jueves, 19 de abril de 2012

MIS SECUENCIAS FAVORITAS



Hace ya muchos, muchos años, en el cine Coy, vi la película Escándalo basada en el famoso caso Profumo. John Profumo, ministro de defensa británico, tuvo en los años sesenta una relación sentimental con Christine Keeler, una bailarina de no muy buena reputación, de esas chicas que Baroja llamaba las horizontales.






Tuvo la mala suerte este ministro de defensa de compartir amante con el agregado naval ruso en Londres, con lo que su historia de sexo terminó por ser una historia de espías que liquidó su carrera política. Dimitió el ministro, aguantó el chaparrón de su señora esposa y su relación con Christine sirvió de guión para una buena película.




Desde aquella tarde en el cine Coy no he vuelto a verla pero hay una secuencia que quedó cosida a mi cerebro y ya no la he olvidado: Christine y una compañera de piso se acicalan para salir de copas. Primerísimos planos de las horizontales al ritmo de aquel Apache de los Shadows forman una secuencia que entonces me pareció altamente erótica y vista ahora, con el paso de los años, aún la encuentro más alta. 

 

32 comentarios:

  1. Hola Thorton, hacía tiempo que no me pasaba por aquí, hoy lo he echo con tranquilidad y despacio he leido casi todo lo que tenía pendiente de este maravilloso club, he disfrutado y me ha encantado.
    Siempre es maravilloso acercarse hasta aqui
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que siempre tendrás tu mesa reservada. Eres una de las fundadoras del club.

      Besos.

      Eliminar
  2. No conocía esta película (ni su secuencia), pero es realmente absorbente y muy muy erótica. Que me pone, vamos.
    Excelente elección maestro.
    Un abrazo.
    P.D. Felicidades tardías a toda esa peña del Belluga. Auténticos "bons vivants".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tiene un no sé qué, que viene no sé de dónde y se entra por no sé por dónde y mata no sé con qué.

      Un abrazo, profe.

      Eliminar
  3. La planificación y los primerísimos primeros planos son incitantes y excitantes. Los realizadores, Thornton, como siempre decimos, en los 60 y 70, del siglo pasado, sabían filmar el erotismo. Hoy es todo tan explícito que no se estimula la imaginación. Una lástima.
    Otra de tus estupendas escenas.

    Un fuerte abrazo, Manri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el "Apache" sonando a tambores de guerra...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. No soy muy cinéfilo, ni vi la película, pero la escena es muy sensual, eso es cierto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor, ya lo creo que lo es.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Precioso. Y preciosas. Gracias, jefe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que como escritor que eres habrás reparado en el guiño de don Pío. Llamar a estas señoritas "las horizontales" es una genialidad.

      Eliminar
    2. Pues no lo recordaba, si es que alguna vez lo he leido, pero efectivamente, es genial, de D. Pio. gracias una vez mas. Ahora ya no se las llamaria así, los tiempos han cambiado y las modas tambien.

      Eliminar
    3. Encontré semejante perla en "Las noches del buen retiro".
      Tu apreciación es digna de un superclase...como tú.

      Eliminar
  6. Puesss, me ha puesto...jejeje, un abrazo tigre...seguimos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estás en la edad. Qué envidia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Vaya!
    No conozco la peli, pero tu secuencia es muy elocuente, sensual y muy adelantada para la época, lo digo por lo del cine Coy...¡Qué recuerdos!

    A veces cuando paso por allí y veo ese super me entristece, qué bien nos vendría un cine de esa categoría en pleno centro de la gran arteria murciana...

    Besicos, amigo.

    Ah, enhorabuena por tu éxito literario...Habrá que comprar el libro para que lo firmes, autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo echamos de menos aquellos cines y es que en ellos fuimos muy felices.

      Besicos.

      Eliminar
  8. Me ha encantado el ritmo y la fotografía.
    Y me ha traído al recuerdo un novio que tuvo mi hermana, que siempre nos miraba cuando nos maquillábamos juntas en el espejo del baño. Para otras cosas era muy discreto, invisible, pero en esas circunstancias no podía evitarlo, era superior a él...
    Ya espero la siguiente, Presi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese novio era un listo...aunque yo también habría mirado.

      Besicos.

      Eliminar
  9. No he visto la película pero la secuencia tienes razón que es de antología.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música ayuda, parecen dos apaches con pinturas de guerra.

      Eliminar
  10. Tampoco he visto la película, pero esos minutos son candentes.
    Miraba a las chicas pintarse los labios y recordaba a mi pequeño campeón de fútbol cuando era crío... Nos miraba a mi hermana y a mí pintarnos los labios y nos decía lleno de regocijo: "Ya os habéis puesto los labios". Bah, tonterías mías, de esas que se llevan dentro del corazón y sólo una entiende.
    Besazos, Presi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te cuento las veces que he visto pintarse a mis cinco hermanas.
      Vengo nuevamente del pádel y allí estaba otra vez. Tendré que dedicarle una entrada.

      Un beso.

      Eliminar
  11. Recuerdo el caso y la belleza de la chica.
    La secuencia que cuelgas es muy sensual, sí.
    Besos, Profe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me pareció más guapa la Keeler que la protagonista de la película.

      Besos.

      Eliminar
  12. No, no conocía la peli. Pero cuando empecé a ver las imágenes que colgaste me vino a mi mente inmediatamente otra que se me quedó también grabada en mi memoria; "El graduado". Algún día sé que pondrás una entradilla sobre esa peli¿no? Aunque con un poco de retraso, también te comenté en el anterior post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida tanci -me cuesta escribir tu nombre con minúsculas- hemos coincidido en nuestros gustos, El graduado es mi próxima entrada. Me atrapó la escena del final en la iglesia y luego en el autobús sonando "El ritmo del silencio".

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. A mí la que más se me quedó grabada es la escena en la que la madre de la chica se colocaba sus medias, ante la mirada expectante y atónita de El graduado... además de otras lecturas de miradas.Espero esa entrada.Abrazos de nuevo.

      Eliminar
    3. Qué gran escena Tanci. También esa primera vez que Mrs. Robinson se coloca delante de la puerta de su habitación totalmente desnuda y le adelanta a Benjamin sus planes.
      Atenta a la pantalla.

      Eliminar
  13. El café me ha sentado muy bien, tenía que preguntarte por una planta "mi querido botánico de cabecera" pero se me ha olvidado con las risas...En cuanto a lo del padel, debes hacer una entrada, sin más dilación.

    Besicos tertulianos.
    ¡Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí, que la haré.
      Dime de qué planta hablas. Dame detalles.

      Besicos.

      Eliminar
  14. Había visto Thornton tu peli varios días. Incluso me había demorado en su visión, pero no conseguía el efecto que parece debería producirme, estetica o sensorialmente. Y hoy , esta mañana, me he dado cuenta del porque…! Esa lencería es muy antigua ! …

    Un abrazo, Thornton

    ResponderEliminar