jueves, 14 de marzo de 2013

LOEWE



Ajeno a modas, etiquetas y corrientes literarias. Piqueras es uno de los poetas más interesantes del panorama poético español
JESÚS BREGANTE


SI A ALGUIEN envidio en esta vida es a los poetas. El otro día me fui de vinos con mi amigo Mariano Feced y con mi amigo el poeta Ángel Paniagua. Le propuse a Ángel cambiarle toda mi destreza deportiva por uno de sus versos. No hubo trato. Le hablé de mi famoso revés tenístico, de mi prodigiosa muñeca para meter el balón dentro de una canasta desde 7 metros, de mi elegante swing golfístico. No hubo trato. El muy puñetero sabe de su don y de la envidia que despierta.

De poetas va esta entrada. Se han reunido en el Instituto Cervantes lo más granado de nuestros poetas: Brines, José María Álvarez, Luis A. de Villena, Cristina Peri Rossi...para entregar el premio Loewe de poesía al poeta valenciano Juan Vicente Piqueras, por su libro Atenas. La Fundación Loewe, mecenas de músicos y poetas, le ha largado 20.000 € a este profesor de literatura. No le vendrán nada mal.




Vergüenza me da reconocer que no había leído ni un solo verso de este poeta. Ha necesitado el trovador hacerse con un prestigioso premio para que yo lea versos tan bellos como estos:



Llevo siempre esta espada de juguete,
porque nunca se sabe,
y una pistola de agua, por si acaso.

Voy siempre preparado
no vaya a ser que, así, en cualquier momento,
siempre el menos pensado,
me asalte la niñez y me desarme,
me pida explicaciones, me someta
a su feroz nostalgia, a sus caprichos,
que no sería la primera vez.




7 comentarios:

  1. El poema es exquisito y delicado. El canto a la niñez y a la paz es tan importante leerlo en poesía que debería quedarse en el centro para su aplicación en las clases de Literatura. Felicidades al autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta el poema! No lo conocía y ya me has picado la curosidad.
    En cuanto a Ángel, sabe lo que se hace, jeje, aunque seguro que también es una gozada ser un deportista de élite.
    Un beso, siempre.

    ResponderEliminar
  3. Es joven: sus versos son preciosos. Pero todavía no sabe que, aunque vaya preparado, se encontrará igualmente inerme...

    ResponderEliminar
  4. Buenas armas son esas para andar por la vida. ya quisiera yo. A mi tambien me dan envidia, pero nada de sana, envidia envidia, de la que te deja el rostro amarillo y los dientes afilados. ahí nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo16/3/13 7:45

      Mucha ternura... con lo que está cayendo! Precioso poema. Me lo guardo para tomar aliento.

      Eliminar
  5. ¡Dios cómo me gustan estos versos!¡Y cómo me llegan!Intentaré hacerme con el libro. Muchas gracias por hacérnoslo llegar y por darlo a conocer. Disculpa que ho haya pasado por tu espacio en los últimos meses, pero te sigo leyendo. Un abrazo Manriquue.

    ResponderEliminar
  6. Tomo nota amigo..."porque nunca se sabe"

    Yo que tampoco soy poeta, sí me gusta leer poesía...
    Besicos

    ResponderEliminar