy a asomarme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Marta, traduciendo del chino, eso es increible. Yo he tenido alumnos chinos y trataba de que el resto de alumnos y el profesor, aprendiéramos de ellos algunas palabras en su idioma. Era una forma de integrarlos. He de confesar que no progresé adecuadamente. Zàijiàn.

    ResponderEliminar
  18. Isabel, no he querido extenderme comentando las traducciones de mi amigo. Has de saber que una vez inferidos al castellano los lieder de Scubert, ha hecho otro tanto con Mahler, Gustav y Alma. También publicados en Hiperion. Como sabes, algunos de esos lieder son poemas chinos...¡Homérico! Ahora está traduciendo los de Mendelssohn. Ya puestos.
    Esa tu primera traducción, ¿no la tendrás a mano?
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Pobres traductores, también han de vivir,hacen lo que pueden. A la hora de citar Grandes en traducción litararia no olvidemos al Maestro Javier Marías. Yo creo que importa más que conozcan las Letras que el idioma. Abrazos para la concurrencia, selecta como siempre.

    ResponderEliminar
  20. Algunos traductores tienen las manos manchadas. Otros, sucias. Otros, tiznadas. Depende de la traducción.

    Un caluroso saludo a tu amigo.

    Buenísima la entrada.

    ResponderEliminar
  21. En el Encuentro Digital de El País opina Marias acerca de la traducción y la compara con la interpretación musical, "... la partitura es invariable, pero puede sonar de forma muy distinta si la interpreta un pianista como Gould, o Pollini..." Para terminar aconsejando a los jóvenes "... si pueden y saben, traducir: es la mejor escuela para aprender a escribir". Perdón por la nueva incursión, pero me ha parecido que puede aportar un nuevo enfoque. Otra vez seré más breve, señor Thornton.

    ResponderEliminar
  22. Fuencisla, yo soy de español y voy que chuto. No hablo ningún otro idioma, medio me defiendo en francés y poco más.
    Gracias a esos "traidores" he podido leer desde los clásicos en adelante. Mi agradecimiento a ellos es enorme.
    Mi reflexión y crítica van más dirigidas a las editoriales. Cualquier voluntarioso con bajo caché no debe ser empleado como traductor, parece que se necesita algo más.
    Estoy de acuerdo con el maestro Marías, traducir es una buena escuela para futuros escritores. Y estoy de acuerdo con usted (Le pido permiso para, en adelante, tutearle) que es un nuevo punto de vista. Muy interesante, añado yo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Blanco, le transmitiré tus saludos a mi intrépido amigo. Ya le he comentado a Isabel que después de Schubert ha traducido al matrimonio Mahler y ahora a Mendelssohn, alemán y chino, no atranca.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. ¡Genial y paradigmático lo de tu amigo!

    Yo prefiero sin duda para los lieder de Schubert un traductor enamorado de la música aunque no tenga ni idea de alemán que un intérprete germanoparlante que no tenga ni idea de música.

    La poesía no puede traducirse. He estado estos días con los poemas de Mörike musicados por Wolf, siguiendo simultáneamente el texto original, la traducción y los lieder, y sin tener ni idea de alemán, había pasajes de la traducción (Ed. Alba, 2006) que me chirriaban dolorosamente.

    Dile a tu amigo que se ponga pronto con ellos.

    Un abrazo para los dos, pues ya empieza a ser él también un viejo conocido mío.

    ResponderEliminar
  25. Rilke, Pessoa, Mallarmé,Rimbaud, Hölderlin,algunos los leí en edición bilingüe.
    No digo cuanto tiempo hace...pero mucho. Recuerdo que los comprabámos( entonces viviámos en Madrid)en la Librería Argentina en la calle Andrés Mellado, una librería con un encanto especial. El año pasado estuve por allí y ahora venden "superheroes" Yo sólo practico el castellano y "on peu de francaise"
    En mis tiempos: traducir mucho, poco hablar, escribir menos. Así que me conformo con la familia francesa que veranea cerca y algo de lo que dicen,sí lo dicen despacio, lo entiendo
    ja,ja,ja...
    Especial consideración hay que hacer de las traducciones de los manuales de los pequeños y grandes electrodomésticos....Son el colmo y de una falta de sentido como instrucciones para el uso, unas veces ni siquiera se entienden, otras parecen una guía erótica ja,ja.No me lo invento.Mirad y comprobad....
    Esta entrada tuya querido profesor me ha hecho ir a la estantería y hojear a los poetas...Los libros huelen...Ummmm a juventud..BESICOS.

    ResponderEliminar
  26. Cabopá, qué auténtica eres. No me has dicho nada del azul con que he pintado el club. Que sepas que ha sido en tu honor.
    Lo de los manuales de electrodomésticos, ni me he fijado. Mi chica sí que los lee mucho, la vigilaré.
    Besicos. (Ya veo que esta vez no se te han olvidado, y que van en letras grandes).

    ResponderEliminar
  27. Jose, mi amigo Fernando lo va a traducir todo, ya no se va a detener: Schubert, Mahler, Mendelssohn...Ha tenido un éxito de crítica increible. Tiene hasta un club de fans en sudamérica. Álvaro Pombo dijo en El País que el último libro que había regalado eran los lieder de Schubert traducidós por Fernando Pérez Cárceles. Me he convertido en el amigo de Fernando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Vengo a tomar mi primer café. Este club me encanta para hacerlo.

    Anda que no me he reído con el comentario de Cabopá y la necesidad de traducción de los manuales de electrodomésticos. Esta paisana derrocha ingenio y buen humor. Cada día le cojo más cariño.

    Referente al vicio de tu amigo con la lengua bárbara y no romance de los alemanes, me quedo apabullada. Un Don Quijote absoluto. Lo tengo clarísimo.
    Aunque algo debe tener el agua cuando la bendicen y si ese pueblo ha dado tantos filósofos es por la precisión de su lengua, con declinaciones y muchas más lindezas. Vamos, que un francés se queda en mantillas con nosotros, porque con un único verbo, ¿era el "être"? (ni me acuerdo cómo se escribe), designa el ser y el estar. Nosotros ahondamos más: distinguimos la esencia y la existencia. No es lo mismo ser triste que estar triste. Pues los alemanes, siempre tan ordenaditos y aplicados ellos, creo que distinguen muchísimo más y su precisión en designar es tremenda y minuciosa. Y como el lenguaje es pensamiento ("Logos" griego), esa lengua es pasto para grandes y profundos filósofos.
    En conclusión, parece que los alemanes graznaran con tanta consonante, pero son el sibaritismo en lengua, así que tu amigo no ha hecho otra cosa más que caer rendido ante tanta grandeza de lengua-pensamiento. Y reitero, olé sus... narices.

    La traducción juvenil la hice, de ese sólo primer poema, pero no la conservo. No sé dónde pudo ir a parar. Tampoco es que me importe, vamos.

    Besos para todos y para ti, querido Presi, besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  29. ¿Se podría hacer un grupo de trabajo para traducir algunos medios de comunicación a un castellano decente? ¿Se podrían traducir los inviernos en primavera? ¿Se podría traducir la señal de STOP?

    El existencialismo me está matando las uñas de los pies

    Salud.
    Perich

    ResponderEliminar
  30. NI HAO:
    Como ves llevamos todos las traducciones estupendamente. Si se tiene que ser atrevida-o se es y ¡adelante!
    Todo esto es broma, no tengo ni idea de idiomas y como veo por los visitantes somos muchos del francés de toda la vida.
    Buen día para todos

    ResponderEliminar
  31. Desde luego traducir "correctamente" la poesía es sencillamente imposible. Pero la narrativa es otra cosa, siempre hay una manera de trasladar a otro idioma frases hechas propias del idioma original, y hay traductores que lo han hecho muy bien. Yo me pregunto, por ejemplo, cómo se traduciría al alemán "Chiquilla, arrimate más, mi alma".
    Un placer leer esta entrada.

    ResponderEliminar
  32. Siempre superándote a ti mismo. Amigo Thornton, no dejas de sorprenderme una y otra vez. Me parece buenísimo tu post. Tienes el don de atrapar al lector. Das información, pero además le añades tremendas dosis de humor y eso hace que sea genial. No me extraña que seas un profesor querido y apreciado por tus alumnos. Que más hubiera querido yo que tener un maestro como tú. Y que conste que todo esto lo digo porque lo siento no vayas a creerte que te hago la pelota para que me invites a unas copas.

    Un abrazo inmenso.

    pd. Te secuestro el post para colgarlo en mi blog, genio.

    ResponderEliminar
  33. Buf!! Cuantos buenos comentarios al hilo de tu entrada. Es que sabes remover las neuronas.
    Lo primero es lo primero, lo de tu amigo es tan bárbaro como el idioma que traduce. Pero queda claro que encontró la manera y suscribo las palabras de Jose Lorente al respecto.
    A mi ese idioma me suena tan o más lejano que a tí(aunque ahora que lo pienso tu amor por Wagner me hace dudar sobre tus conocimientos de alemán). Con decirte que viajando por Alemania en un tren con asientos de madera y pasando a ritmo lento por una de esas fábricas de la Bayern, se nos acercó un atento revisor con gorra de plato para pedirnos los billetes y su tono suave se convirtió por unos momentos en una escena de judío enviado a campo de concentración.
    Yo también estoy mil veces agradecido a los traductores por haberme traído tantas buenas historias y aunque es verdad que los hay buenos y menos buenos(la idea de Marías me gusta)me rindo a ellos por mi ignorancia.
    Lo que me parece un poco más intolerable es la traducción de películas. Ya sé que han de trabajar a mayor velocidad, pero es que a veces patinan y patinan.Salud y seguimos la charla.

    ResponderEliminar
  34. Querido Thornton, veo que tu alusión a las hazañas de nuestro común amigo Fernando (qué prodigio, señor, lo que disfrutaba nuestros encuentros —en la librería, en la sección de discos del C.I. de Gran Vía—, cuando iba contándome sus progresos, hasta el feliz día en que me anunció lo de Hiperión) decía que ha desatado una serie de calificativos («fonética impronunciable, lectura imposible, lengua bárbara y no romance de los alemanes») que desde luego en el caso de Isabel, a quien conozco en persona, debo cariñosamente recriminarle, y de paso desmentirlos, Isabel, el alemán es una lengua hermosa y su fonética también, por complicada que resulte la producción de esos sonidos a quien se acerca por primera vez a su estudio. ¿Qué sería de nosotros sin Rilke Goethe, Schiller, Heinen... y Hölderlin? ¿Qué sería de nosotros sin Die Entführung aus dem Serail o Die Zauberflöte? ¿Sin las óperas de Wagner o sin todos esos maravillosos lieder que Fernando se embarcó en la tarea —tú lo has dicho, feliz y titánica, homérica— de traducir? Por lo demás, como traductor y "comparador" de traducciones, estoy totalmente de acuerdo con el grueso de tu entrada...

    ResponderEliminar
  35. Isabel, el cariño a Cabopá lo compartimos, su buen humor lo apreciamos en este club.
    Cuando se hizo la presentación de los lieder de Schubert aquí en Murcia, Jose Mariano González Vidal dijo que Fernando era un Quijote, con el tipo de Sancho pero un Don Quijote. Habéis coincidido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Hay traductores buenos y malos. Ante los buenos mi admiración rendida. Y los buenos son la mayoría. Emocionante la historia de tu amigo. Necesitamos tracuctores para compartir la excelencia. O eso o nos ponemos a hablar todos en inglés (será que no... será que nos gusta la diferencia). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Perich, en mi casa me han llamado así mucho tiempo, Perich.
    "Traducir el invierno en primavera", tu cabecica no para, eres un inventor de metáforas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Marta, ¿zênme yang?
    Aunque poco, algo aprendí de mis alumnos.
    Yôngbào hé qìnwên

    ResponderEliminar
  39. Mercedes, ya nos conformaríamos con que nos transformaran la rosa en azucena, pero hay traductores que la dejan hecha una hortiga.
    Ni mi amigo sería capaz de traducir medio bien esa frase. Qué buen ejemplo has puesto.
    Un brazo.

    ResponderEliminar
  40. PepePereza, he pedido al camarero nuestro mejor champagne(fue lo primero que pediste en el club). Te invito encantado, por buen zagal y mejor escritor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Anónimo4/3/10 20:02

    Ciertamente, el buen traductor tiene ese don... es difícil hacerlo.

    Un placer leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Un individuo que se siente mal, le pide a un amigo que le acompañe a la consulta del médico pues le tiene que dar el diagnóstico. El amigo tiene ciertos conocimientos de medicina.
    Entran a la consulta y el médico dice:
    - Tiene usted una disfunción renal complicada con una afección cardiovascular grado tres que le está originando grandes alteraciones de su fisiología. Y todo esto muy avanzado.

    Aturdido, el interesado mira al amigo y le demanda:
    -Tradúceme.
    Le contesta el amigo:
    -Que te mueres.

    Sean, no es un chiste.
    ¿Qué os parece la traducción?

    Interpretar es declarar el sentido de algo.
    Lo importante es pasar de un lugar a otro el sentido.Es decir, un escrito tiene distintas interpretaciones.
    ¿Quién nos dice que el mexicano, aunque ramplón, no acertó en la diana? ¿A qué tipo de lectores iba dirigida su traducción?
    ¿Un traductor además de pasar de un lugar a otro el sentido, ha de imitar el estilo?

    Os amenazo con nuevas provocaciones cariñosas.

    Miguel, una josefa en el barrio de San Antón es una chulla de mojama partida muy fina. En el camino viejo de la Ñora, en Murcia hay un bar "El Secretario" que nombra las tapas de manera singular: mar y tierra, mar y mar, bichos.....

    Sean, tú que tanto sabes, ¿qué es un talón de muerto? (tapa de bar, claro.

    María Moliner ha sido una referencia para mí en lo científico y humano. Tu amigo Fernando puede que sea de este tipo de personas.
    ¿Sabéis que oficio tenía la insigne lexicógrafa y cómo hizo su célebre diccionario?

    Sean, no he podido entrar antes en tu nueva entrada. He estado muy atareado. La rara me ha castigado: he tenido que que escribir cien veces "no entraré en el blog de Thornton en horas de oficina".

    ResponderEliminar
  43. Carlos, lo de mi amigo es un misterio. Su hazaña la podéis seguir en Internet. Fernando Pérez Cárceles es su nombre. Veréis que no exagero.
    La traducción en el cine es otra historia, historia de terror, con traidores por todas partes.
    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  44. Ángel, los que sabemos de ti, te consideramos una autoridad en estos asuntos. A leerte con detenimiento y poco más.
    Nuestro amigo Fernando me cita en su primer tomo. En él, advierto de un excesivo parecido (¿plagio?) entre la primera frase del segundo movimiento de la Quinta de Schubert y el minueto de la sonata en fa mayor para violín y piano de Mozart. No podía llegar yo a más ni el libro a menos. Aún estoy temiendo una demanda por parte de los herederos de Schubert.
    Ángel recuerdo con verdadero agrado aquella velada hasta altísimas horas, en mi casa de La Alberca. ¿Recuerdas?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Ramon, otra vez estamos de acuerdo. Tenemos muy buenos traductores y otros menos buenos.
    Borges no hizo alusión a la literatura rusa al azar. Él consideraba su maestro a Rafael Cansinos Assens, y lo consideraba un estupendo traductor de Tolstoy, Dostoyevski, Turgeniev etc.
    Javier Marías también es otro magnífico traductor, su "Tristam Shandy" es una traducción de referencia. Pero no descuidemos a las editoriales traidoras que reducen costos a base de traductores voluntariosos.
    Un placer hablar contigo, Ramon.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Salvador Pliego, es un honor que un poeta de tu talla nos visite. Gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. Serrano, muestras nuevos e interesantes puntos de vista. Preguntas si el traductor ha de imitar el estilo. Claro que sí, de lo contrario será tachado de traidor.
    Cada autor tiene una música específica, un sonido concreto, esa belleza particular depende de las palabras elegidas y de la forma de ordenarlas, eso es el estilo. Es lo que nos permite diferenciarlo de otros autores. El traductor tendrá que situarse lo más cerca posible de ese estilo, del tono, del ritmo, del silencio...
    No obstante "zapatero a tus zapatos". Hay contertulios que podrán contestar mejor que yo a tus preguntas. Lo mío realmente son los bares, ahí sí soy una pequeña autoridad amigo Serrano. Preguntas qué es un "talón de muerto", eso es propio de la parte de Jumilla y Yecla y se trata de patatas asadas sin pelar y partidas por la mitad.
    Serrano, ¿recuerdas los "jefes de estación"?
    (Continuará).
    Un abrazo y pasa de la rara.

    ResponderEliminar
  48. Amigo profesor jubilado, vuelvo a horas intespectivas(como siempre)propias para venir a tu club, por cierto,para decirte que me gusta mucho este color azul-mar de ricas palabras que son rumorosas como las olas y que brillan como soles,lunas y estrellas de mar,claro,para decirte que yo también he dejado hoy, algo para tí.
    Venir hasta aquí siempre es enriquecedor, se agradecen espacios como este donde se ejerce el oficio de hablar, comentar y aprender.....
    BESICOS GRANDES.

    ResponderEliminar
  49. Cabopá, amiga, qué bien dices lo que dices. No dejes nunca que te traduzcan, ni siquiera mi amigo el de los lieder.
    Gracias por tu dedicatoria.
    Besicos, pequeños y GRANDES.

    ResponderEliminar
  50. Subsanado el error en el cargo,amigo. Mi memoria a veces me juega malas pasadas aunque sea de una página a otra....Besicos.

    ResponderEliminar
  51. Estimado Presidente, permíteme que le replique a Ángel Paniagua, que tradujo mal mis palabras y su ejercicio hermeneútico no es el acorde con el sentido de mi comentario (para que seamos conscientes de la dificultad de las traducciones, incluso en la propia lengua).
    Ángel, vida mía, puntualizo para la traducción correcta:
    - Utilicé la expresión bárbaro/bárbara en su sentido etimológico-latino, pues se trata de lengua no romance, perteneciente a un pueblo de la Europa del Norte. Por supuesto, para nada pasó por mi mente el sentido vulgar del término.
    - Del contexto del comentario efectuado por ésta que suscribe, se desprende la admiración hacia esa lengua tan precisa. Como bien sabes, un buen traductor ha de interpretar palabra a palabra, frase a frase y el texto en conjunto, dando a las palabras dudosas el sentido que se desprende del conjunto de las otras y de la totalidad, teniendo en cuenta la finalidad última comunicativa. Si con paciencia se lee mi comentario, creo que está claro lo que señalé. Otra cosa diferente y bien distinta es que me guste reírme hasta de mi sombra, porque el sentido del humor es el mejor de los sentidos. Ya especifiqué, y sobra, que los alemanes son el sibaritismo en lengua.

    Y como muestra de buena voluntad vayan estos versos de Friedrich Hölderlin: "Wer Gutes ehrt, er macth sich keinen Schaden, / Er hält sich hoch, er lebt den Menschen nicth vergebens".

    ResponderEliminar
  52. Presi, se me olvidó mandarte BESOS en mayúsculas y enhorabuenas por tus facetas de escritor de éxito, perito en bares, en óperas, en lieders y en humanidad.

    ResponderEliminar
  53. ...me has desnortado total, Thornton...¡yo estaba pensando conseguir "Fausto" en original y ayudarme entre una leccioncillas de germano + google (muy bien citado por Mª Jesús, sí señor)!
    ...y ahora, siguiendo el sendero de tu entrada, se me cae el alma a los pies...pues no sé, yo creía que traducir bien era secundario (o terciario)...

    Kisses, baci, kuss, beijo...

    ResponderEliminar
  54. Sean, ¿con pito o sin pito?.
    Amigo Thornton, es usted una persona muy viajada.
    La clave está en la interpretación y no en la técnica que se presupone. La interpretación sin prejuicios.

    Sean, ¿qué es una penetrata?

    ResponderEliminar
  55. Isabel y Ángel, así me gusta.
    Sendos abrazos.

    ResponderEliminar
  56. Virgi, tú misma. No me hagas mucho caso.
    ...Tseluvki, Qìnwên, Polibky, Suudelmat...

    ResponderEliminar
  57. Serrano, ya veo que conoce los "Jefes de estación". Usted debe de ser de los que no quieren prisas en los bares. Hombre sabio.
    La clave estará, digo yo, en conocer al autor, su estilo, su obra, su idioma y un pequeño detalle, saber transmitirlo.
    Me preguntas por una "penetrata". Una aceituna atravesada por un pepinillo, esa es mi respuesta.
    ¿Conoces los "Huevos de fraile"?
    Abrazos, amigo Serrano.

    ResponderEliminar
  58. Da gusto el humor que tienes.
    Un lujo haberte encontrado.
    Besos

    ResponderEliminar
  59. Sean, no, una penetrata es una penetrada en italiano.
    Ahora que viene la Semana Santa los huevos de fraile. Y las "tetícas de monja" para todos los días.
    Entonces, penetrada se podría traducir por "quimbo" Interesante.

    ResponderEliminar
  60. Serrano, los huevos de fraile, el Letre,el cencerro, las moscas...la Alberca

    ResponderEliminar
  61. Virgi, eres muy amable y muy poeta. (No me gusta poetisa).
    Besos.

    ResponderEliminar
  62. Me estás haciendo recurrir a mi "traductor particular" porque me has pillado, pero ya sé lo que me dices en tus saludos.
    Esas patatas cortadas por la mitad por la parte de Jumilla y Yecla( que desconozco) cuando yo estudiaba y me pelaba las clases con mis compañeros y profe de mates, las llamábamos "chuletas de huerta", no se si le añadis pimentón.Riquísimas.
    No sé si creer en las casualidades pero estoy leyendo "Mariposas para los muertos" y no tengo más remedio que recurrir a la traducción de palabrejas que me encuentro, eso antes de hacer tu entrada de Traductor.
    BESOS.

    ResponderEliminar
  63. Marta, no he leído nada de esa escritora, ojo a tu traductor particular, ¡Che, que no te venga con macanas!
    Aquí en cuanto te descuidas le echamos pimentón a todo, yo prefiero esas patatas, con aceite, sal y pimienta.
    Besos, Martica.

    ResponderEliminar
  64. Sr.Presidente: su entrada "cochero" no se puede abrir...Dice el Sr.Blogger:"la página solicitada no existe"....Hable con su creador,editor y a la vez amigo.........Bueno bromas aparte..No puedo entrar....pon,pon,abre..abre la puerta,pon,pon
    Vaya sábado gris y ventoso...Besicos.

    ResponderEliminar
  65. Cabopá, es que soy un patoso muy grande. Estaba preparando una próxima entrada y en lugar de dar a "guardar" pulsé "publicar". Aunque he rectificado, el título ya ha quedado ahí. A ver si lo termino pronto y abro la puerta.
    Fue nombrar la preprimavera y ya ves. Por qué no me estaré calladico alguna vez.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  66. Según parece, de todo lo anterior se deduce que una obra traducida inmediatamente se convierte en otra cosa. Leemos lo que otro interpretó.

    Si es asi, me sigo ratificando en que lo verdaderamente imprescindible, lo que hace que una tradución sea buena es que inevitablemente ha de llevar de un sitio a otro el sentido del creador. Aquí radica la gran dificultad.

    El traductor ha de ser, pues, una gran lector.
    Pero un lector cualificado. Teniendo este don y si conoce los idiomas (origen y destino) se podrá llegar a ser traductor solvente.

    Pongo todos mis esfuerzos mentales(pido ayuda a toda la "gente de orden" que visitáis este club) para que pierda el Barcelona.

    ResponderEliminar
  67. Fe de erratas:
    en la entrada anterior:
    donde dice tradución debe decir traducción.

    ResponderEliminar
  68. Genial, a mí tampoco.
    Me repatea tanta estupidez con lo del "género".
    Pues más besos

    ResponderEliminar
  69. Serrano, por aclararme, el "Che, no me vengas con macanas", ¿te parece en algún caso una buena traducción, como tú mismo preguntabas?
    Aunque el Barça va perdiendo, no sueñes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  70. Vamos a recapitular. Un buen traductor deberá pues, conocer en profundidad las dos lenguas, deberá entender y transmitir el sentido del creador, deberá ser un gran y cualificado lector, deberá conocer el estilo del autor y ajustarse a él, y por supuesto, ser un magnífico escritor. Ahora entiendo por qué los que se acercan al Dante de la mano de Ángel Crespo, les encanta la Divina Comedia. Claro.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  71. Lo que se han perdido tus alumnos. Eres un profesor de los buenos, hasta yo lo he entendido. Me encanta pasar por este club.
    Muchísimos besos.

    ResponderEliminar
  72. Cabopá, tienes razón en lo del sábado, pero como soy un enamorado o vicioso de la zona, te diré que también fue hermoso, más para alguien a quien le gusta la fotografía.
    Hace poco se metió una niebla que no dejaba ver el faro y se pasó todo el día sonando la sirena para los barcos. Los cuatro pitidos son preciosos pero da miedo pensar en que te pille mar a dentro y acercándote a la costa sin ver nada.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  73. Clara, agradezco tus cariñosas palabras pero no es para tanto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  74. Farallón, ¿alguna película que recomendar? Aunque sea traducida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  75. Querido profesor jubilado:vuelvo por aquí sin aporrear la puerta de tu ventana. Sólo me asomomo y leo,también te escribiré un ratico...
    Tus entradas dan mucho de si...Te invito a pasar por mi blog,ayer abrí los escapartes en los que miro....Estoy segura que harás un comentario sustancioso, o nó...
    A Farallón le diré que,qué hace siempre por el mar...ah claro,si es un trozico de tierra que emerge en él. Qué despiete el mío.
    Farallón he oído alguna vez la sirena del Faro y visto esa niebla o bruma que cabalga sobre el pueblo y lo envuelve y que te hace suspirar como en una peli de suspense, esperando a que se desarrolle la escena, para ver que es lo que ocurrirá después... Envidia y no de la sana me das porque hace bastante que no voy...
    En fin Besicos para mi amigo el profesor y presidente.Y para el que le gusta la fotografía, que ya podría decir dónde las puedo ver.....ja,ja,ja...Perdón querido profesor jubilado por utilizar tu ventana mirando para otro lado...MÁS BESICOS PÁ TOS.

    ResponderEliminar
  76. Desde cabopá llego al club del escritor de éxito, profesor y amigo de los traductores. Yo también les estoy agradecida, porque a través de su filtro (¡ché, que no todos los filtros son macanadas!) he leído obras sublimes de la Literatura Universal, por más que la poesía, creo yo, que es o no es en cada idioma y ya está. En tanto que de rosa y azucena...¡claro que sí!
    Coincido con usted, carismático escritor, en el oficio- también soy escritora, novelista en concreto- y en el otro oficio, el de la pizarra y la tiza, para explicar el idioma y la Literatura a la gentecilla de Bachiller y de la sin par ESO también.
    ¡Ah! Y también en que soy de Murcia, aunque ahora resida en la tierra de Miguel Hernández.
    Veo su club nutrido de seguidores, no es que sea, pues, necesario, pero mire usted por dónde, me apunto.

    ResponderEliminar
  77. Thornton, da la cara y no me vengas con macanas.
    Si vamos los primeros, como decía Capello, ya somos campeones.
    La taducción que no es buena es la que no se sujeta al sentido del autor.La dificultad está en esto. Todo lo demás es técnica.
    ¿Acaso esperas que el traductor sea un recreador? Jamás.

    ResponderEliminar
  78. Cabopá, he visitado tu blog y lo del consejero no es una falta de humor, es una falta de respeto hacia el artista. Lo comentaré allí, donde corresponde. Sin tu permiso, lo he colocado entre mis fotografías, espero que no te importe.
    Nada de pedir perdón, ya sabéis que me agrada ver cómo os comunicáis entre vosotros los miembros de este desprestigiado club. No quiero prisas en los bares.
    Besicos mil.

    ResponderEliminar
  79. Rosa, sabía de ti por el blog de Cabopá y por algún otro. Recuerdo que a finales de enero presentaste tu último libro "El Emboscado" en el Gaya y Cabopá escribió una entrada a tu salud.
    Que venga por este club una escritora de tu categoría es una gozada. Pensarás que soy un zalamero y que se lo digo a todos, pero no es así. Te sentaré, si te parece bien, junto a Isabel Y Carmen, son dos nenicas de lo mejor.
    Deseo que te encuentres cómoda y vengas con frecuencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  80. En respuesta a Mercedes (perdona que haga ésto en tu blog, jefe) la forma de traducir al gallego todo eso que ella dice es "arreconchégateme".
    (no se lo conteis a Dilaida que ella es rigurosa)

    ResponderEliminar
  81. Serrano, al traducir, lo que hay que conservar es el acento, ese sonido propio, peculiarísimo del autor, es como una música interior, personalísima. El acento es el sello de distinción que el autor imprime a su obra hasta hacerla reconocible entre todas las demás como estilo propio. El traductor no debe adaptar a su lengua rasgos fonéticos, sintácticos o semánticos sino un determinado temperamento único. He dicho.
    Un abrazo.
    P.D. Tu madrid sólo va empatado con mi Barça.
    Te ruego una mayor precisión.

    ResponderEliminar
  82. Amigo Thornton, este fin de semana he visto una película interesante, “A 23 pasos de Baker street”. Es de esas películas que vi de pequeño y te puedo asegurar que la memoria no me ha jugado ninguna mala pasada. Sigue siendo buena.
    En cuanto al traductor te diré que tengo un libreto de “El anillo de los Nibelungos” que dice que la música es de Ricardo Wagner.
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  83. María Jesús, en este blog puedes hacer lo que quieras menos dejar de venir. Recuerdo que fuiste de las primeras en aparecer por aquí, que no te gustaba el champagne y que te traje jugo de mirra, como Petronio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  84. Farallón, esa es una de mis grandes. Qué escena la de la cafetería y qué Van Jhonson.
    Como se han incorporado nuevos miembros, si te parece, Señor Director de la Filmoteca Thornton, repetiremos la entrada de nuestras mejores películas. Pero esta vez pondremos un poco de orden, que cada uno proponga tres películas sólamente no trescientas. Espero tus sugerencias, bueno, tus órdenes.
    Cambiando de tema, en la ópera me gusta conocer la trama, qué ocurre en cada acto. Lo que no necesito saber es lo que se expresa a cada instante. Precisamente cuando escucho zarzuela ese es un inconveniente, el texto me distrae.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  85. Quizá tu amigo tradujo directamente de la música. Es mucho más fácil, tratándose del alemán.

    Saludos

    ResponderEliminar
  86. Mobesse, la traducción de mi amigo no pudo ser una traducción de calidad. Es imposible traducir bien a una docena de poetas alemanes, sin saber alemán. Con diccionario y sintaxis se puede traducir un folleto de medicamento pero nunca traducir bien un poema.
    Dicho esto, aplaudo el esfuerzo y el buen gusto de mi amigo, pero critico severamente a la editorial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar