martes, 18 de marzo de 2014

GLORIA

“…maravilloso gran premio de mi vida”
 

Ya hemos “devuelto” a nuestra hija. Si existen los ángeles, les pido humildemente que la cuiden y que la mimen hasta que yo llegue.

Todos los que conocimos a Gloria guardamos de ella la misma imagen: su sonrisa. Os puedo asegurar que hasta el último momento siguió dibujada en su cara. La muy puñetera no dejó ni un instante de sonreir. Ya os lo dije: en toda mi vida me he topado con una persona, animal ni cosa que pueda compararse a ella. Era, sencillamente, el ser más bueno, generoso y valiente que uno pueda imaginar.

Si veis que en adelante escribo de vez en cuando de mi hija, no penséis que hay detrás un interés morboso, simplemente queremos estar día a día con ella, con su recuerdo, con el recuerdo de todos esos buenos momentos que pasamos juntos.

Pilar y yo saldremos adelante gracias a esos infinitos buenos recuerdos que guardamos de ella. Saldremos adelante gracias a nuestro amor, al de nuestros hijos y nuestros hermanos. Saldremos adelante empujados por la ilusión de nuestros nietos y por el cariño de todos nuestros amigos.

No dejo de repetir estos días una cita de Menandro que el poeta Leopardi eligió para encabezar su poema "Amor y muerte":

"Muere joven aquel que al cielo es grato".





VÍDEO:  GLORIA




.