jueves, 28 de octubre de 2010

DONJUAN


Tú que tienes la boca más dulce que la miel,
tú que el azúcar llevas en el corazón,
no seas, vida mía, cruel conmigo.


DON GIOVANNI (Canzonetta)


Todos los años por estas fechas escucho Don Giovanni y Don Juan. Don Giovanni, ya saben, es una ópera de Mozart y Don Juan, como también saben, un poema sinfónico que compuso Richard Strauss.



Me gustan estas tradiciones musicales y las sigo con cierta devoción. Por Reyes, el Mesias; en Semana Santa, las dos pasiones de Bach; en Viernes Santo, Parsifal; en agosto, la tetralogía; en diciembre, el Oratorio de Navidad...

Don Giovanni está considerada como la mejor ópera de Mozart, que es tanto como decir la mejor ópera jamás escrita. "La ópera de las óperas". Goethe dejó escrito que era una obra única en su género y que con la muerte de Mozart ya no podíamos esperar algo parecido. Claro que por entonces no podían imaginar Otello ni Tristán e Isolda.




El libreto lo escribió Da Ponte, autor también de los libretos de Le nozze di Figaro y Così fan tutte. Daponte fue todo un personaje, un donjuán de categoría, libretista, librero, abate, viajero y muy amigo de otro insigne donjuán, el mismísimo Casanova.



Al parecer, Casanova habría fascinado a Mozart con su prestigiosa labia y éste le permitió colaborar con el abate en el libreto de la ópera. ¡Casanova escribiendo versos sobre Don Juan! ¿Se imaginan? Mozart, Casanova y Da Ponte por las tabernas de Praga con el libreto de Don Giovanni bajo el brazo. ¡Homérico!

En cuanto a las versiones en CD... no, no teman, no les voy a decir cuántas versiones tengo. En casa me han tachado de cursi y de presumido por alardear de mis Bohèmes y Tristanes. En mi defensa diré que si a un coleccionista no se le permite presumir de su colección ¿para qué coleccionar?




Les decía que un magnífico Don Giovanni es el de Cesare Siepi. Sus grabaciones con Furtwängler o con Krips son de referencia. También es una joya la versión dirigida por Giulini, con unas Elvira y Anna de categoría: Schwarzkopf y Sutherland.

Precisamente, como un pequeño homenaje a "La Stupenda", será la versión de Giulini la que suene mañana en mi Ständetheater de La Alberca. Rememorando aquel estreno en Praga un 29 de octubre de 1787.




Aquí les dejo una de esas perlas que en su día les prometí que iría desgranando. Es un arreglo para instrumentos de viento de la famosa "aria del catálogo" que canta Leporello enumerando las múltiples conquistas de su señor Don Giovanni.

Pam, pam, pam, pam... Madamina, il catálogo é cuesto...







82 comentarios:

  1. Esta perla que os traigo hoy, no podría haberla mostrado de no ser, otra vez, por el talento y la paciencia de nuestro Ángel de la Guarda, Is@Hz.

    Gracias, Isabelica.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Pues si maestro, nos traes una de tus auténticas perlas. Una de las arias maestras de Mozart en formato pequeño, es decir, la conjugación perfecta del genial compositor de cuartetos y quintetos con el más grande genio de la ópera (para mi).
    Tus tradiciones musicales son exquisitas y en este caso me gusta que seas un hombre de buenas costumbres. Tu coleccionismo me encanta porque sólo es de cosas bellas, por lo que debes sacarlo a relucir siempre que quieras (¡faltaría más!).El texto encantador como sólo tu sabes y no sigo que babeo.
    La historia de Casanova en esa ópera es fascinante, pues la posibilidad de que el más grande de los donjuanes escribiera una línea sobre una vida tan cercana a él tiene un no se que...
    Bueno, un abrazo maestro y mañana me llevo al trabajo mi "Don Giovanni" en tu honor.
    P.D. Hoy juego con ventaja para inaugurar los comentarios

    ResponderEliminar
  3. Me confieso una adicta a la Mozartmanía, siempre me ha gustado, tengo todas sus obras, aunque mis preferidas son la flauta mágica y concierto para violín.
    No soy coleccionista de nada, pero si lo fuera de algo, sería de la música de este gran genio, que no ha tenido parangón en más de doscientos años.
    Una curiosidad, en la selectividad una de las pruebas que me pusieron fue "Mozart y su obra". Tuve suerte, este tema, siendo tan joven, lo dominaba, aunque no tanto como tú. Gracias a mi magnífica redacción conseguí una nota media de 8.5, la justa para entrar en la facultad de medicina. Así que se puede decir que estudié medicina gracias a Mozart.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Sean, creo y perdona la expresión coloquial probablemente inadecuada ante tales temas, que vas como una moto.
    Quería participar en tu entrada anterior, Sindicatos, en ocasión de la muerte de Camacho.El recuerdo de personajes como él me reconcilia con el sindicalismo. Tal vez, el sindicalismo actual analice su situación actual.Acomodados cuanto menos.

    ResponderEliminar
  5. Me cuesta mucho averiguar cuál es mi preferida (o preferido, pues esta imposibilidad es extensiva a todo). Quizá porque no soy constante en mis gustos y aficiones, quizá porque no me conozco bien. Lo más probable, porque soy muy puñetero. Pero sí, el Don Giovanni es una de las que más me gusta escuchar. También el Fausto de Gounod (¿hay otro?). Ahora llevo un tiempo de sequía; estoy en otras músicas. Son cosas que me suceden. Recuerdo que durante una larga época se me iba la mano siempre a Wagner-Furtwängler. No lo podía evitar (supongo que, justo aquí, no quedo de pedante). Usando un bello título de nuestro querido y admirado amigo común, una cosa son los Amores y otra las Vidas. Yo elijo la Vida y dejo que los Amores me elijan ellos a mí.
    Aunque a fin de cuentas es como decir "a mí me gusta el café largo, templado y sin azúcar". Pues muy bien.

    ResponderEliminar
  6. Carlos, hoy escuchando Don Giovanni te cansarás menos en el trabajo. Arias, dúos, tríos, cuartetos...y así hasta el septeto con las tres orquestas sonando al mismo tiempo. Qué festín.

    Menos mal que tú sí nos comprendes a los coleccionistas ¿no serás uno de mosotros?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Mercedes, lo de tu selectividad me ha encantado. Esa notaza se la debes a tus conocimientos mozartianos pero también a cómo lo relataste. Me imagino tu redacción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Serrano, como siempre, tendrás razón. Veré de echar el freno.

    ResponderEliminar
  9. Mobesse, "y servido en vaso de cristal".
    Siempre es un placer verte por aquí, y leerte.

    Un abrazo.

    P.S. No conozco otro Fausto que el de Gounod. Es más, no conozco otro Fausto que el dirigido por Cluytens. Como cura de humildad reconoceré que sólo tengo una versión de esta magnífica ópera. Para que luego me llamen presumido.

    P.S.2. Tenemos pendiente echar un rato y un trago. No lo olvido.

    ResponderEliminar
  10. Thornton el vídeo es una perla digna de la joyería más distinguida. No conocía esa adaptación para viento y me ha entusiasmado. ¿Podrías recomendarme dónde encontrarla?
    El texto y el diseño llevan tu firma.

    Salu2

    ResponderEliminar
  11. Pues si maestro algo de coleccionista tengo yo también (aunque no a tu nivel). "La ci darem la mano..." empieza a sonar ¡¡¡¡ohhhh!!!. Un nuevo abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Don Giovanni es una hermosura y si le quitamos los recitatorios es sublime de principio a fin.
    Ya ves, te leía y mi mente brincaba sobre si en Italia eran 140, en Alemania 131... y en la Spagnia son ya 1003.
    Volveré, porque Zerlina también lo merece, y Doña Ana, amén de Leporello y...
    Besos cantarines.

    ResponderEliminar
  13. Deleite supremo nos traes...
    Una gozada y un saludo

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué maravilla! Muchas gracias por enseñarnos tantas cosas, profe y tan delicadas...
    Porque, no sé si te lo creerás, pero la discreción profesional me ha obligado a esperar a que estuviera colgada la entrada para poder disfrutarla como espectadora y es una verdadera delicia.
    ¡Queremos más...!

    ResponderEliminar
  15. Thornton, ¿ no tiene limites tu maestría?.. ¡ qué gozada de entrada !..Te la has trabajado bien y la has conseguido. Mañana realizare mi homenaje al tiempo de difuntos escuchando la versión de J. Krips…! tres voces de bajo en una sola opera!.. y que voces y que música.. Pone los pelos como escarpias oír eso de

    “Don Giovanni a cenar teco,
    M’invitasti e son venuto”

    ¡Impresionante!

    Tu Thornton si que eres un maestro. Repito, preciosa entrada, magnifica y oportuna.

    Un abrazo.



    Postdata: Don Giovanni en Murcia !!! imposible!!! Para eso hubiera hecho falta otras personas en la gestión y con otra mentalidad… y, por supuesto, un teatro. Pero en Murcia, en tu ciudad, había al menos una tradición hace años de recordar el día de los difuntos con la representación en el municipal Teatro Romea -¿ se acuerdan todavía de él?- de la obra de nuestro D. José Zorrilla “Don Juan Tenorio” por una compañía familiar, también murciana. De esto hace años como he dicho. El municipal Romea anda cerrado hace ya un siglo y nadie responde… y los murcianos parece ser que les da igual…!como otras tantos sucesos que con “lo publico” está pasando en este municipio! Si se quiere ver teatro hay que desplazarse a Beniel, Molina del Segura, Alcantarilla, o la Capital … ¿ PERO QUÉ BROMA ES ESTA? ! no tenemos ni tan siquiera un “maestro armero” al que reclamar !..... ¡qué tristeza!..

    ResponderEliminar
  16. Desde la barra, al final, entre los abrigos de la esquina, escuchoy y aprendo.
    Un licor de café,¡cómo lo echo de menos!
    Salud
    Perich

    ResponderEliminar
  17. Parker, la encontré en la "Edcición completa de Mozart", en el volumen 45. Rarezas y sorpresas.
    PHILIPS.
    Gracias por fijarte en los detalles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Carlos, ya lo sabía. Los coleccionistas somos como los enanos, nos reconocemos a primera vista.

    Vaya mañanica que has pasado. Là ci darem la mano...la ri ri la ro re ro...

    Un abrazo, profe.

    ResponderEliminar
  19. Isabel, propongo que después de Don Giovanni, sigamos con las otras dos de Da Ponte. Così y las bodas. Que sigamos así de cantarinos. Ya sabes, sólo la belleza nos salva, y la alegría, añado yo.

    Un beso.

    P.S. Ya he visto que has abierto la puerta, mejor.

    ResponderEliminar
  20. Antonio, me alegra que así te parezca.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Is@Hz, ha aparecido tu comentario a la altura de tu fotografía y la de Carlos. Me ha gustado el efecto. Sois una pareja maravillosa. Me río yo de Felipe y Leticia.

    El vídeo ha quedado así mejor, tu cabecica que no para. Las ondas hertzianas tiemblan cuando te ven.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  22. Nicolás, sabía que te iba a gustar, ¿y sabes que te digo? que me has dado envidia y mañana me escucharé también la de Krips. Ya llevo tres.

    Lo de nuestra ciudad, para qué cabrearnos. Como dicen los jóvenes, es lo que hay.
    Hoy en Capuchinos,ese colegio que bien conoces, al ir a recoger a mi nieto me han dado una careta de calabaza para que el niño celebre el halloween ese. Le he preguntado a la profesora si les había puesto arias de Don Giovanni. Me ha lanzado una mirada de moderna y más o menos me imagino lo que ha pensado.

    Un abrazo. Este lunes no hay café.

    ResponderEliminar
  23. Perich, marchando ese licor de café.

    Yo sí he aprendido a leer ese poema de Miguel Hernández después de leerte a ti.

    A lo que vamos, no dejes pasar la ocasión y a por Don Giovanni.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Mi admirado Thornton, vives rodeado de belleza y tienes el buen gusto de permitirnos asomarnos a tu mundo. A eso le llamo generosidad.

    El vídeo es una pasada y el texto otra.

    Besos y más besos.

    ResponderEliminar
  25. Tu devoción por la música es contagiosa, yo soy una ignorante musicalmente hablando.
    Me gusta escuchar clásica,pero reconozco mi gran desconocimiento...
    Gracias por compartir tus perlas con gente como yo...
    Tengo otra vez problemas con el alimentador de corriente..Ya veremos como termina esta patología advenediza...
    Besicos

    ResponderEliminar
  26. Lola, vivo rodeado de amigos muy generosos, como tú. ¿Has escuchado ya Don Giovanni?

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Cabopá, ya sabes que otro de los placeres que te proporciona la música, aparte de oirla, es hablar de ella. Y eso hago yo con todos vosotros.

    ¿Qué te pasa con las ondas hertzianas?

    Besicos.

    ResponderEliminar
  28. El puñetero cable de alimentación de corriente está "colgao"y no me puedo conectar, si no es a batería pero si no me conecto la batería no se recarga, así que ando haciendo piruetas con los dedicos enganchaos al cable...y ni por esas.Tengo que mirar otro médico.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  29. Cabopá, vengo de tu blog, de enterarme que Miguel Hernández estuvo por Cabo de Palos.
    Vaya regalico el del "Rayo...", ya puedes estar contenta.
    Otros versos que tengo subrayados:

    "pero me voy, desierto y sin arena:
    adiós, amor, adiós hasta la muerte".

    Besicos.

    ResponderEliminar
  30. Gracias, Presi. Solamente gracias.

    ResponderEliminar
  31. Y yo vengo a decirte que esta tarde he estado en una gran superficie "inglesa",así que tengo solucionado el problema del dichoso cable je,je
    Sí, Miguel Hernández estuvo en Cabo de Palos y en La Unión donde conoció a María Cegarra, lo más conocido es su visita a Cartagena a la Universidad Popular...
    Yo y mis licencias.
    Besicos amigo.

    ResponderEliminar
  32. Para mí, sí que es la mejor ópera de Mozart y junto al Requiem es lo que más me gusta de su música vocal. De todas formas ya sabes mi veneración por Verdi y también por Puccini en cuanto a ópera. Aunque la talla musical de Mozart es muy superior a la de los italianos, y técnicamente tenga pasajes mas complejos y virtuosos, en conjunto me "llenan" más los autores de Rigoletto y La Boheme en estos menesteres.
    El arreglo instrumental que nos muestras es magistral, como toda su música. En una entrevista que le hicieron a Solti, sobre la música de Beethoven y de Mozart respondió: ..."la música de Beethoven sube hasta el cielo y la música de Mozart baja del cielo"...Es difícil decirlo mejor.
    Thornton Producciones está alcanzando unas cotas magistrales. A tan genial música, añades una selección de carteles sobre Don Giovanni, realmente maravillosa. La figura al modo Mozart/Casanova, con el ojo en plan guiño egipcio es extraordinaria y el cartel final con la silueta femenina y la cruz es sensacionalmente rotunda. Agradezco el indudable esfuerzo que te supone la búsqueda, selección y montaje de tantas y tan buenas imágenes y el gusto y la generosidad de compartirlo con nosotros. Thornton, como ya te he dicho alguna vez, lo bordas y tu blog es otra cosa.
    Un abrazo. me voy canturreando pam, pam, pam, pam ...madamina...

    P.D. Serrano, vas mas desfasado que yo con el fútbol, que hace tiempo, hablando de un compromiso de la selección española dije: ...volverán a perder seguro, cuando habian jugado el día anterior y habian ganado.

    ResponderEliminar
  33. MªJesús, gracias a ti por ese otoño que intuyo -aquí en La Alberca no se descargan del todo las fotografías- del color rojo de la ¿parra virgen?
    En cuanto llegue a la capital las disfrutaré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Cabopá, compra lo mejor, lo más caro, tienes que derrotar para siempre a las malditas ondas hertzianas.

    Me ha gustado eso de que Miguel Hernández y tu faro fueron amigos. Desde ahora miraré a tu farico con más respeto.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  35. Mariano, ya he anotado la cita de Solti, me parece digna de un genio como él. He tenido la suerte de verlo dirigir.

    Te agradezco que valores los detalles de mis entradas, señal de que las miras con detenimiento, no como otros que me hablan de sindicalistas ilustres y ni se fijan que tienen a su lado al gran Mozart.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Nada, que visitarte siempre es un aprendizaje. Hermosa clase nos has dado, muy agradecida, Profe, sabes que te sigo con cariño, voluntad propia y admiración.
    Y besos

    ResponderEliminar
  37. Un placer leer tus explicaciones y escuchar esa perla que nos dejas.

    ResponderEliminar
  38. Virgi, he recibido tu correo del día europeo de la ópera. Me ha parecido magnífico. Eres muy amable conmigo, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  39. ARO, especialmente la perla.
    Te agradezco mucho tus visitas, eres un buen amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. No repetiré que una de mis tantas lagunas formativas está rellena de música clásica, ópera... Uy, lo repetí.
    Cuando estudiaba psicología -me quédé a un año de acabar- leí un artículo que llevaba por título Del Donjuanismo a la homosexualidad latente. Me preguntarás por qué comento esto ahora, aquí. Buena pregunta.
    Es un placer leerte. Me gusta mucho tu blog. Cada tanto hay que repetir cosas ya dichas. Si es que uno las sigue sintiendo, ¿no?

    Pd: me permito proponerte una entrada -puedes hacer lo que quieras con mi proposión. ¿Qué tal una entrada aceca de los libretistas de ópera? Esos guionistas...
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  41. Blanco, he conocido a gente que, como tú, se ha quedado a falta de un curso para acabar una carrera. Siempre me han parecido dueños de una personalidad fuera de lo común. Una personalidad superior a la del resto. Seguro que es tu caso.

    ¿Don Giovanni realizando sexo fuera del vaso ordinario? ¿Don Giovanni echando un coito por el trasero de otro varón? Envidias de don Gregorio Marañón, que vaya usted a saber el manejo que hacía de su miembro viril.

    En cuanto a la sugerencia sobre los "guionistas" de ópera me parece muy interesante. Veremos qué se puede hacer.

    Un abrazo, también muy grande.

    ResponderEliminar
  42. Leyendo tu entrada me he aacordado de la novela de Anthony Rudel "Creando a Don Giovanni" (Plaza & Janés, 2002) en la que se relata la creación de la ópera y la relación de Mozart con Da Ponte y Casanova. No sé hasta qué punto es fiel a la historia pero a mí me gustó mucho leerla.

    Me gustan estas costumbres tuyas con un punto de mitomanía que comparto en cierta medida.

    Bonita entrada, pero he echado de menos la voz de Leporello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Yo si que soy un patán para la música (bueno, y para otras muchas cosas) pero hay unas palabras que han resonado en mi mente (pam, pam ,pam…) ”por las tabernas de Praga”. Amen.
    Thornton, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  44. No hay que perderse ni un minuto amigos! porque este blog no te deja dormirte en los laureles.A pesar de mi ignorancia en esto de la música , Xapó Thornton, mis felicitaciones.
    Os vuelvo a comentar ( y no para daros envidia) la iniciativa de unos cines de Valencia de poner óperas o conciertos a cómodos precios para deleite del personal.
    Y siguiendo la cita que comentaba nuestro amigo Mariano, he llegado hace un momento de escuchar en concierto desde VIena y la Sinfónica de Viena la 9ª de Beethoven y realmente he subido al cielo pero nos ha hecho disfrutar de las estrellas.
    Hoy os mando "besicos" porque vine ayer de mi pueblo adoptivo turolense.

    ResponderEliminar
  45. Mariano, lo tuyo es más gordo. Te recuerdo que tienes un débito conmigo.

    Querido Sean, ya sabes que para tu dolencia lo mejor es que hagas reposo. Cuidado con las posturicas.

    ResponderEliminar
  46. Una impertinente lumbalgia me tiene encamado y sin apenas mover un músculo. Ese es el motivo por el que no os he visitado últimamente.

    Perdonen las molestias.

    Thornton

    ResponderEliminar
  47. Menos mal, pensaba que te habías encontrado con el convidado de piedra.
    ¿El cuidado de las flores o el levantamiento de nietos han hecho trizas tu lumbago?
    Un abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  48. Querido Thornton: Espero que te mejores con tan celestial música y para que el tiempo pase rápido y regreses pronto te recomiendo una película que dice mucho y habla sobre personas verdaderas. "El canto de la victoria" te encantará.

    ResponderEliminar
  49. Perdón, el título es "El baile de la victoria". Tanto bel canto tenía que traer consecuencias...

    ResponderEliminar
  50. Profe, ánimo , eso no es nada.Sigue con tu música y tus nietecillos.Ellos seguro que te animan.Ah! no pierdas nunca el humor porque ,lumbalgias, ciáticas o, o ,o lo que sea que te inmovilice, son muy impertinentes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  51. Mejórate pronto y no sufras, eso te deseo. Pero no tengas prisa en alzarte del lecho del dolor, que allí recibirás mimos y carantoñas, así que aprovéchate.
    Cachis con las lumbalgia...

    ResponderEliminar
  52. Este año me lo he perdido. Gracias por recordarlo. Es que a cambio estoy releyendo el Quijote y estoy demasiado absorta en esas aventuras para meterme en el mito de don Juan, y eso que el Don Giovanni (de Mozart) y el don Juan (de Strauss) son dos de mis pequeños vicios no tan secretos. Lo que pasa es que de vez en cuando me pongo en tratamiento para no caer en la adicción. Oye, ¿te estás cuidando bien eso de la lumbalgia? Tengo un caso cercano muy curioso, casi curado a base de cavar y mover piedras, y no de riñón precisamente; y eran tres hernias de disco, así que ya ves que todo tiene arreglo.
    Por eso no te tenía entre los primeros blogs a comentar, que ahora ando muy escasa de tiempo y voy entrando a ver a la gente según me aparece en mi blogroll. Ponte bueno pronto, y sigue aquí, anda.

    ResponderEliminar
  53. Jose, no lo he leído pero pronto estará en mi buchaca. ¡Vaya trío!

    La versión para viento del aria de Leporello es una rareza y he querido darla a conocer, pero es cierto, se le echa de menos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  54. Jesús, tú no puedes ser un patán en nada, que lo sepas.

    Cómo te tiran las tabernas, las de Praga y las de la calle las mulas. Seguro que en alguna de ellas me encuentras: "En la iglesia con santos y en las tabernas con borrachos".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Marta, qué gran idea la de esos cines. Te lo pasas en grande viajando por las estrellas con Beethoven y compañía. Que siga la fiesta.

    Gracias por tus palabras de ánimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  56. Serrano, ya sólo pienso en Madrid.

    ResponderEliminar
  57. Carlos, eres un buen sabueso. El motivo de mi lumbalgia ha sido que mis nietos pesan mucho y yo soy muy pesado. No dejo de cogerlos en brazos y eso se termina pagando.

    Ya empiezo a ser persona otra vez y lo primero que haré será ir por tu clase.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Mamen, gracias por tus buenos deseos y por la recoméndació. Ya está encargada y me la echaré al cuerpo en unos días.

    Besos.

    ResponderEliminar
  59. Isabel, aquí sigo, encamado. Quiero salir esta mañana a la calle, ya veremos si doy la talla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  60. Clares, le estoy cogiendo el gusto a esto de estar todo el día encamado. Empiezo a parecerme al mismísimo Rossini que cuentan que componía acostado y que en una ocasión se le cayó al suelo una partitura que estaba escribiendo y con tal de no levantarse, la volvió a escribir.

    En cuanto al tratamiento, lo primero que haré –¡con lo presumido que soy!- es comprarme una faja. Dicen que Plácido Domingo la lleva en escena.

    Recuerdo que el año pasado por estas fechas escribiste en tu blog sobre Don Juan. Como soy un hijo bloguero tuyo, no hago más que tratar de imitarte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  61. ¡¡Amigoooooooo cómo estás!!
    Nos dejaste con Don Juan y te fuiste por el foro...o es el foso..? je,je..
    Se te echa de menos
    Besicos.

    ResponderEliminar
  62. Cabopá, estoy jodidorrrrrrrrrrrrr.
    Lo cierto es que no me puedo quejar, no es mal de morir y si me estoy quieto ni siquiera me duele.
    Gracias por acordarte.

    Besicos, sin apretarme.

    ResponderEliminar
  63. Gandul.
    Gandul ilustrado. Mejor.

    ResponderEliminar
  64. Como sé que no te gusta fallar, espero verte dentro de un par de horas.

    ResponderEliminar
  65. Sí, sí, sí, eso también.

    ResponderEliminar
  66. Serrano, imposible acudir a la cita, sigo encamado. Discúlpame con Carlos.

    ResponderEliminar
  67. Querido Thorton, hoy ha hecho un día esplendido en la Plaza. Esplendido. Los cafés tenían un sabor y color especial…. El Sol iluminaba en su justa medida. Irrepetible, creo. Parecía un día inicial de primavera por como se mostraban en los movimientos y atuendos de las “gentes” que paseaban cerca de nuestra mesa a la sombra de esos naranjos que tu también conoces. Un ambiente de esos que escapan y contradicen las fechas del Calendario. En ese susurro ambiental, Thornton, hemos mantenido una sosegada, interesante e intensa conversación. La cesura trágica de D. Giovanni quedaba hoy ya lejos en este ambiente luminoso. De fondo podría oírse, sí de música necesitara necesitado tan agradable estar, ese dúo celebrante de la tercera parte de La Creación de Haydn.

    ResponderEliminar
  68. Haces bién en no creértelo querido Thornton. La verdad es que te hemos echado mucho de menos todo el tiempo, ....!tú lo sabes!.. e incluso el Serrano ha estado un tanto mustio y.. !sin hablar!... !imagínate!... ha sido dura tu ausencia....

    Parece que la cosa va remitiendo.

    Un abrazo y hasta muy pronto.

    ResponderEliminar
  69. Yeepa, un poco de frivolidad: Yo era de Verdi y de Vodafone de toda la vida, Vodafone me ha decepcionado y me he pasado a Yoigo, pero , a Dios gracias, no henece sitado abandonar a Verdi para pasarme también a Mozart. ¿Como anda la lumbalgia?

    ResponderEliminar
  70. Anónimo9/11/10 2:20

    Cuídese vuesa merced esa lumbalgia, no vaya a pasar a mayores, que por nombre les dicen hernias, sepa usted que esas sí que son jodidas, se lo dice "quien lo probó" que bien "lo sabe"... Y para cuando se me haya mejorado, tenga a bien acoger esta humilde recomendación: si por caso no hubiera usted oído el "Don Giovanni" de René Jacobs, tenga a bien dedicarle unas migajas de su tiempo, ya verá vuesa merced como no se arrepiente...

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  71. Nicolás, yo sí que me he acordado de vosotros, de la tertulia del Belluga. Hasta el último momento pensaba que podría acudir -con tu postal y "Dos hermanos"- pero no fui capaz.

    Lo que me cuesta creer es que el Serrano haya estado parco en palabras, eso no puede ser y además es imposible.

    Un abrazo y hasta el lunes, si Dios quiere.

    ResponderEliminar
  72. Javi, quiero disculparme por no haberte dado las gracias por tu envío. Eres un gran tipo.

    La revista es una gozada, aquí la disfrutamos toda la familia y, en cuanto crezca un palmo, se la daré a leer a mi nietecico para que espabile.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  73. Ángel, ya te echaba de menos. Tendré en cuenta tu recomendación para que esto no vaya a mayores.

    De Jacobs conozco solamente ópera barroca, "Il Ritorno..."; "La Incoronazione..." y "Julio César". He tomado nota y pronto acompañará a estas tres.

    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  74. Ya que estais recomendando, maestro tri-licenciado (siempre, siempre a la altura), recomiéndame una buena versión de Don Giovanni (le puedes pedir ayuda a Mariano). No abuses de la faja y aprovecha la cama para ver Barton Fink. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  75. Carlos, el personaje de Don Giovanni lo han interpretado muchísimos bajos, pero el de referencia, el Don Giovanni por antonomasia, es Cesare Siepi.
    Cualquiera de sus grabaciones con Furtwängler para EMI, o con Krips para DECCA, son las más aplaudidas.Tal vez la de Furtwängler te agrade más por las doñas, Grümmer y Schwarzkopf.

    Ya tengo encargada la película.

    Un abrazo.

    P.S. Vaya con la del bi-licenciado. Qué modales. Le has contestado muy bien.

    ResponderEliminar
  76. Thorton, tu respuesta ha sido más modélica. Por eso este lugar es un alegre y pacífico espacio de cultura donde todos venimos a relajarnos hablando. El pobre Ramon también ha sufrido un varapalo que no merecía y es que hay crispación por muchos lugares.
    La calidad de las grabaciones de Furtwängler ¿que tal? Ya sé que los sabios tirais siempre por este director, pero no sé si los años impiden una buena escucha (no te preocupes que ya me autoflagelo yo). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  77. Carlos, sonido de alta calidad.

    Si sólo piensas tener una versión, ha de ser donde aparezca Siepi. Sin dudarlo.

    Otra magnífica es la de Giulini que indico en la entrada. Pero ésta la dejas como segunda versión.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  78. Tengo la de Barenboim con Ferruccio Furlanetto, pero no me parece nada extraordinaria. Gracias por tus recomendaciones, porque en Don Giovanni andaba algo cojo (y me gusta tanto Mozart).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  79. Bueno, bueno, aterrizo por aquí, que os prometo que ando escasica de tiempo y más "desalmada" que nunca. Y me encanta leeros, tan enfrascados en la ópera.

    Presi, que te lo tomes con calma. Cúrate bien, que mira lo que dice Ángel. No lo sabía, pero ya ves: puede hacérsete una hernia y no es eso, no es eso.
    Que no me entere que no te estás cuidando.

    Carlos, eres mi caballero andante favorito. Lo digo por lo del Far. Ya he cruzado con Ramon algunos correos. Creo que algunas cabezas se han desajustado un poco y me da una pena tremenda, con lo lúcidas que ha sido siempre. Duele, os lo aseguro.

    Presi, que sepas que me llegaste al alma con tu comentario por el cumple-año bloguero. Ay, si no fueran tantos los que allí tengo... Pero: ¿quién hace un montaje con doscientos veintitantos más los que no engrosan filas pero están, como nuestro tusitala? Para perder la cabeza, vamos.

    Iré respondiendo como pueda, poco a poco y de forma algo especial. Ese será mi homenaje, porque no llego a más con los tiempos como los tengo.

    Entre tanto, besicos, que te quiero un rato largo, o mejor: hasta el infinito y algo más.

    ResponderEliminar
  80. Isabel, has montado un aniversario magnífico. Como debe ser.

    Verás que he entrado a tu fiesta como en "Desayuno con diamantes". Cuando un invitado llama al timbre de un apartamento donde hay una juerga y, al abrirle la puerta, desde el rellano, pregunta: "Qué hay de beber".

    No te preocupes por respondernos individualmente, somos cientos y te faltaría tiempo. Un agradecimiento general es más que suficiente.

    Un beso.

    P.S. "Hasta el infinito...", qué detallazo, tan joven y ya lo citamos.

    ResponderEliminar
  81. Carlos, una curiosidad, ¿cómo te llevas con Wagner?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  82. Apenas entré en su blog y no pude dejar de leer. Aquí podría entenderse la rítmica, la sonoridad.
    Tal vez suene un tanto cursi o exagerada.
    No sé nada de música clásica, pero me encantó su blog y me dio ganas de empezar a escucharla así como tengo tantas de ganas de ser pintora, aunque no sepa pintar.
    No sé si tendré buen o mal gusto, eso nadie lo sabe ni lo sabrá, es un misterio.
    Pero humildemente complacida con su blog.

    ResponderEliminar