jueves, 22 de septiembre de 2011

PÁLPITOS

                                                                                               A Pepe Fuentes 



Mis pálpitos gozan de gran prestigio entre mis amigos. Difícilmente me equivoco cuando tengo una visión sobre acontecimientos futuros. Así,  supe con antelación que un negro –con perdón- sería presidente de los EE.UU. También anduve fino cuando me barrunté lo de la caída del muro de Berlín. Y para qué decirles que la crisis, la famosa crisis, la vi venir mucho antes de que estallara. 

El último pálpito lo he tenido mientras paseaba por la Glorieta murciana y volvía a leer la pancarta que cuelga del balcón del Ayuntamiento: “AGUA PARA TODOS”.
Por un momento he visto  –con los ojos cerrados-  ese balcón ya sin la pancarta.  La retiraban unos concejales y la hacían desaparecer. El balcón después de tantísimos años volvía a lucir desnudo.

Cuando he contado en la tertulia mi percepción extrasensorial, me han quitado todo mérito. Me dicen  que la retirada de la pancarta después de las elecciones generales está cantada. La retirarán, sencillamente,  por una cuestión de ingeniería política.

El próximo  Presidente de Gobierno, me explican,  será del mismo partido político que  rige el Ayuntamiento murciano  y  por mucho que le recordemos  lo de “AGUA PARA TODOS”, el flamante Presidente tampoco nos la traerá. Donde dije digo, ya sabemos. Seguiremos sin trasvase del Ebro y esa pancarta tan simpática empezará a resultar incómoda a los mismos que la colocaron.

Lástima, añado yo,  que ya no puedan resucitar aquellas hermosísimas jacarandas, casi centenarias,  que talaron  con nocturnidad y mala leche  para que se pudiera leer mejor la dichosa pancarta.

En el suelo de la Glorieta han quedado  -para vergüenza de concejales-  los muñones de esos árboles de flor violeta. Esos árboles vecinos del instituto de mi juventud, el  Alfonso X el Sabio,  que anunciaban el número de suspensos que cosecharíamos según la cantidad de flores que arrojaran desde sus ramas. Hijos de su madre.

Estoy del letrerito hasta los mismísimos. ¿Se me nota?







.

17 comentarios:

  1. ¡Cuánta razón tienen tus pálpitos!
    ...Yo también estoy hasta los....de la dichosa pancarta. Cada vez que hago una fotico siempre intento obviarla y lo he conseguido,a la fachada principal ni una, vaya...Y lo de las jacarandas no tienen perdón, como de tantos y tantos otros árboles que han talado...
    Sabes, mi maestra de escuela, ya hablaba de un Presidente de USA de color (negro) y esto no fue ayer. Igual que decía que China sería una primera potencia. En fin amigo tus pálpitos son mis pálpitos,je,je,je...Buena entrada con estilo propio, como siempre.
    Besicos huertanos.

    ResponderEliminar
  2. Se nota. Y te sobran razones.
    Me pintaste una sonrisa a estas horas. Qué más se puede pedir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estás tan dignamente enfadado como estamos los que vemos a turistas sacar fotos del cartelito, cómo lo esconden "en fiestas" tras el de terciopelo, y cómo lo quitarán cuando no tengan a quien engañar con esa horterada de churubitos.
    ¿Qué ha pasado con el minitrasvase-túnel del Talave? ¡Ah!, que hay que organizar mejor las conducciones posteriores... ¿Y con el desdoblamiento de la vía férrea? ¿Tendremos que esperar otro accidente mortal? ¡Ah!, que viene el AVE por Cuenca... ¡ya!
    Son muchos años ya de aguantar desvíos de atención hacia quienes destruyen árboles centenarios, ¡preciosas jacarandas!, para enseñar sus patochadas.

    ResponderEliminar
  4. ¿Un Nostradamus huertano? Cagüenla, que calladito lo teníais.
    Entiendo esa crispación por tanta manipulación populista porque no tiene nombre lo de esa tala. Brava denuncia la tuya.
    Un abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  5. Lo mismo esa visión es porque habrá agua para todos. ¿Por qué no? No seamos tan pesimistas, que no es bueno en los tiempos que corren.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Comparto tu indignación que forma parte de la que embarga en este tiempo a una buena parte de la ciudadanía. Yo no pude tener el pálpito, porque sabía (no por ciencia infusa) que el proyecto de trasvase del Ebro era y es absolutamente inviable (sobre todo económicamente) y lo sabían y saben los políticos del "Agua para todos". Tú tienes sabios pálpitos; en contra muchos otros murcianos no verán, ni aún teniéndola delante de las narices, la cínica y demagógica maniobra política que los ha mantenido interesadamente en el limbo.

    ResponderEliminar
  7. Yo predigo que seguirás acertando. Seguramente porque eres diez veces más sabio que Alfonso.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. Jacarando se me quedó el cuerpo un día. Desde entonces lo tengo hecho astillas. A buen entendedor…

    ResponderEliminar
  9. Sí, se te nota...y se contagia además, grrr


    Un beso, Maestro

    ResponderEliminar
  10. Firmo con alma: se nota y se contagia.

    ResponderEliminar
  11. El egoísmo y la estupidez de no pocos políticos no tienen límite. Son capaces de cualquier cosa por rebañar un puñado de votos. Pobres Jacarandás.
    Salu2

    ResponderEliminar
  12. Tu amígdala te hace aún más sabio, presi. Me ha recordado un extraño y reciente artículo que trata de la teoría del desdoblamiento del tiempo...
    Investiga y verás...
    ¿La postal nº4 es Murcia? ¡Qué maravilla de árboles!

    ResponderEliminar
  13. Has mejorado al Pition de Delfos. Te acompaño en la nostalgica evocacion de las azules jacarandas de nuestra juventud. Mi venganza particular consistio en plantar una en el "roalico de tierra" que me envuelve, a la que aseguro la vida por lo menos mientras dure la mia. De politicos, ni hablemos, ahora que esta todavia tierno lo de la Tele 1. Abrazos, magister bonus.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, aprecio cierto despego en lo que a la tertulia se refiere. Me gustaria saber si he sido descabalgado, para completar mi mono con amargas lagrimas.

    ResponderEliminar
  15. Me pone muy triste esta nueva entrada (y la foto ni te cuento). Mis años en el Campus de la Merced (como los de tantos, claro) estuvieron presididos por un ejemplar enorme de tan hermoso árbol, aunque para sombrarlo siempre me gustó más la forma original (jacarandá) que la importada de Honduras, México o El Salvador (jacaranda). Y ya que me he levantado hoy puntilloso, decirle a Mª LUISA ARNAIZ (con su perdón, espero, y el de la concurrencia) que el significado de jacarando es "Perteneciente o relativo a la jácara", y por tanto opuesto a aquel con que ella lo utiliza...

    Bienvenido, y un abrazo a todos!

    ResponderEliminar
  16. No conocía esta faceta tuya, la de los "pálpitos", y dice mucho en tu favor, porque es una facultad muy femenina, muy abierta hacia todo lo circundante.
    Por lo demás, estoy de acuerdo contigo. ¡Maldita política! Lo que aún nos queda por ver, mi querido Presi.

    Regresamos ayer noche. Ha sido un viaje deliciosos, de esos de disfrute al máximo. Ya te contaré.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chema Gómez12/4/12 13:07

      No me enteré de la tala de los árboles. Me alegro que me lo hayas recordado. ¡¡Hijo de Satanás!! Menos mal que vengo de vacaciones con las imágenes frescas de las dehesas extremeñas y portuguesas, que si no.... Cuando los murcianos nos unamos para defender nuestros árboles, nuestro patrimonio, nuestra huerta.... No tenemos una ley autonómica del paisaje, sí tenemos ley del suelo. ¿Notáis la diferencia de énfasis y matiz?

      Eliminar