miércoles, 2 de noviembre de 2011

DON JUAN


Tú que tienes la boca más dulce que la miel,
tú que el azúcar llevas en el corazón,
no seas, vida mía, cruel conmigo.


DON GIOVANNI (Canzonetta)



Todos los años por estas fechas acudo al Teatro Romea a disfrutar del Don Juan de Julio Navarro y escucho Don Giovanni y Don Juan. Mozart y Richard Strauss en sesión continua.  Strauss sentía una admiración reverencial hacia Mozart, así que imagino su felicidad al actuar de telonero en la misma velada que el genio de Salzburgo. Su poema sinfónico precediendo a la ópera de las óperas.




Ya saben -porque ya lo escribí- de mi afición a respetar las tradiciones musicales. Por Reyes, el Mesías; en Semana Santa, las Pasiones de Bach; en Viernes Santo, Parsifal; en agosto, la tetralogía; en diciembre, el Oratorio de Navidad... 

 
Este año la versión que ha sonado en mi  Ständetheater de La Alberca ha sido la dirigida por Fritz Busch en 1936. Con un don Giovanni que me ha dejado como a Donna Anna, Donna Elvira y Zerlina, seducido: John Brownlee



El año pasado me reprimí. Hice caso a Mary Kate y no dije el número de versiones que tenía de esta ópera. Sí, sí, dije que tenía muchas pero no dije cuántas. Me dice Mary Kate que soy un fantasma presumido. Lo admito, algo tengo de fantasma y mucho de presumido. Pero si un coleccionista no presume de su colección ¿para qué quiere amontonar objetos? Así que ahí va: tengo, poseo, disfruto, amaso, cuento y recuento, y a veces hasta oigo, 21 versiones de la ópera de las óperas. Dicho queda. 

Seleccionar el poema sinfónico me ha resultado más fácil, solo tengo cuatro versiones, de momento,  y el elegido en esta ocasión ha sido Rudlof Kempe. 

Aquí les dejo una perla para que la disfruten.








.

24 comentarios:

  1. Intento disfrutar de la ópera de las óperas, pero mi internet lleva dos días lentísimo.
    Llevas razón, si no puedes presumir de tu colección, o, mejor dicho, compartirla, ¿para qué coleccionas?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todo coleccionista que se precie, alardea de su colección. Es obligatorio.


    (echo de menos en Tenorio de "estudio 1")

    ResponderEliminar
  3. ¿Veintiuna versiones del Don Giovanni ? ¿21, dices ?... Thornton, perdona que me inmiscuya en una de tus varias áreas profesionales -la de psicólogo en este caso- pero eso no es coleccionismo, eso parece ya “casi” una patología -con perdón-…..!! pero que hermosas son ¿ verdad Manrique?, “esas divinas manías” de coleccionar o celebrar aquello que nos emociona !!....Ojalá persistan durante mucho, mucho tiempo...

    He “repasado” mientras escuchaba por segunda o tercera vez ese “deh, vieni alla finestra” que has elegido para nuestro deleite, las diversas “caratulas” que incluyes en la producción, y la de Haitink me parece genial por significativa. Yo se Thornton porque te conozco, que la has incluido “conscientemente” para dar continuidad e insistir en otro registro sobre el contenido de tu anterior producción, ALTERNANCIA. ¡Eres un genio de la elipsis cinematográfica!.. No se puede ser más elocuente sin producir cansancio, malestar o, en definitiva, ruido.

    Ahí, sí, ahí en esas llamas, antes o después, van a ir para quedarse, esas personas por malas y farsantes…..como Don Giovanni.

    Un abrazo.
    .

    ResponderEliminar
  4. Mercedes, arregla cuanto antes las malditas ondas hertzianas, no te puedes perder la perla que os he dejado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. MªJesús, eso digo yo. A ver si convences a mi crítica de cabecera que deje de insultarme. No me lo merezco.
    Ese Estudio 1 era espléndido. Yo también lo echo de menos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Nicolás, ya le he echado el ojo a la 22. Una vez desvelado mi secreto no tengo más remedio que ir aumentando la cifra cada año.

    Cómo me gusta esa lectura que haces de las imágenes de Haitink, no me hubiera importado que esa fuese mi intención. Ahí es donde merecen estar. Por malos.

    Un abrazo.

    P.S. Parece que ya hay fecha para los gazpachos: miércoles 16. Y para ojear las hojas rojas también, miércoles 23. No te descuides.

    ResponderEliminar
  7. Cuñado Paco, tampoco tenías que confesar que no tienes ningún Don Giovanni. Lo cierto es que me parece un abuso por mi parte. Unos tanto...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Thornton, ya tengo las localidades para escuchar, ver, disfrutar y posiblemente aplaudir, a "Don Giovanni" de Mozart, con dirección musical de Zubin Mehta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Antonio, Mehta-Nicola Ulivieri, seguro que aplaudirás.
    Ya sabes que en la ópera se puede aplaudir cada vez que te lo pida el cuerpo. No te reprimas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. "La ópera de las óperas", sí señor Presi, estuviste inspirado en calificarla y me adhiero con vehemencia, porque es mi favorita, no lo puedo remediar. Entre el recuento de las conquistas de Don Giovanni por Leporello, la contundencia de la burlada Doña Anna, las aventuras como la de la "finestra" que nos regalas... hasta llegar al sublime duo de Don Giovanni y Zerlina ("La ci darem la mano...", de lo mas bello que he escuchado en mi vida)... Ah, puro deleite (sin los recitativos, que agotan).

    Presume, presume de versiones, y dile a Mary Kate que ya te tenemos confianza y no te juzgamos; solo te queremos.
    De las versiones que he visto, me alegra tener una que tu posees, lo que significa que no es mala. La mia es de EMI, con Thomas Allen como Don Giovanni, Carol Vannes como Donna Anna, Richard Van Hallan como Leporello y Elizabeth Gale como Zerlina; dirigida por Bernard Haintink (creo que es la misma que señala Nicolas).

    Gracias por esta belleza.

    P.S.- Disculpad la falta de acentos, pero conforme escribia el comentario, ha decido el mago misterioso de las ondas comerselos todos, ¡para mi verguenza, ay!

    ResponderEliminar
  11. Isabel, Mari Kate dice que no hay que alardear de colecciones porque ella solo ha coleccionado novios y no quiere que se sepa.

    La versión de Haitink es magnífica. No es la que más me gusta y sin embargo es mi preferida. Mi mimada. Fue la primera versión que yo escuché de la ópera completa y le tengo un cariño muy especial.

    El año que viene pondré en el vídeo "La ci darem la mano" y te dedicaré la entrada. Palabra de Presidente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Una perla de tu hermoso collar, el collar de Don Giovanni. Con Profes así, todo es motivador.
    Y encima, nos deleitas con vídeo que, al parecer, no te cuesta nada enjaretarlos.
    Besitos, Don Thornton

    ResponderEliminar
  13. Contigo siempre aprendo, por eso me hice miembro de este Club mi querido amigo...
    Preciosas palabras las de la canzonetta.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo3/11/11 8:51

    Me gusta la ópera casi tanto como el cine y disfruto leyendo entradas como ésta y escuchando a Brownlee en el vídeo.

    ResponderEliminar
  15. Distinguido presi: entre tu cuñado Paco, tu y yo, tenemos ventitres versiones de D. Giovanni. No sé si alguna repetida (las dos que obran en mi poder, de Carlo M. Giulini, una es de Everhard Wächter y Joan Sutherland y la otra de Nicolai Chiaurov y Gundula Janowitz). Ahi se acabó mi afán de coleccionista, sometido a una terapia parecida a la que empleó con los libros pepe Carvalho. Me marcho a la tierra de tu tio a darle vuelta a los mios. Un abrazo y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  16. No he podido contenerme .Cuando he finalizado esta tarde de gozar una vez más con Brownlee, y la italianísima mandolina ha dejado en el aire su última nota, dando paso a las “caratulas” de tus anteriores producciones Thornton, he pinchado inconscientemente la de ALTERNANCIA. Pienso que no ha sido por la Srª de Cospedal, no, sino mas bien por recordar, volver a ver, ese magistral zoom final sobre José María Aznar “travistiéndolo” de Inocencio X , "sicum dixit", Alma (¡”libra” tenía que ser!). … Una de las metáfora más conseguidas de toda tu producción cinematográfica, Thornton. Ante ese rostro del Sr. Aznar, inclemente, perdonavidas y seguro de VOLVER tras el 20-N, yo voy a repetirle con tu permiso Thornton ( y el de “nuestro” cuñado, por supuesto) como un “mantra sánscrito” hasta ese día..….”LOS DADOS TODAVÍA ESTAN RODANDO”…..! no estés tan seguro!.

    Un abrazo Thornton . Me vuelvo a escuchar la “canzonetta” para alegrar el cuerpo.

    P.S.!! “Correcto”!!.....Ya empiezo hoy mismo a disfrutar esos “raticos” que voy a pasar con mis amigos.

    ResponderEliminar
  17. Virgi, sí que es una perla y que lo digas. Ante una serenata así, quién no sucumbiría.

    Besos Donna Virgi.

    ResponderEliminar
  18. Cabopá, lo mío ya no es le enseñanza pero sabes que me encanta compartir mis aficiones.
    Cómo te fijas en las letricas, poeta.

    Besicos

    ResponderEliminar
  19. Cine, Me alegro que te guste y, por lo que veo, también te ha seducido Brownlee.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Mariano, muy buenas versiones que tienes. La de estudio es una de mis favoritas, según los entendidos, una de las mejores de la poblada discografía.
    Pásalo muy bien en ese país vecino y si vas a "La Bodega" di que eres amigo de Pepe Flores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Nicolás, a ti lo que te gusta es escuchar la Internacional rodeado de rojos y de rojas.
    Creo que, efectivamente, con ese zum a Inocencio X he terminado de consagrarme como realizador de culto.
    Son las ventajas de ser psicólogo, con un acercamiento, lento, directo a su mirada he desnudado al personaje. Si me deja el librepensador, en la tertulia puedo explicar todo esto, sin prisas.

    ResponderEliminar
  22. El librepensador por que lo es, os deja hacer. A veces es difícil y aún agónico, os lo aseguro. No todas las opiniones son producto de reflexiones, antes bien son producto.....
    Aunque difícil,creo que con método os llevaré a la opinión fundada y fundamentada.
    No obstante, os veo felices.

    ResponderEliminar
  23. Los entendidos coinciden en que es la mejor versión, junto con la de Furtwängler del Festival de Salzburgo de 1954, la de Mitropoulos del 1956, también en Salzburgo y ambas con Siepi, y la de Giulini de 1960 para EMI con Sutherland.

    Desde luego, el fragmento que nos dejas es una auténtica delicia.

    Con catorce años, mi ópera favorita de Mozart era La Flauta Mágica, pero entonces vi la escena de "Amadeus" en que el comendador atraviesa el muro y se presenta a la cena, todo puesto en relación con el fallecimiento reciente del padre de Mozart: "Don Giovanni, a cenar teco m'invitasti, e son venuto". Supe enseguida que esa iba a ser mi ópera preferida.

    No tengo muchas versiones (3 en CD y otras tantas en DVD). Me gusta mucho la primera que compré en CD de Ferenc Fricsay de 1959 para Deutsche Grammophon con Fischer-Dieskau (sólo audio, sin escenificar, que ya sabemos que el buen hombre no tenía mucha gracia dramatizando). En DVD, sin dudarlo, y atreviéndome a recomendarla entusiasmadamente, la de Furtwängler para Deutsche Grammophon con la Wiener Philharmoniker y otra vez Cesare Siepi.

    Y una anti-recomendación: el de Calixto Bieito que de vez en cuando se empeña en programar el Liceu de Barcelona. Parece ser que alguien no entiende que todo el poder de seducción de Don Giovanni radica en su galantería, en sus buenos modales y en su gusto refinado y exquisito, y eso no es precisamente vestir un chándal de cualquier manera, rascarse las pelotas en público, ercutar, escupir la comida u orinar detrás de un sofá mugriento en medio de una cena. Me pongo malo al recordarlo.

    Buen homenaje. Ya sabes que con estos temas me cuesta ser breve y me olvido del tiempo (incluso del meteorológico).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar