sábado, 11 de septiembre de 2010

CALLAS


María Callas fue la cantante más grande del mundo.
Schomberg

Un 16 de septiembre, en su casa de París, hace ya 33 años, María Callas, tras tomar un baño, pidió a su sirvienta una naranjada, la bebió y se desplomó inconsciente en el piso. Así fue su adiós a la vida.


Ha pasado más de medio siglo desde su debut y seguimos recordando sus actuaciones legendarias en La Scala de Milán. Su talento dramático. Su look a lo Audrey Hepburn, después de perder más de veinte kilos. Su relación con Elsa Maxwell. Su apasionado romance con Onassis. Su empatía con Giuseppe di Stefano y sus desencuentros con Renata Tebaldi.


Los aficionados a las anécdotas recordarán estas dos perlas sobre su rivalidad con Tebaldi. Unos periodistas le preguntaron a la Callas por su rival y su respuesta fue fulminante: «Miren, no digan más tonterías, la señora Tebaldi es gaseosa y yo soy champán francés». En Chicago, Renata Tebaldi interpretaba el papel de Aida y Callas estaba entre el público. Esperó hasta el momento en que Tebaldi iniciaba el “O patria mía” para crear un gran alboroto gritando que había perdido sus perlas. Cuando era mala, era muy mala.



En 1949, en Venecia, María Callas interpretó el papel de Elvira de I Puritani, con esta versión se inició una nueva era en la ópera. El bel canto estaba por entonces desacreditado. En el repertorio internacional sólo figuraban Norma, Lucía, El Barbero de Sevilla y poco más. María Callas con aquella interpretación de la ópera de Bellini reinstauró la soprano drammatica d’agilità. Demostró que la ópera del bel canto era algo más que simples gorjeos y consiguió que los teatros de todo el mundo desempolvaran esas partituras. Fue una auténtica revolución.

También tuvo sus detractores, aún los tiene. No les gustaba su timbre, entre otros “defectos”. Como decía el cómico mexicano: “Qué mala es la falta de ignorancia”.

Hace años presté de forma irreversible una biografía de la Callas escrita por su marido, G.B. Meneghini. Allí me enteré que Meneghini siempre tuvo la duda de si su esposa se había suicidado. Encontró en su libro de rezos una nota, un papel azul con el membrete del Hotel Savoy de Londres y con fecha verano 77 - días antes de su muerte- donde María Callas había escrito: ”In questi fieri momenti, tu sol mi resti. E il cor mi tenti. L’ultima voce del mio destino, ultima croce del mio camin”. Con estas palabras comienza el aria del suicidio de Gioconda en la ópera de Ponchielli.

Los acontecimientos que rodearon su muerte bien pudieran figurar en el libreto de una ópera. No dejaron ver el cuerpo a nadie, ni siquiera a los amigos más íntimos. Había sido una muerte súbita y sin embargo no se le hizo la autopsia. Incineraron su cuerpo a pesar de que ella quería ser enterrada en Sirmione. Sus cenizas se perdieron durante dos días y cuando por fin las iban a trasladar a Sirmione fueron esparcidas por el Mar Egeo, no quedando así ningún rastro de la diva.



Afortunadamente nos quedaron sus óperas. La Lucía de 1955 con Karajan. Su Medea de 1958 en Dallas; la Violeta del mismo año en Lisboa con A.Kraus y sus interpretaciones de Amina, Elvira, Lady Macbeth, Norma, Gioconda, Leonora, Tosca…




No sé ustedes, pero yo le haré mi homenaje particular escuchando una joya discográfica, una grabación considerada como la cumbre de todo el arte operístico en discos: ”Tosca”. 1953. EMI. Orquesta Teatro alla Scala de Milán. Dirigida por Victor de Sabata y con un reparto insuperable: Callas (Tosca), Giuseppe di Stefano (Cavaradossi) y Tito Gobbi (Scarpia).


La diva más grande de la historia de la ópera, “La Divina”, acabó sus días sola. Esa soledad la mató.



Telón.

79 comentarios:

  1. Ante María Callas, lo único que hay que hacer es oír sus interpretaciones y disfrutar, disfrutar y disfrutar; todo lo demás son disquisiciones de "tonto ilustrado". Quien no se emocione con sus interpretaciones, mejor que se dedique a la música heavy metal. Siempre me ha sorprendido el hecho de que quedara tan "colgada" de Onasis, que insiscutiblemente tendría una personalidad "cautivadora", por su seguridad en sí mismo rayana en la arrogancia y seguramente por otros importantes "atributos", pero que en mi opinión era un tipo mediocre, tremendamente ambicioso. Lamentablemente sucede con más frecuencia de la deseable. Tengo un disco en LASER DISC, de su debut en París, con numerosas arias de Bellini y el Segundo Acto de TOSCA, con Tito Gobi como Scarpia. Si alguien tiene interés que lo manifieste y le haré llegar una copia en DVD. Cuando pienso que el día que murió María Callas, yo no había "descubierto" todavía la Ópera.... Me gustan muchas sopranos, Katia Ricciarelli, Mirella Freni, Ileana Cotrubas, Victoria de los Angeles ...y muchas mas, pero María Callas es "La Callas". Thornton, me uno a tu homenaje. Gracias por el recordatorio.

    ResponderEliminar
  2. La divina Callas, Presi. Nada menos que ella. Uf... Me rindo, me rindo. Me gusta a rabiar y la he querido siempre.

    "Cuando era mala, era muy mala" y cuando era buena, era mejor, óptima, superlativa.

    Pensaba que no citarías "Tosca". He respirado al llegar al final de la entrada. Y nada menos que esa magnífica representación. Eres un sibarita total, y yo que me alegro.

    Un abrazo kilométrico que te dure, que, a partir de mañana, he de ausentarme varios días por los asuntos insoslayables que conoces.
    Y un beso también.

    ResponderEliminar
  3. Sé de la Callas lo que sabemos todos, lo que se ha dicho de ella en lo referente a lo personal y desde luego nadie la eclipsa cuando empieza a cantar. Maravillosa.
    Mariano, sí que me gustaría una copia.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Thornton:
    Animado por su invitación a visitar Thornton Club, precisamente con la entrada de la Callas, me atrevo a alegrar la vista con los colorines de fotos y portadas, que resaltan sobre el fondo oscuro del blog, creando un ambiente de eso, de Club señorial, que imagino en una ciudad, no en la playa, y donde la foto de un bebe durmiente no desentona, pues ya me advirtió de su ¿nueva? condición de feliz abuelo.
    Me preguntó si me gustaba la ópera y no le respondí, pues en realidad no lo sé. Para saber si algo te gusta, tienes que probarlo, y no he tenido la oportunidad. En la década de los sesenta, cuando vivía en Barcelona, conseguí con un amigo, entrar en El Liceo, para ver la ópera. Gracias al influyente compañero nos acomodamos entre bambalinas, junto a los bomberos. Era emocionante estar allí, pero tuve que salir corriendo, pues, bien por el calor, la emoción o lo que fuere, el caso es que me daban ganas de toser y tuve que abandonar.
    De la Callas recuerdo sus apariciones junto a Onassis en la prensa y también, en las películas americanas de aquella época solían aparecer frecuentemente escenas de óperas.
    Siento no poder compartir opiniones y conocimientos sobre el tema, pero, ante las tardes otoñales que se avecinan, quizá no sería mala idea por mi parte, comenzar a escuchar -no creo que pueda ya ver- ópera.
    Un saludo,
    Sebastián Damunt

    ResponderEliminar
  5. Isabel, le preguntaron en una ocasión a Sergio de Salas:¿Cuales son sus autores favoritos?.- "En primer lugar VERDI, después VERDI y siempre VERDI", respondió. Yo, casi digo lo mismo. Para mí la Ópera es "La Traviata"; lo tiene todo, de principio a fín.

    Por cierto, en el debut en París canto lo siguiente:

    NORMA
    Sediziose voci
    Casta Diva
    Fine al rito, e il sacro bosco
    Ah¡, bello a me ritorna

    IL TROVATORE
    Vanne...lasciami
    D´amor sull´ali rosee
    Miserere d´un´alma già vicina

    IL BARBIERI DE SEVIGLIA
    Una voce poco fa

    TOSCA
    Acto II, con Tito Gobbi como Scarpia.

    Un abrazo.

    Mamen, estás apuntada.

    Sebastián, me permito sugerirle que si tiene la mínima oportunidad "vea" una ópera (Rigoletto, La Traviata, La Boheme, Tosca, Madama Butterfly, Carmen ...) por supuesto con una puesta en escena "de época". Si no, búsquela. No se arrepentirá. Es difícil acceder al Teatro Real, Liceo, Palau de la Ópera, La Maestranza etc., pero hay compañías del Este (Búlgaras, Eslovacas etc.) mas modestas pero sufucientemente buenas.

    Thornton, estoy como en mi casa y me he tomado la libertad de dirigirme a tus comentaristas. Donde hay confianza... Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Mariano, voy a añadir algun otro nombre de sopranos: Kirsten Flagstad, Birgit Nilsson, Joan Sutherland, Elisabeth Schwarzkopf, Renata Tebaldi, Kiri Te Kanawa...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Isabel, en cuántas cosas coincidimos, Espinosa, la música barroca, Tosca, la Callas...
    Te deseo lo mejor, ya escampará.

    Un beso.

    P.D. Aún no me he repuesto de la lectura de tu último relato. Qué bien escribes, puñetera.

    ResponderEliminar
  8. Mamen, lo esencial es escucharla y verla en escena con su fuerza dramática.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sebastián, qué lástima no haber tenido a mano unas pastillas "Juanola". Ese debut en la ópera lo tienen muy pocos.
    Tienes que darle otra oportunidad. Como muy bien dices se avecinan tardes otoñales, de esas que añochece muy temprano. Tardes propicias para encerrarse en casa y escuchar algúnos discos de arias de óperas, de la Callas, por ejemplo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Mariano, eres un verdiano empedernido. Verdi es muy grande, de acuerdo, pero no debes olvidarte de Mozart, Rossini, Wagner, Puccini...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Tras leeros a todos, empezando por tu entrada y terminando por los comentaristas poco queda por añadir...ahh sí. Es gustazo venir hasta aqui porque siempre se aprende, bueno hablo por mi, siempre aprendo de vosotros.
    ¡¡que nivel maribel!!
    Te mando muchos besis Thorton

    ResponderEliminar
  12. Te me pones operístico y eres un maestro. Adoro la ópera pero adoro algo menos a la divina. El timbre de la Callas, ese timbre no me gusta nada, es estridente. Pero es cierto que dotó de pasión a ciertos roles que hasta el momento eran solamente agilidad vocal y frialdad (Lucía, por ejemplo). Como ha dicho alguno, con la Callas Lucía se ensució de veras las manos de sangre. Pues eso. He visto el segundo acto de Tosca y claro, ahí sí entiendes muchas cosas. Era una estupenda estupenda estupenda actriz, y luego tenía una buena técnica y era grande, eso no lo discutiré jamás. Así que sorprendió, chocó y enamoró. Y además era fea pero tenía clase, elegancia natural. Y además era amiga de Pasolini (¿viste Medea?). Y además salía en las revistas del cuore del momento. Rompió con muchas cosas, fue única por diversos motivos.

    Pero la voz no me acaba de gustar. Es estridente en algunos momentos. En cambio Tebaldi, esa gaseosa, tiene algunas cosas tan bien hechas.... bájate el Ave María de Bach/Gounoud. Impresionante.

    De todas formas, aunque vocalmente hayan otras que me gustan más, nadie puede dudar de las gracias indudables de la Callas, de su significación definitiva en la historia de la ópera. Cuando hace unos años se murió la mujer de Paquirri, que todas las comadres del cotilleo la llamaban la divina, a mí se me llevaban los demonios... Divina era la Callas, no la señora esa de los cotilleos. Punto. Se ganó indudablemente su nombre.

    Gran entrada. Un regalo para quienes nos apasionamos con la ópera.

    ResponderEliminar
  13. A los grandes no les miro la vida privada. Quiero decir, leyendo la vida de Cela nunca hubiera leído sus TRES (PARA MI SOLAMENTE TRES) OBRAS MAESTRAS.
    Y la voz de la Callas eclipsa sus maldades, las hace irrelevantes. Incluso los grandes tienen su lado oscuro. Ese, a mi no me importa, solamente les agradezco lo bueno que me han ofrecido.

    ResponderEliminar
  14. Venga a empujar: con libros, con música, con cine… Vamos a “reventar de felicidad” como decía un viejo forestal, ya fallecido, de La Alberca.
    Un abrazo, Thornton.

    ResponderEliminar
  15. Madison, queda lo más importante: echarte al cuerpo una ópera en su honor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Ramon, qué gustazo leerte, aquí, en tu blog o en Grito de lobos. Gracias por pasar.

    Tengo algún que otro amigo que les ocurre lo mismo que a ti, no termina de agradarles el timbre de la Callas - "la Calás", decían en aquella maravillosa "Fresa y chocolate"- propio de una voz con poca belleza.

    Ella misma decía que para transmitir el efecto dramático debía producir sonidos que no eran bellos.

    Tal vez haya que tener en cuenta que su carrera fue muy breve -a partir del 54 empezó a perder la voz- y sus grabaciones, salvo excepciones no alcanzan el mismo nivel que las más tempranas.

    Citas a Renata Tebaldi y me apresuro a decirte que su voz sí que era bella, muy bella. Decía Toscanini que tenia "la voz de un ángel". Sin embargo para representar a Lady Macbeth eligió a la Callas. Decía que necesitaba una voz más diabólica.

    Bueno Ramon, no te mareo más que vas a aborrecer mi timbre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. MªJesús, tienes razón con lo de Cela.

    En descargo de La Divina diré que al parecer era muy insegura. Walter Leege -el jefazo de la EMI y marido de Elisabeth Swarzkopf- decía que tenía un complejo de inferioridad sobrehumano.

    Teresa Berganza dice que para ella fue una gran compañera y que le ayudó muchísimo. Que no está de acuerdo con la fama de egocéntrica que tenía.

    El caso es que "La Divina" canta divinamente, y lo demás poco importa.

    Besos septembrinos.

    ResponderEliminar
  18. Jesús, me ha parecido leer que estás por el Valle. Si es así, estamos muy cerca. Yo estaré estos días y todos los fines de semana aquí en La Alberca. El Thornton Club está en c/Antonio Montoro,1. Si quieres una cerveza y charleta poco seria serás bien recibido.

    Ando frecuentemente por la senda de las columnas, Relojero, senda amarilla...

    Un abrazo.

    P.D. El guarda que citas, ¿no será Ángel?

    ResponderEliminar
  19. Escuché por primera vez a María Callas, a propósito de Philadelphia, cantar "La Mamma Morta" de la ópera Andrea Chenier. Quedé tan prendado que me he comprado esa colección de la fotografía de tu entrada.

    Felicidades por tu entrada, este blog es...¡distinto!

    Salu2

    ResponderEliminar
  20. Siempre sorprendes amigo...Confieso saber poco de ópera, cuando la escucho sólo sé que me emociona...
    Me sumo al comentario de Parker..."Este blog es distinto"...
    Me gusta venir al Club porque siempre se aprende algo, siempre lo digo y lo digo de verdad...Besicos.

    ResponderEliminar
  21. No soy un entendido en ópera. Pero cuando escucho algo que tiene calidad, lo advierto, y la Callas rebosa calidad y la belleza de su voz es inefable.

    ResponderEliminar
  22. Tienen razón cuando dicen que este blog "es distinto"
    Has entrado con un tema del cual mi ignorancia es casi completa, le pongo empeño, eso sí, pero aquí , en esta ciudad, parece que van encontrando el camino y hay unos cines que pasan proyecciones de óperas.Precisamente para la semana que viene psarán la proycción de "Aida"desde Bregeng Festival. Ya os contaré ya que no tengo esos estupendos DVD de los que informa el amigo Mariano.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Parker, esa "Mamma Morta" es increible. En esos papeles María Callas es insuperable.

    Me alegra la opinión que tienes de este club. Eres muy amable. Siempre lo eres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Cabopá, aquí no se enseña, se comparte.

    Me dijiste que te avisara cuando publicara en "Grito de lobos". Quedas avisada.

    Besicos alberqueños y septembrinos.

    ResponderEliminar
  25. Arobos, ya posees lo más importante, lo esencial, reconocer y emocionarte con una buena voz. Lo demás es fácil, escuchar, escuchar y escuchar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Martica, por aquí tampoco abundan los teatros de ópera. Tendremos que consolarnos con los DVD y los CD.
    Mariano se ha ofrecido a facilitar un DVD y hasta ahora sólo lo ha solicitado Mamen. A qué esperamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. ¡Venga ese homenaje!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Su interesante entrada, estimado Zorton, me sirve de calentamiento para la temporada de ópera 2010 que iniciamos en Oviedo dentro de un par de días.
    Comenzamos con "L´Incoronazione di Poppea", de C. Monteverdi.
    Ya le contaré.
    Salu2

    ResponderEliminar
  29. Jose, espero que en mayor o menor medida, todos escuchemos algo de la Callas el día 16.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Tordon, qué suerte, ópera en Oviedo.
    De Monteverdi tengo "La coronación..." y "El regreso de Ulises", me falta por escuchar "La fábula de Orfeo". Hay unas magníficas grabaciones de René Jacobs, te las recomiendo.

    No te pierdas "Tristan..."

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Realmente, la entrada es una gozada hasta para los más profanos del tema -entre los que me encuentro-, pero además los comentarios la enriquecen que ni el caldo Starlux... ¡Vaya Club, presi!
    Hace un par de años tuve la ocasión de asistir al Liceo a ver NORMA, no me preguntes quién la interpretaba, sólo comentarte que en ciertos momentos se me nublaba la vista de la emoción que me transmitía, toda una experiencia... Y la tortícolis en un día prácticamente ya había desaparecido.

    ResponderEliminar
  32. Escuché "Los pescadores de perlas", "La canción de la mañana", "La suite nº3 de Bach" y "Nimrod".
    He comprado libros de la Editorial Redonda.
    He leído a Blanco y a Fante.
    He visto "Perdición", "La carreta fantasma" "Il sorpasso" y "Lantana".
    Ahora escucharé a María Callas.
    Me lleva usted acelerada pero contenta. Siga con este ritmo por favor.
    Sr. Thornton es usted mi debilidad.
    Besos, besos y más besos.

    ResponderEliminar
  33. Querido maestro es usted un genio rindiendo homenajes y hace que todos nos removamos buscando los materiales adecuados para darle la razón.
    Debo confesar que la Callas no es mi pasión por lo ya apuntado y que su divismo me molesta. Probablemente perdura más el mito, como en tantas ocasiones, aunque su revolución dramática supuso un cambio para el belcantismo (y eso vamos a reconocerserlo).
    De todas maneras voy a escuchar alguna pieza suya para darle la razón al maestro y demostrar que estoy equivocado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Mariano, yo también lo solicito.
    Salud a todos.

    ResponderEliminar
  35. Is@Hz, "Casta Diva" en el Liceo, qué maravilla.
    Cómo no te vas a emocionar. Aunque no la cante María Callas -1954. Tullio Serafin. EMI- se le perdona al Liceo.

    Besicos alberqueños.

    ResponderEliminar
  36. Lola, eres una alumna magnífica. Creo que te llevas la Matrícula de Honor. Si encima me adulas, seguro que la consigues.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Carlos, es cierto, perdura el mito pero también sus grabaciones.

    Hoy le toca a la Callas, por su aniversario, pero no me importaría rendirle homenaje a Elisabeth Schwarzkopf por su Mariscala o su Condesa. A Kirsten Flagstad, por su Isolda. A Victoria de los Ángeles por su Mimi...

    Imagino que estuviste en el Liceo viendo Norma y muy bien acompañado.

    Un abrazo, profe.

    ResponderEliminar
  38. Apuntado. El 16, la Callas.
    Mi ignorancia en lo que respecta a la ópera es larga y sólida. Sé que me estoy perdiendo algo.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  39. Blanco, pues no te lo pierdas, joder.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Como Blanco, también me apunto el 16 y escucharemos, si no una ópera, por los menos algunas arias de la Callas. .
    Seguro que a ella le encantaría cómo nos la traes a nuestra memoria.
    A mí me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Estimado Sean, me pasa con frecuencia. Cuando leo un texto, me suele llamar la atención algo que puede parecer superficial con relación a su fundamento. !Qué grande lo del cómico mejicano!. Me lo guardo que ya lo aprovecharé.

    Mariano, que no se olvide. Me gustan los hombres de acción: se habla de LA CALLAS (no es un grito es respeto que según parece se le debe) pues toma. Lo otro son teorías o como decía mi maestro, DON FRANCISCO, lo demás son filfas.

    ResponderEliminar
  42. Amig@s del blog, acabo de llegar de ver en el cine la proyección de la ópera Aida y verdaderamente vengo encantadísima. No se si en otras ciudades han tenido esta iniciativa, creo que es estupenda. Tengo que decirosque estaba representada con escenarios naturales en desde el lago Constanza, estupendo.
    A los muy amantes de la ópera, quizás no os hubiera gustado el vestuario pero... lo que importa es la música.
    Os podéis apuntar a la que harán el 13 de octubre en directo desde el Liceo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Daniel, eres muy amable.

    Si este recordatorio sirve para que te eches al cuerpo unas cuantas arias de la Callas, habré compensado el favor que me has hecho recientemente: ver "Amanecer".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Serrano, desde que vi "Blow-up" no hay fotografía que caiga en mis manos y no mire los segundos planos. Me pasa también con las películas, estoy más atento a esos detalles que a los primeros planos. Te digo esto por lo del cómico mexicano. ¿Serán los años?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Martica, me alegro que hayas pasado un buen rato. Ahora a por la siguiente.

    Por si te interesara, una grabación de referencia de esta ópera es la dirigida por Jonel Perlea, con Zinka Milanov(Aida) y Jussi Bjoerling(Radamés). RCA. 1955.

    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Después de la grabación que hicieron Carreras, Domingo y Pavarotti del famoso concierto en Las Termas de Caracalla y de cantar en Hyde Park, Central Park y numerosos espacios abiertos, fueron criticados, incluso por compañeros, por "comercializar" la ópera y el "bell canto", cantando con micrófonos etc. etc. Ellos decían que era una forma de abrir la ópera al gran público, pues en los teatros estaba solo al alcance de una minoría y de atraer a la gente joven a ese mundo. Al leer los comentarios de muchos de vosotros, me doy cuenta que estais muy alejados de la Ópera y que os suena "lo de siempre", "La donna e móbile", "Nessun dorma", "Libiamo..." o algunas arias que se han popularizado a través del cine: "La mamma morta", Andrea Chénier, GIORDANO, (Filadelfia); "Un bel di vedremo", Madama Butterfly, PUCCINI, (Atracción Fatal, My Geisha, Los amigos de Peter); "O soave fanciulla", La Boheme, PUCCINI, (Hechizo de Luna). Si además entro en vuestros "perfiles", los gustos musicales que anotais, me suenan a chino, es decir, no tengo la menor idea de por donde va la música actual y soy incapaz de decir ni dos grupos musicales de moda. Conclusión: Mariano, estás hecho un "carcamal", me digo y lo peor es que no tengo mucho interés en llenar esa laguna (¡con la música clásica que me falta por oir!). Diagnóstico: Irrecuperable.
    Espero no parecer pedante ni presuntuoso, pues no lo pretendo en absoluto y además no tengo ni idea de música, técnicamente hablando; simplemente soy un enamorado de la Ópera ( en especial la italiana) y de la música clásica, en especial la época Romántica. Sí desearía trasmitiros el fervor y la emoción que me producen las buenas interpretaciones. Gracias por vuestra paciencia al leerme. Un abrazo musical a todos.

    ResponderEliminar
  47. Aviso para navegantes. El Club Thornton existe. Lo juro. Flanqueada su entrada por dos olorosas tuyas más bonicas que dos leones. ¡Ah! Y por supuesto el guapo de Thornton también existe. Bueno, todo el conjunto en las distancias cortas gana mucho.
    Manrique, todo un placer haberte conocido en persona.
    Un abrazo, nos vemos.

    ResponderEliminar
  48. La Callas hace que al oirla puedas escapar de todo lo que tienes alrededor: de un mal día en el trabajo, de un dolor de muelas, de un día de mal humor...
    Es grande como sólo ella puede serlo.

    ResponderEliminar
  49. Podrías pasar por mi ventana y decir algo de mi "doblete" de ayer...Seguro que aportas algo nuevo...
    Besicos.

    ResponderEliminar
  50. Mariano, en este club hay de todo, como en botica. Junto a los que la música clásica no les dice gran cosa, se sientan en este rabeliano club magníficos melómanos: Ramon Eastriver, Farallón, Jose Lorente, Ángel Paniagua, Nicolás... Que se sepa.

    Un abrazo.

    P.D. De carcamal nada de nada. Recuerda, estamos en lo mejor de lo peor.

    ResponderEliminar
  51. Murió tomando un café amargo ,yo creo que fue envenenada,un saludo desees cabo pAlos

    ResponderEliminar
  52. Jesús, el placer ha sido mío. Qué detallazo has tenido.
    Lástima que haya sido tan breve la visita, no hemos podido sellar nuestro encuentro ni siquiera con diez o doce cervezas. La próxima vez no te escapas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. PMM, veo que en esto también tienes buen gusto.

    Es un placer volverte a ver por aquí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  54. Cabopá, las pitas no me gustan mucho, ya veo que en esto no coincidimos.

    Nunca había oído lo de la única floración y menos lo de su inmediata muerte. De todas formas que sea cierto o no, poco importa.

    Besicos alberqueños.

    P.D. Te recuerdo que estás en deuda.

    ResponderEliminar
  55. Bacus, Creo que es la primera vez que te asomas por aquí. Pasa, siéntate y toma una copa.

    Mi fuente de información es la biografía escrita por su exmarido Meneghini.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Gracias x tu invitación ,me tomare un gin tónica,te espero donde sabes te guardare un calamar de potera,soy del barsa ya sabrás quien soy un saludo desde el faro

    ResponderEliminar
  57. Hoy es el día y viajo con Callas/Violetta al Teatro alla Scala in Milano el 28 de mayo de 1955, junto a di Stefano, Bastiani y Carlo Maria Giulini, cuando la gente tosía menos y aplaudía más.

    Libiamo, ne' lieti calici che la belleza infiora, por ella.

    ResponderEliminar
  58. Bacus/Juan, nos tomaremos esa copa y celebraremos los éxitos de nuestro Barça. Haremos que nos la sirvan Pitu y Carmelo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. Ahora mismo estamos mi hija Blanca y yo homenajeando a la Divina con arias de Verdi, Puccini, Wagner….
    Bacus, un abrazo y ya nos veremos.

    ResponderEliminar
  60. Jose, qué buen paladar tienes. Es tan buena versión como la de Lisboa. La Callas incluso está mejor, pero me quedo con el mejor Alfredo, con Kraus.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. Cabopá, ciertamente las coronas de las pitas florecen cada 10 años y mueren a continuación.

    Ni siquiera exagerabas.

    Besicos alberqueños.

    ResponderEliminar
  62. Farallón, de tal palo...

    Abrazo y beso. Repártelos bien.

    ResponderEliminar
  63. Una de esos seres humanos para las que no sirve la medida humana, ni en lo artíatico ni en lo como le ocurría a Lope de Vega.
    La diferencia es que tengo entendido que esta mujer no fue feliz casi nunca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  64. Yo lo sabía de una fuente cercana...
    Qué conste que he escuchado a la Callas hace un ratico, vengo a decirlo...Soy muy disciplinada cuando los profes mandan tareas...
    Te dejo "un píe de foto"...A ver qué pones
    Besicos

    ResponderEliminar
  65. Rosa, algo desdichada sí que fue, y desde muy joven. Nos quedaremos con su voz y su talento dramático.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  66. Cabopá, tendrás muy buena nota, ya verás. Además, sé de buena tinta que el profe te tiene enchufada.

    Besicos, aún alberqueños.

    ResponderEliminar
  67. Ayer me oí un CD de arias de María Callas, eran de óperas de Puchini. Pienso ir al Corte Inglés a comprarme una ópera suya. ¿Me la puedes recomendar?.

    Besos, besos y más besos.

    ResponderEliminar
  68. Ayer la Callas estuvo por aquí. Bien. De sus cualidades sabéis mucho más vosotros. A mí me cuesta. No ella en concreto. El género me cuesta. No le habrá llegado la hora aún a mi sensibilidad de ponerse mimosa con la ópera. Todo -o tutto- se andará.

    ResponderEliminar
  69. Mariano, quiero lo prometido. Lo quiero ya. En justa reciprocidad te prometo unas coplas clásicas versionadas por o para Poveda.

    ResponderEliminar
  70. Serrano, ten un poquito de paciencia que todo llegará. Siempre cumplo mi palabra. Respecto a la reciprocidad, no es precisa, pero si te empeñas que sea eso y no me hagas andar por vericuetos que no frecuento. Ya sabes...¡Chufla chufla, que como no te apartes tu!

    ResponderEliminar
  71. Lola, "La Bohème". Karajan. Mirella Freni y Pavarotti. DECCA. 1973.

    Besos.

    ResponderEliminar
  72. Blanco, escucha Rigoletto. Rafael Kubelik. Renata Scotto.Carlo Bergonzi y Dieskau.DG.1973.
    Una y otra vez. De principio a fin, no solo las arias. Tu sensibilidad se rendirá.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  73. Cabopá, tienes razón. ¡Con estos calores!

    Gracias.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  74. En fascina la Calas, especialmente cómo cantaba Aida. Hay una escena en la película Philadelphia en la que el personaje principal (Tom Hanks) ya muy perjudicado por su enfermedad, agarrado al pie del suero, entra en éxtasis escuchándola; es genial.
    Llevó una vida muy excesiva, es cierto, como lo era su carácter, pero tal vez por eso cantaba y dramatizaba con tanta fuerza y personalidad.
    Así que 33 años... Quién lo diría.
    Un placer venir a recordar y aprender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  75. Mercedes, es un placer saludarte.
    Esa aria es "La mamma morta" de la ópera Andrea Chenier de Giordano. Qué fuerza dramática, qué voz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  76. Gracias, presi, por la mención, aunque sabes bien que no me considero especialista, un buen aficionado, eso sí... Y como buen aficicionado quiero que saquen YAAAAAAAA la grabación de alguna de las dos funciones de Trovatore que cantó con Biörling en la Lyric Opera de Chicago en el 55... Sí, ya sé que todos los especialistas dicen que no se conserva ninguna grabación de esas funciones, pero también decían eso de la Aida de Londres con Barbirolli y Kurt Baum(y además, soñar es gratis, ja ja ja)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  77. Ángel, ya sabes el gran respeto que tengo por tus opiniones operísticas y por tu forma de escribir. Esta entrada de la Callas tú la habrías bordado.
    Respecto a "La Pasión según San Mateo de Verdi" de la Lyric Opera de Chicago en el 55, te diría lo de "Abandona toda esperanza".

    Un abrazo, muy, muy grande.

    P.D. Saca tiempo para tomarnos un café, te lo debo.

    ResponderEliminar