martes, 28 de febrero de 2012

PINTORES Y DEMÁS ARTISTAS PLÁSTICOS


Hay pintores que nunca han tenido un pincel sobre las manos

JUAN MANUEL BONET

                                           A mi amigo Mariano Feced, que le dice al rey que va desnudo            

Durante este tiempo que he estado desconectado he confeccionado un catálogo de pintores y pinturas.  Desde la Florencia  y la Siena de Cimabue y Giotto hasta nuestros días. El criterio que he seguido ha consistido en resumir libros y más libros de Historia del Arte, o sea, en copiar a los que saben. No se librarán ustedes de sucesivas entradas donde les hablaré del desnudo en la pintura española, de pintores como Edward Hopper, y de cuadros como El origen del mundo. No se librarán, no.

Cuando repasas de un tirón la historia de la pintura y pasas en escasas semanas de mirar  al matrimonio Arnolfini, cogiditos de la mano, a contemplar un grafiti enmarcado,  te entran serias dudas del concepto actual de arte. No se trata de estar en contra de las vanguardias, tan imprescindibles para que el arte avance,  pero sí de desenmascarar a todos los cuentistas que a la vera del vanguardismo nos colocan sus memeces. 

 Jean-Michel Basquiat

P. Flowers

Si he de ser sincero, cuando me sitúo frente a un cuadro de Mondrian, de Miró, de Pollock o de Tapies no logro entender lo que sale de sus pinceles o de sus brochas y menos aún que se les llame pintores como a Tiziano o a Rafael. Sin duda que mis escasos conocimientos y mi basta –con b- sensibilidad artística tienen mucho que ver con mi ceguera. 

 Piet Mondrian


Tapies


Si esto me ocurre con los consagrados, qué desasosiego no me entrará cuando veo exposiciones de artistas aún por encumbrar. A los dichosos  happenings y a las perfomances no les encuentro la gracia por más que me esfuerzo. No entiendo dónde está el mérito artístico en apilar sillas en un solar, en atar a un perro en una sala de exposiciones y dejar que muera por inanición o en meter unos calamares en una bolsa de plástico y ver -y oler- cómo se van descomponiendo.

Doris Salcedo
Carlos Herrera
 
También me descoloca la concesión de prestigiosos  premios a este tipo de artistas del arte de provocar. El premio Velázquez, nuestro más importante premio en artes plásticas, ha pasado de Gaya y Antonio López a  manos de Muntadas, Salcedo o Barrio. Como dijo, en acertadísima frase,  un gran artista contemporáneo: Si Velázquez pintase en el siglo XXI, no le darían el premio que lleva su nombre. 

 Artur Barrio
  
Que conste que no soy de los que se rinden fácilmente en esto de digerir  obras de arte que no entran a la primera.  Me gusta insistir una y otra vez. Cuando escuché por primera vez Tristan e Isolda mi rechazo fue total, no conseguía pasar del primer acto y hoy es una de mis óperas preferidas y no les digo que atesoro más de veinte versiones en CD porque me tacharían de presumido exhibicionista.

Con ese mismo espíritu trato de roer estos cuadros y estas ocurrencias plásticas ante los que ni siento ni padezco, pero no lo consigo.  Al contrario que con el Tristán, el segundo acto no termina de llegar. 



.

39 comentarios:

  1. No ha mucho tiempo, Thornton, encontré a un recién formado en Bellas Artes que iba a impartir un curso de pintura en un país extranjero. La preocupación que tenía era que sólo sabía pintura "vanguardista", loable, ¿por qué no? pero insuficiente.
    Pocos días después la cuestión era que el estudio de pintores y estilos, de imaginación y belleza, de pintura... le venía un poco grande. Su saber era tan limitado como el entorno de sus colorines enmarcados: debía explicar a quienes pretendían solazarse con sus pinturas qué significaban, qué representaban, qué... eran.
    Afortunadamente, no siempre suceden estas anécdotas.
    Manri, algunas veces al arte pictórico le llaman inspiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice Bonet hay pintores que nunca agarraron un pincel. Las vanguardias son imprescindibles pero...
      Sostener que para pintar no es necesario saber dibujar, francamente, no acabo de entenderlo. Seguiré intentándolo.

      Eliminar
  2. Es difícil no compartir tus sensaciones, porque esto del arte conceptual se convierte en un departamento donde cabe todo y claro noooooooo
    Al lado de genios como Miquel Barceló hay muchos impostores de la creatividad y aunque en realidad ocurre en todas las artes, parece que en la pintura y la escultura sufrimos más el timo. Por cierto, ese váter lo he visto yo varias veces pero no estoy seguro si era del mismo "artista".
    Un fuerte abrazo maestro.
    P.D. No dejas de ser un presumido exhibicionista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los consagrados que he citado ¿te entran? Tapies, Miró, Mondrian...
      Estoy de acuerdo, en la ópera ocurre otro tanto, abundan los farsantes.
      ¿Presumido exhibicionista yo?...siiiiiiii.

      Un abrazo, profe.

      Eliminar
  3. Mi profesor de literatura hispanoamericana era decía lo mismo que tú. Contaba muy divertido que habían ido a una exposición de estas de cosas raras y carne en descomposición, perdón por la imagen, el caso es que al entrar en el museo y antes de llegar a la zona de "esculturas" había una serie de monitores en una especie de hall todos en semicírculo y apagados y que el guía que los acompañaba , un tipo entusiasta, les largó una disertación brillante acerca de la implacable metáfora que "la obra" representaba; la soledad, el vacío, el aislamiento del ser humano que estaba entre los otros sin ver, sin hablar, fundido en negro...mientras estaba con eso llegó el bedel, encendió un botón y los monitores se encendieron también y eran una serie de guías prácticas de guías del museo ; localizadores, juegos para los niños(no me imagino críos yendo a ver esas cosas pero hay gente pa to) en fin. Que "la obra" no era tal...pues eso. Yo me volví a Sor Juana Inés de la Cruz, decía después con mucha guasa, que se le entiende todo mucho más clarito

    Yo también, prefiero a Sor Juana ;)

    Un beso, maestro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco varias anecdotas parecidas e igual de ridículas, ésta me la anoto. Lo de la carne en descomposición ha sido premiado nada más y nada menos que con el Velázquez. Si el pobre levantara la cabeza.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Pues yo, una vez que dije que la mitad de la obra de Picaso me gustaba y la otra mitad no la entendia, me dijeron asno. No he vuelto a opinar de estos asuntos (aunque sigo teniendo opinion).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cobarde.
      Veremos a la ojizarca. No faltes.

      Eliminar
  5. Siento lo mismo que tú.
    A veces esos cuadros si tienen un colorido alegre y coordinado, pues bueno, pasable, aunque no entiendo nada más.
    Pero cuando es algo repugnante y nos lo quieren vender como una obra de arte pues la verdad es que... Ya No no me gusta, pero ni una "chispica".
    Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...ni una chispica", no se puede decir mejor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Sin tener grandes conocimientos de arte, cuando miro un cuadro me gusta que me transmita alguna impresión, emoción... Miró lo logra, Tapies menos, Antonio López lo logra y Mondrian también. La belleza de este último es instintiva y el observador es como un espejo, si le comunica algo, le gustará, si no es así, no hay algo racional y objetivo que nos permita afirmar que es una gran obra.

    Ayy... no sé si he logrado explicarme.

    Espero esas entradas que prometes.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te has explicado muy requetebién, Laura. Me ocurre con ciertos pintores precisamente eso, que ante sus obras ni siento ni padezco. Esas líneas rectangulares y esos colores básicos de Mondrian me dejan frío y Tapies otro tanto. Aunque entiendo que hay que ser respetuosos con su obra ya que a otros muchos sí les transmiten belleza y algún sentimiento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Yo reconozco mi ignorancia.
    Y creo que mi sentido de la belleza es demasiado clásico. Lo que cuentas del perro lo leí y me quedé impresionada de que no hubiese en la sala ni un solo ser humano capaz de terminar con tamaña atrocidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del perro se debe a un imbécil que responde al nombre de Guillermo Vargas y lo peor son las explicaciones que dio.

      Eliminar
  8. Yo también soy de los que le dicen al rey que va desnudo, y que un tonto hace un ciento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejes de hacerlo, otros muchos -entre los que me cuento- son más tibios y buscan algún tipo de carencia en su sensibilidad artística.

      Eliminar
  9. Te recomiendo " Elogio y refutación del Ingenio" de Jose Antonio Marina en editorial Anagrama. Esclarecedor y, como el propio título indica, es optimista y pesimista a la vez respecto al resultado del ingenio desbocado, tanto si se tiene talento como si se carece de él

    ResponderEliminar
  10. Te lo recomiendo porque le dedica bastante tiempo al arte moderno, tanto en la parte del libro que desarrolla el elogio como en la que desarrolla la refutación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la recomendación, que, como en casos anteriores -Fante-, no caerá en saco roto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Aquí hay conversación pa' rato, mi querido Profe.
    Personalmente, Tapies nunca me ha gustado, sí otros del mismo corte (J Kounellis, p, ej.). Sin embargo, Mondrian me atrae desde los primeros árboles que hizo hasta el final.
    Mi preferido por encima, y con amor eterno, es Vermeer.
    Pero soy de gustos amplios: Lorenzo Lotto, Bellini, Bronzino, Chardin, Modigliani, Hammershoi, Matisse, Hopper, Bonnard...
    Picasso tampco es plato de mi gusto.

    En fin, espero dedicar algún día un rato contigo a este tema que me gusta pero mucho.
    Un abrazo grande. Otro a tu chica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Virgi con Kounellis me pasa más de lo mismo, ni siento ni padezco. Bonard sí, Matisse también y Chardin o Vermeer ni te cuento. Como bien dices esta conversación da pa'rato. Para una charleta de varias horas y varios cubatas, añado yo.
      Te animo a que escribas una entrada sobre este tema, me consta que a no pocos de tus seguidores -entre los que me encuentro- tu opinión nos parecería muy interesante.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. No te metas con Pollock, ¿eh?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que lo achaco a mi reconocida ignorancia. Apartaré mis sucias manos de él: ¡VIVA POLLOCK!

      Eliminar
  13. Os dejo este simpático enlace:

    http://youtu.be/yrEWb2bhWb0

    Lo cierto es que mis gustos van desde Da Vinci hasta Tápies, aunque debo quedarme con los pintores del XIX impresionistas y postimpresionistas. Creo que como en tantas cosas aquí tiene mucho que ver lo subjetivo. Las tendencias actuales que intentan provocar o sorprender muchas veces no lo consiguen, quizá porque el que mira la obra está saturado de información y hoy en día las necesidades artísticas son postergadas en favor de por ejemplo, el consumismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto el vídeo y me ha encantado. Desconocía tantísima repetición del mismo tema. Es muy original y muy didáctica.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. El arte ha de emocionar y si no lo consigue, no es arte, sino otra cosa: destreza, geometría o lo que se tercie.
    Como habrás adivinado, coincido contigo totalmente. No me dicen nada muchos denominados pintores que se han consagrado en pericias varias, como poner tiritas y trazar aspas o cruces (Tapies), diseñar cuadrículas de colorines (Mondrian... etc.
    Dame un Ghirlandaio, un Giotto (ay, que borrachera de hermosura en Santa María Novella), un Millet, un Monet, un Vermeer, un Sorolla, un Hopper y tantos otros, y quítame a quienes no me emocionan ni me dicen nada, a quienes garabatean o tiran líneas.

    Me encantó la entrada, que ya es hora de poenr las cosas en su sitio.
    No es que seamos tontos que no tenemos criterio, es que no somos snobs, qué caray.
    Felicitaciones efusivas, señor Presidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sigo dudando si no será mi basta sensibilidad la que me impida disfrutar de semejantes obras de arte. Y lo digo sin ironía.
      Cuando leo que un pintor de la talla de Antonio López dice de Tapies que "Después de Picasso ha sido el pintor que más hemos admirado todos”. O al director del Reina Sofía, M.B. Villel, decir del mismo pintor que “Es la figura central del arte en la segunda mitad del siglo XX”. Me quedo con esa duda sobre mi ceguera.

      Un beso.

      Eliminar
  15. La recomendación que te ha hecho Javi Guerrero es para no perdérsela. Fue el primer libro de José Antonio Marina y le cogí vicio desde entonces, tanto que tengo 14 suyos. Pero ese y la "Teoría de la inteligencia creadora" son mis favoritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi siempre acierta en sus recomendaciones y si va avalado por ti ya ni te cuento. Hoy mismo me hago con el libro.

      Otro beso.

      Eliminar
  16. Un análisis muy bueno. No tengo mucho tiempo (mamá pachucha) pero me asomo y leo... Goya, Velazquez, Renoir, y muchos más, pero sobre todo Sorolla...

    Besicos amigo

    ResponderEliminar
  17. No tienes mal gusto, no. Siento lo de tu madre, dile que pronto se pondrá bien, que la anteprimavera ya se asoma.

    Dos besos, uno para cada una.

    ResponderEliminar
  18. Hola,ya hace mucho que no estamos en contacto pero... me he decidido a estar con vosotros.
    He estado leyendo diversas opiniones y bueno, si no os parece mal nos podíamos poner a pensar que si bien es cierto que algunas o muchas de esas pinturas"raras"no entran dentro de nuestro gustos si los autores o autoras nos lo pudiesen explicar quizás entenderíamos algo.
    Os imagináis que a tod@s rarill@s que andamos por el mundo nos quisieran entender? Y si somos unos incomprendidos, no tendrñiamos un huequecito en esta vida?
    Saludos y encantada de volver a leer tus entradas

    ResponderEliminar
  19. ¡Cómo me alegra tu sinceridad! Aprecio tu gusto por el arte y tu valiente opinión me importa. Una vez estuven en el Museo contemporáneo de Barcelona y me encontré con la obra menos obra que he visto jamás: un lienzo blando con una línea gris. Adivina el título. "Línea gris sobre lienzo blanco". ¿Y? No te digo el precio, todavía no me he repuesto del susto. Menos mal que luego pasé por Madrid y visité El Prado, otra vez.
    Una entrada honesta e importante.
    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  20. Vivimos una época donde, lamentablemente, el FRAUDE se extiende como las manchas de aceite. A los grandes estafadores se les llama FINANCIEROS, la "usura" generalizada y sin escrúpulos (Banca) es el SISTEMA FINANCIERO, la OMS colabora en el fraude de las vacunas de gripe A, los políticos defraudan sin cesar a sus conciudadanos, la justicia, de tan ciega no "ve" lo que a cualquiera le parece evidente; en la moda, unos tipos "estrafalarios" malvisten a las mujeres, con el beneplácito de éstas, que además, se dejan destrozar los pies con tacones como elementos de tortura. La publicidad poco tiene que ver con la bondad del producto que anuncia; normalmente ni se menciona.....y así podría alargar la lista.
    En un mundo así, ne es de extrañar que suceda lo propio con el ARTE, especialmente con la PINTURA y LA ESCULTURA. En mi opinión, la cima en ambas disciplinas se alcanzó hace mucho tiempo, por lo que cualquiera que pretenda transitar esos caminos tiene una tarea ímproba tratando de igualar o mejorar las cotas alcanzadas. En lugar de esforzarse deciden no estudiar Dibujo, ni disciplina académica alguna, como si fuera una pérdida de tiempo y solo les interesa destacar "provocando" y siendo "originales", cuanto más estrambóticos mejor, que hay que destacar del resto y hacerse un nombre. Sólo hay que buscar algún otro listillo, entiéndase crítico o responsable de museo, que certifique la genialidad de nuestro trabajo y ponga precios astronómicos al mismo; eso sí, con dinero del contribuyente, que para eso va a "disfrutar" del mismo. Esta MONUMENTAL ESTAFA, para que perdure, debe adobarse con un lenguaje esotérico, solamente comprensible para los "iniciados". Si lo consiguen han triunfado y serán considerados "Genios" por ese grupo de snobs, que juegan a ser diferentes a los demás, porque "ven", "sienten", "les transmite", "abstraen conceptualmente el mensaje" y varias estupideces más, aplicadas a la contemplación de las "obras".
    No os martirizo más (de momento), luego os contaré alguna anécdota y una propuesta de "performance". Saludos.

    P.D. Thorton, muchas gracias por la dedicatoria. El rey está denudo, y además es deforme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué decirte amigo Mariano si eres mi faro y guía en estos asuntos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Hola ahí. El que lleve el apellido Velázquez no me da derecho a pensar que llevo en mis venas algún ramalazo de este antecesor.Per si he de reconocer que alguna que otra vez se me ha pasado por mi pensamiento ya que mi sentido estético hacia las formas y la belleza me vienen desde bastante joven. La pintura es un de mis hobbies, no tanto estudiándola en profundidad como lo haces tú tan estupensamente en esta entrada. Y si investigando poco a poco algunas técnicas y modos de pintar de algunos pintores que me captura. hago mis pinitos, cosa poca, ya ves.Pero me atrea la pintura que s capaz de emocionarme y dejarme un gran rato frente a ella casi ensimismada. Me gusta la pintura que me dan ganas de salytar dentro de ella como queriendo llevarme su construcción, sus pinceladas, su colores para saborearlos más plenamente, si cabe. Ne cesito que la pintura me capture, me llene.Tanto el dibujo como los colores recogen, o pretenden recoger, con su impresión lo que nos rodea; conjuntando ténicas con estilos y con cierta dosis de buen gusto.A lo mejor lo que a mi me captura o me llama la atención, puede que a otro no le haga vibrar. O no le llene simplemente. Sin embargo siempre he tenido ese sentimiento que tan bien has desgranado en esta entrada, para goce mío.Que bueno que haya alguien con valentía y con elegancia que ponga nombre a los que otros se han encargado de enaltecer en función de unos cuántos padrinos, o modas que dictan lo que debe estar de moda. Valga mi repetición.He disfruta con esta entrada que pone las cosas en su sitio sin temor a que se caiga. Y somos muchos, bastantes a mi entender que opinamos igualmente. Lo único es que uno no llega, muchas veces por temor, a levantar la voz. Otras por no interponer nuestra voz a "esas autoridades" en la materia. Disfruto y mucho con esta entrada que he leído varias veces así como sus comentarios. Me gustaría ponerte un enlace a un escrito que , a modo de juego personal, publiqué no hace mucho. Hay algo reflejado de lo que has comentado en él. Si tienes tiempo y sólo si tienes tiempo échale una visual. Un gran saludo.
    http://yotanci.blogspot.com/2011/03/el-juego-del-impresionismo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Regreso del viaje por El juego del impresionismo, La casa y Como humo. Eres una artista que sabe jugar con mucho talento. Me ha encantado.

      Besos.

      Eliminar
  22. Cuenta García Márquez en “Memoria de mis putas tristes” que “Rosa Cabarcas tomó aire y dijo : El bolero es la vida”. No sé Thorton !de verdad! si esta “sentencia” de Rosa tiene que ver poco, mucho o nada, con tu magnifica e ilustrada reflexión sobre esas pinturas que comentas hoy en tu entrada. A mí me parece que “algo” sí, y además, estoy de acuerdo con ella “grosso modo”. Por eso te la comento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves lo que te decía sobre los elogios? Siempre se quedan cortos. Te has despachado con "magnífica e ilustrada" y ahí te quedas. Una faena de aliño.

      Un abrazo.

      Eliminar